AGRUPACIÓN DEL BARRIO DE SALAMANCA

El 'santuario' del PP de Madrid se divide entre Sáenz de Santamaría y Pablo Casado

En el principal bastión del PP madrileño, el distrito Salamanca, votan Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado. Los afiliados en esta agrupación se dividen entre ambos

Foto: Afiliadas del PP de Madrid votan en el distrito de Salamanca, el principal bastión de los populares. (EC)
Afiliadas del PP de Madrid votan en el distrito de Salamanca, el principal bastión de los populares. (EC)

"Yo quiero que gane Pablo. El partido necesita cambio”. Lo dice Ángela, de 80 años, en la agrupación del Partido Popular del barrio de Salamanca, en el número 47 de la calle Goya. La misma sede en la que están afiliados tanto Pablo Casado como Soraya Sáenz de Santamaría y en la que votaron en el mediodía de este histórico jueves para el partido conservador, aunque no se cruzaron. La primera vez en la que los militantes votan para elegir al próximo líder, al sucesor de Mariano Rajoy.

Mercedes está aún en la década de los setenta, pero piensa en sus nietos. Y también quiere a Casado. “Tiene que ganar él” asegura sin quitarse las gafas de sol en el interior del edificio. Lo que está claro en la cuna de los populares madrileños, el distrito en el que el PP sigue consiguiendo mayoría absoluta pese a la irrupción de los nuevos partidos, es que el apoyo mayoritario se encuentra dividido entre la exvicepresidenta del Gobierno y el exvicesecretario de comunicación del partido. “Aquí a Soraya la queremos mucho”, dicen otros militantes en el hall de la agrupación en la que están inscritos 351 afiliados para votar, aunque sigue sin haber datos de participación. Las agrupaciones estarán abiertas hasta las 20:30 horas.

[Siga en directo la jornada electoral del PP]

Las más madrugadoras en este barrio fueron mujeres y en torno a los 75 y 80 años. “Llevo en este partido toda mi vida. Pero toca pensar en los que llegan y el tirón lo tiene Pablo”, dice otra mujer. Entre ellas se toman el pelo: “¡Por aquí no vuelvas!”, le espeta una señora a otra de sus vecinas al enterarse de que apoya a Casado en vez de votar a Sáenz de Santamaría. Se miran, se ríen y después se abrazan. Las dos llevan una pulsera con la bandera nacional en una muñeca. “¡Se lo digo de broma! La conozco desde hace muchos años!”, asegura.

La sede del partido en la calle Goya de Madrid. (EC)
La sede del partido en la calle Goya de Madrid. (EC)

Apoyos a uno y otra. Pero los deberes que le ponen a quien gane son los mismos: “Queremos que piensen en el partido. Y en España. Salga quien salga. Esto tiene que tener futuro y, sobre todo, hay que volver a gobernar el país. Que lo que hay ahora es lo peor”, asegura otra de las militantes más reivindicativas.

Desde las 10 de la mañana la cuarta planta de la calle Goya número 47 se llenó de gente. Y de muchos periodistas. Decenas de medios de comunicación se agolparon en la agrupación más emblemática del PP de Madrid. “¿Casado o Soraya?” se preguntan unos afiliados a otros. Ni rastro de apoyos a María Dolores de Cospedal.

Pasados unos minutos de las doce de la mañana aparecía Casado, acompañado de su mujer. El candidato insistió en que el principal objetivo es “que todo el mundo vote libremente” y que las sedes provinciales y regionales (los aparatos del partido) “hagan un ejercicio de responsabilidad” en línea con las presiones que el exvicesecretario de comunicación ha denunciado a lo largo de su campaña y a este diario en particular.

El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado, vota en la agrupación del barrio de Salamanca en Madrid. (EFE)
El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado, vota en la agrupación del barrio de Salamanca en Madrid. (EFE)

“Nunca pensé que iba a recibir tanto apoyo y que vería este ansia de cambio y renovación”, afirmó tras reconocer que cree que ganará las primarias. “Siempre he dicho que pase lo que pase hoy, el partido saldrá unido. Dije desde el principio que si ganaba yo, no perdía nadie. Y hoy que creo que puedo ganar digo que todos los candidatos van a tener sitio en este proyecto”, insistió. Casado pasará este mediodía junto a su familia y especialmente con su hija Paloma, que hoy cumple seis años. Por la tarde hará el seguimiento electoral de la jornada desde la calle Génova con su equipo de campaña.

Media hora después y evitando cualquier cruce con el otro candidato, aterrizaba en la misma sede Soraya Sáenz de Santamaría, mostrando confianza en que también alcanzará la victoria. “El PP es el partido de la libertad y hoy votamos en libertad, pensando en lo mejor para nuestro partido y lo mejor para España”. La exvicepresidenta del Gobierno y número dos de Rajoy, aseguro que a lo largo del día no ha hablado con el expresidente ni tampoco con los otros candidatos a los que sí les deseo suerte ayer en el pleno del Congreso.

Soraya Sáenz de Santamaría también votó en la sede del distrito de Salamanca. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría también votó en la sede del distrito de Salamanca. (EFE)

“La militancia son los dueños del partido, pero este es un proyecto para todos los españoles”, aseguró apelando a “la responsabilidad que el partido tiene de cara al futuro” y también en línea con la campaña que ha ido haciendo a lo largo de esta semana y media, postulándose como la mejor candidata para devolver al PP a la Moncloa más allá de los afiliados.

Sáenz de Santamaría no dudó en insistir en que lo importante es “salir unidos y reforzados” de este proceso, “que nos ha permitido movilizarnos y darle mucha vida”, aseguró, sin descartar ni confirmar una posible candidatura unitaria en caso de que el resultado sea muy igualado en esta primera vuelta. La ex número dos de Rajoy también aprovechará para “conciliar, aunque sea un poco” y verá a su hijo esta tarde antes de ir a la sede nacional del PP a seguir el fin de la jornada con su núcleo duro.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios