con el 100% escrutado

Santamaría gana a Casado las primarias del PP y Cospedal se queda fuera

Las históricas primarias del PP ya tienen resultado final. La exvicepresidenta del Gobierno es la gran triunfadora y se medirá con Casado. La ex secretaria general sale de la carrera

Foto: María Dolores de Cospedal en rueda de prensa tras conocer los resultados. (EFE)
María Dolores de Cospedal en rueda de prensa tras conocer los resultados. (EFE)

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado se disputarán el liderazgo del Partido Popular. El comité organizador del congreso dirigido por Luis de Grandes comunicó los resultados definitivos (aunque provisionales hasta que pase el periodo de reclamaciones) al filo de las 11 y media de la noche de este jueves en la calle Génova. La exvicepresidenta del Gobierno ganó las primarias con el 36,95% de los votos, frente al 34,3% que obtuvo Casado. En cifras reales: 21.513 militantes de las filas conservadoras se decantaron por Sáenz de Santamaría y 19.967 apoyos fueron a parar al joven diputado de Ávila. Una diferencia de 1.546 votos. María Dolores de Cospedal se quedó fuera de la segunda vuelta sin opciones para entrar en la lucha final para sustituir a Mariano Rajoy en el cónclave del 21 de julio. La ex secretaria general de los populares, a gran distancia de sus principales rivales, quedó como la gran derrotada de la noche, al obtener el 25,92% del voto y 15.090 papeletas. La participación en el proceso interno fue del 87%. De los 67.158 inscritos, acudieron a las urnas 58.305 afiliados.

Las comunidades que sin duda auparon a la ex número dos del Gobierno de Rajoy hasta la primera plaza fueron Andalucía, Castilla y León y Comunidad Valenciana. En la primera, Santamaría obtuvo una clarísima victoria, con 5.581 votos (la segunda, Cospedal, se quedó en los 2.907) y una ventaja abrumadora en provincias como Sevilla (1.688 votos) o Málaga (1.223 votos). Resultados impactantes, teniendo en cuenta que la que fue número dos del partido contaba con importantes apoyos dentro de esta comunidad de la mano del exministro del Interior Juan Ignacio Zoido. A Sáenz de Santamaría, en cambio, la apoyó desde el primer momento el líder del PP andaluz, Juanma Moreno.

Un escenario similar se vivió en las sedes populares de la región valenciana, aunque el resultado estuvo reñido. Santamaría consiguió 3.658 papeletas y Casado se hizo con 3.159 apoyos. Alicante y Valencia se tiñeron en favor de la candidatura de la exvicepresidenta, y Castellón, en cambio, se decantó por el exportavoz del Gobierno de Rajoy. Castilla y León continuó en esa línea. Santamaría, de Valladolid, y Casado, de Palencia, compitieron hasta el último momento. Pero la balanza se volvió a inclinar a favor de la vallisoletana: 2.859 votos fueron a parar a su candidatura frente a los 2.049 que retuvo Casado. Santamaría también se impuso en las Islas Canarias, País Vasco, Cantabria, La Rioja y Melilla.

Casado, durante la votación en Madrid. (EFE)
Casado, durante la votación en Madrid. (EFE)

La victoria de Sáenz de Santamaría fue una sorpresa porque, en realidad, cualquier resultado lo habría sido. En la calle Génova nadie era capaz de anticipar lo que ocurriría hasta que comenzó el recuento de votos pasadas las ocho y media de la tarde. Lo que quedó claro desde el primer momento fue que el 'efecto Casado' funcionaba. El candidato más joven, que centró su candidatura en la necesaria "renovación" del partido y el "inicio de una nueva etapa", consiguió un importante triunfo en la Comunidad de Madrid. Se hizo con el 54,4% de los votos (en total, 4.487), seguido de Cospedal, con el 22% y 1.811 votos, mientras que en el tercer puesto quedó ya Sáenz de Santamaría (19,6% y 1.613 votos). Un total de 10.020 afiliados se inscribieron en la región, convirtiéndola en la segunda autonomía (tras Andalucía) con más votantes. El triunfo de Casado fue más que contundente en esta comunidad. Parte de la nueva ejecutiva del PP madrileño le apoyó desde el primer momento, como lo hizo también Nuevas Generaciones.

Las otras autonomías en las que logró la victoria Casado fueron Murcia, Cataluña, Extremadura, Aragón, Baleares y Navarra. En la región murciana, el exvicesecretario de Comunicación compitió duramente con Santamaría. La exvicepresidenta contaba con el apoyo del presidente autonómico, Fernando López Miras. En cambio, el palentino integró en su equipo al diputado murciano Teodoro García Egea, uno de los más activos en el proceso interno. El resultado se inclinó por Casado: 1.065 votos frente a los 634 que apostaron por Sáenz de Santamaría.

La gran derrotada de la noche, y esta sí fue otra de las sorpresas, fue María Dolores de Cospedal. Quedó en tercer lugar con 15.090 votos, a bastante distancia de Santamaría y Casado. De la primera, la separaron 6.423 apoyos y más de 11 puntos. Eso sí, ganó en 17 provincias, tres más que el propio Casado. Castilla-La Mancha, la comunidad que ella preside, le dio la alegría de la noche. Ganó con 2.992 votos, casi el doble que el segundo, Casado, que obtuvo 1.123 apoyos. También en Galicia se impuso la ex secretaria general popular, pese a que Alberto Núñez Feijóo no quiso desvelar a qué candidato apoyaba. Eso sí, en la tierra de Rajoy los apoyos estuvieron bastante divididos. Cospedal se hizo con 1.560 votos, mientras que 1.160 fueron a parar a la candidatura de Casado y 1.104, a Santamaría. La ex secretaria general popular venció en tres de las cuatro provincias. Asturias y Ceuta fueron los otros territorios que apostaron por Cospedal.

Soraya de Sáenz de Santamaría vota durante las primarias. (EFE)
Soraya de Sáenz de Santamaría vota durante las primarias. (EFE)

Los datos de la jornada del 5 de julio sirvieron para que la militancia seleccionara a los dos finalistas que competirán por dirigir el PP tras la ‘era Rajoy’. La decisión final la tendrán en sus manos los más de 3.000 compromisarios que votarán en el cónclave de los días 20 y 21 de julio. Los dos vencedores ya movieron ficha en la noche de este mismo jueves. Sáenz de Santamaría apostó por continuar haciendo “una campaña en positivo” e insistió en que “nadie sobra” en el nuevo proyecto de los conservadores. Es más, se dirigió a Casado como segundo ganador y le tendió la mano para ofrecer a los afiliados un proyecto de unidad.

Bien distintas fueron las intenciones de Casado en su intervención. El exvicesecretario de Comunicación no dejó lugar a dudas: dará la batalla hasta el final y pretende integrar a los candidatos que no pasaron a la segunda vuelta. “Con muchos, tengo grandes cosas en común”, lanzó, mirando a Cospedal y García-Margallo. Casado desveló sus cartas o, al menos, las que en este momento tiene, poco después de conocer los resultados de las primarias. En estas dos semanas antes del congreso, los candidatos deberán seguir trabajando por asegurarse el apoyo de los compromisarios. Aunque pudiera parecer que eran los candidatos del aparato (especialmente Cospedal) los que tenían en sus manos muchos de los apoyos, desde la candidatura de Sáenz de Santamaría recuerdan que la exvicepresidenta ha salido vencedora en 30 provincias, lo que le garantiza un amplísimo apoyo en la mayoría de los territorios.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios