hasta la resolución definitiva de los jueces de Schleswig-holstein

Puigdemont seguirá en Alemania varios meses: el TS esperará para acudir a Europa

El procedimiento de extradición entra en su segunda fase y debe fijarse una vista tras la que habrá fecha para la resolución

Foto: El expresidente catalán Carles Puigdemont (c) junto a la portavoz de JxCat en el Parlament, Elsa Artadi, tras una rueda de prensa en Berlín. (EFE)
El expresidente catalán Carles Puigdemont (c) junto a la portavoz de JxCat en el Parlament, Elsa Artadi, tras una rueda de prensa en Berlín. (EFE)

El tira y afloja entre el Tribunal Supremo y la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein acaba de comenzar. La discrepancia jurídica respecto a la entrega de Carles Puigdemont es solo el prólogo de lo que sucederá en las próximas semanas. Tras la primera resolución de los jueces alemanes Martin Probst, Matthias Hohmann y Matthias Schiemann, el tribunal tramita la reclamación de entrega con el horizonte de una revisión de su criterio ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El juez Pablo Llarena esperará hasta la decisión definitiva para acudir a Luxemburgo.

El procedimiento sobre el 'expresident' se encuentra en este momento en la fase de envío de documentación de las distintas partes. Los magistrados germanos han pedido al juez español más detalles sobre el delito de malversación. Quieren que acredite el daño al erario público estatal que le atribuye en el procesamiento. La resolución alemana apunta de forma muy clara a las dudas sobre este punto. Reclaman información que demuestre si efectivamente el referéndum se pagó con cargo al dinero de Hacienda e incluso acogen en su escrito los argumentos de Puigdemont al respecto, ya que aseguran que sería "imaginable" pensar que "los costes generados ya no vayan a ser saldados, o por lo menos no con cargo a fondos públicos sino por medios privados" y ya no exista daño alguno.

Puigdemont seguirá en Alemania varios meses: el TS esperará para acudir a Europa

Estas señales que amenazan también una entrega al menos por la malversación se combinan con el criterio sobre los hechos de la rebelión y su encaje en la alta traición alemana. La petición del juez español es "inadmisible" de plano, concluye el tribunal, después de comparar lo sucedido durante el 1-O —solo valora en su escrito los incidentes de esa jornada— con unas protestas que tuvieron lugar en el año 84 en Fráncfort contra la ampliación del aeropuerto Startbahn West, alentadas por un activista y en las que hubo un gran número de heridos. El instigador de las manifestaciones resultó absuelto. ​"En Alemania, una gran acumulación de personas y el correspondiente poderío de la masa no es suficiente por sí solo para alcanzar el nivel de violencia", dicen los tres magistrados.

Segunda fase en Alemania

Las defensas calculan al menos un mes y medio y quizás hasta dos para el cierre del procedimiento. Tras la resolución, lanzada para fundamentar las medidas cautelares adoptadas tanto en inicio como tras la libertad previo pago de 75.000 euros, deben remitirse los papeles reclamados, previa traducción al alemán.También las defensas entregarán nueva documentación.

Una vez recibidos los papeles se abrirá el plazo de alegaciones y contraalegaciones, tras el cual los jueces fijarán una fecha para la celebración de la vista y otra para la resolución. Será tras esta cuando el magistrado del TS español tendrá que decidir si acude al TJUE para que sea este el que valore si, en el marco de confianza mutua entre estados miembros de la UE, procede que Alemania entre al fondo del delito a valorar si existen o no pruebas suficientes, con el resultado de limitar una petición cursada mediante euroorden.

Las fuentes jurídicas consultadas apuntan que el tribunal alemán se ha extralimitado en su valoración, tomada en solo 48 horas y que cierra la puerta a que el 'expresident' sea juzgado por rebelión, el delito más grave de los que se le imputan. También reconocen que el Supremo sopesa reclamar una ampliación de la petición de entrega para extenderla a otros delitos como la sedición o la integración en organización criminal.

Respecto a los procesados que se encuentran encarcelados en territorio español, aún no está claro, en este punto de la causa sobre el 'procés', por qué delitos se sentarán finalmente en el banquillo. Deben ser las acusaciones, Fiscalía y VOX quienes establezcan en sus escritos provisionales de acusación tanto el comportamiento ilícito en sí como las penas que reclaman por el mismo. Es posible, por tanto, que el actual procesamiento por rebelión quede rebajado en el futuro.

Por el momento, el juez Llarena ha citado para el próximo lunes 16 de abril al candidato a presidir la Generalitat, Jordi Sànchez, al exvicepresidente Oriol Junqueras y al presidente de Òmniun Cultural, Jordi Cuixart, para comunicarles el procesamiento por el delito de rebelión. En una providencia, el magistrado del alto tribunal también ha citado para los dos días siguientes a otros seis procesados que se encuentran en prisión provisional para la declaración indagatoria, conforme a lo que acordó en el auto de procesamiento del pasado 23 de marzo.

Para ese mismo día y a la misma hora, la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha citado al exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero; a su intendente Teresa Laplana; al exdirector de los Mossos Pere Soler, y al ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig, para comunicarles también sus procesamientos por los delitos de sedición y de organización criminal. Este último no es imputable a Laplana, si bien al mayor de la policía autonómica se le atribuyen dos de sedición.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios