será la protagonista del acto del PP vasco

Santamaría acude a Ermua ante la proximidad de Casado con las víctimas

La aspirante a liderar el PP participa este viernes en Ermua en el homenaje a Miguel Ángel Blanco para reforzar la sintonía con las víctimas del terrorismo en este tramo final de las primarias

Foto: Sáenz de Santamaría y Mari Mar Blanco, en un acto este miércoles en Madrid en memoria de Miguel Ángel Blanco. (EFE)
Sáenz de Santamaría y Mari Mar Blanco, en un acto este miércoles en Madrid en memoria de Miguel Ángel Blanco. (EFE)

El PP volverá a celebrar este viernes en Ermua un acto de homenaje a Miguel Ángel Blanco. Nada fuera de lo común. Lo viene haciendo cada año desde que el joven concejal popular en este municipio vizcaíno fuera secuestrado y asesinado en 1997 por ETA. Pero este año será diferente, porque la atención no solo recaerá en el recuerdo a la memoria del edil y en la puesta en valor de ese ‘espíritu de Ermua’ que se acuñó con la primera gran movilización ciudadana contra la banda terrorista. Los focos estarán puestos en gran medida en las primarias del partido, que acapararán buena parte del interés.

En plena batalla, no exenta de descalificaciones personales, entre Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado por suceder a Mariano Rajoy en el liderazgo del partido, el protagonismo del homenaje recaerá en la que fuera vicepresidenta del Gobierno, que participará en el acto organizado por el PP vasco.

La presencia de Sáenz de Santamaría en este simbólico acto resulta especialmente significativa por el cómo (a invitación de los populares vascos) y el porqué (la relevancia de las víctimas del terrorismo). Por un lado, quien se alzó con el triunfo en la primera vuelta de las primarias del partido ha recibido el respaldo mayoritario del PP vasco —con el presidente, Alfonso Alonso, como su principal valedor—, que busca impulsar a la número dos del Ejecutivo de Rajoy de cara a imponerse en el proceso abierto para liderar al partido.

El PP vasco, que apoya de forma mayoritaria a Santamaría, busca impulsar a la candidata, que será la protagonista del homenaje a Blanco en Ermua

Y, por otro lado, por la influencia que puedan tener en las primarias del PP los mensajes de apoyo y sintonía con las víctimas del terrorismo. Y es una cuestión relevante. El liderazgo del PP se dirime en un momento en que las víctimas del terrorismo asisten muy preocupadas a la sintonía que están evidenciando los gobiernos de Pedro Sánchez e Iñigo Urkullu y que puede culminar en la concesión al País Vasco de históricas demandas nacionalistas, fundamentalmente el acercamiento generalizado de los presos de ETA a cárceles vascas.

En este escenario, Casado se ha esforzado en demostrar a lo largo de las primarias una gran cercanía con las víctimas del terrorismo, con reiterados mensajes que se identifican con sus reivindicaciones: rechazo a cualquier tipo de concesión al entorno ‘abertzale’ una vez consumada la disolución de la banda terrorista, fin de los homenajes a los presos de ETA a su salida de prisión, defensa a ultranza de la unidad de España, investigación de los crímenes de ETA que permanecen sin resolver… Su contundente discurso en favor de la memoria, la dignidad y la justicia, y de no negociación con el nacionalismo excluyente, se ha ganado el favor de significativas víctimas, entre ellas quien fuera presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) Ángeles Pedraza, que no ha dudado en calificarle como “referente moral” en un reciente homenaje a las víctimas del terrorismo en el Bosque de los Recuerdos del madrileño Parque del Retiro.

Casado se ha esforzado en demostrar a lo largo de la campaña una gran cercanía con las víctimas del terrorismo, identificándose con sus reclamaciones

Ahora, Sáenz de Santamaría busca reforzar la sintonía con las víctimas del terrorismo en este tramo final de la campaña interna para intentar contrarrestar la cercanía que ha evidenciado con ellas Casado a lo largo de toda la campaña. Su presencia en Ermua este viernes constituye una gran oportunidad. Y también una prueba de fuego, porque Santamaría tiene en contra al colectivo de víctimas del terrorismo del País Vasco (Covite), que ha sido muy crítico con la gestión que han hecho el PP y el Gobierno de Rajoy del fin del terrorismo. Su presidenta, Consuelo Ordóñez, reprochó al expresidente que "se nos haya hurtado la foto de la derrota final de ETA” y acusó al exministro de Interior Juan Ignacio Zoido de "engañar a las víctimas" al negar que se estaba avanzando en el acercamiento de los presos al País Vasco.

La de Ermua será la primera visita de la exvicepresidenta del Gobierno al País Vasco durante una campaña que Sáenz de Santamaría inició en Málaga con una significativa alusión a cargos del partido asesinados por ETA. En su primer mensaje, evocó a José María Martín Carpena, Alberto Jiménez Becerril, Gregorio Ordóñez, Miguel Ángel Blanco... También aludió a todos esos representantes del PP que "lo han pasado muy mal y han dado su vida para que en España haya libertad". Este mismo miércoles, la candidata a presidir el partido acudió en Madrid al acto organizado por la Fundación Miguel Ángel Blanco en homenaje al edil popular, si bien no realizó declaraciones ni pronunció ningún discurso. Este viernes será distinto.

Casado, que sitúa su trayectoria política en los días del impacto social por el asesinato de Blanco, llevó su ruta de campaña al País Vasco y Navarra en su segunda jornada. Y el viaje incluyó dos paradas en ciudades de gran simbolismo para la lucha contra el terrorismo: la propia localidad vizcaína y Alsasua, donde dos guardias civiles y sus parejas recibieron una brutal paliza por la cual ocho jóvenes han sido condenados a penas de entre dos y 13 años de cárcel. “No me dan pena las familias de los terroristas porque estén lejos, me dan pena las familias de las víctimas que tienen que ir a poner flores en los cementerios”, aseveró el candidato a liderar el PP, quien visitó el cuartel de la Guardia Civil para mostrar su apoyo a este cuerpo ante el acoso que sufre en esta y otras localidades.

Casado, durante su visita al cuartel de la Guardia Civil de Alsasua en plena campaña. (EFE)
Casado, durante su visita al cuartel de la Guardia Civil de Alsasua en plena campaña. (EFE)

Además, el exvicesecretario de Comunicación del PP, que cuenta con el apoyo en el País Vasco del que fuera alcalde de Vitoria Javier Maroto, ha tratado de dar un golpe de efecto esta misma semana al mostrarse en un acto con María San Gil, la que fuera líder del PP vasco durante los años de plomo de ETA, que se mantenía alejada de los focos. San Gil, exponente de la 'línea dura' junto a dirigentes del PP como Jaime Mayor Oreja o Carlos Iturgaiz, todos ellos “referentes” para Casado por su "lucha contra el terrorismo y por las libertades", ha sido especialmente crítica con la política antiterrorista de Rajoy.

Santamaría y Alonso intervendrán en el acto de recuerdo a Blanco que el PP vasco celebrará a las 12:30 ante el monolito levantado en su honor por Agustín Ibarrola, y al que acudirán los principales espadas de los populares vascos, entre ellos los tres presidentes provinciales: Borja Semper (Guipúzcoa), Iñaki Oyarzábal (Álava) y Raquel González (Vizcaya). También tomará la palabra en el homenaje Mari Mar Blanco, la hermana del concejal asesinado y actual presidenta de la AVT, que no se ha significado de forma pública por ningún candidato. Previamente, una hora antes, la delegación popular acudirá a la ofrenda floral organizada por el Ayuntamiento de Ermua en memoria de Blanco en este mismo emplazamiento. Este homenaje estará presidido por el alcalde Juan Carlos Abascal (PSE), que acaba de suceder en el cargo al histórico Carlos Totorika, quien fuera el encargado de comunicar desde el balcón consistorial la noticia del asesinato de Blanco a los miles de ciudadanos que aguardaban la liberación del edil popular con las manos pintadas de blanco, y que hace unos días dejó la política tras 27 años al frente de este municipio.

Mari Mar Blanco, Alfonso Alonso y Santamaría intervendrán en el acto organizado por el PP vasco después del homenaje del Ayuntamiento de Ermua

Santamaría se sumará al recuerdo de quien es la víctima más simbólica del terrorismo de ETA y con el que los populares vascos quieren homenajear “a todas y cada una de las víctimas” de la banda del terrorismo en un momento en que los damnificados por el terrorismo asisten con preocupación a los posibles movimientos que pueda dar el Gobierno de Sánchez. Las víctimas han alertado de que van a estar vigilantes para que no haya cesiones a quienes han dejado de matar y al entorno que los apoyaba. Ya han advertido de que saldrán a la calle si hay beneficios a los presos etarras y ahora, con el apoyo de las asociaciones policiales, han puesto el grito en el cielo ante la posibilidad de que el Ejecutivo del PSOE retire el recurso de inconstitucionalidad contra la ley vasca de abusos policiales, que tiene una decena de preceptos suspendidos de forma temporal por el recurso presentado por el Gobierno de Rajoy ante el Tribunal Constitucional. El Gobierno vasco da por hecho que habrá un acuerdo, el cual, según denuncian las víctimas, es “muy grave”, ya que la finalidad es que “el Estado de derecho no controle su potestad normativa que, en este caso, es decidir quién es víctima de abusos policiales y quién no lo es; constituir un tribunal administrativo fuera de la ley para dar un reconocimiento oficial a supuestas víctimas de abusos policiales”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios