lo evidenció durante su informe

Orden de Fiscalía General también para Trapero: el fiscal no quería pedir fianza

El fiscal Pedro Rubira evidenció durante la última declaración del mayor de los Mossos discrepancias respecto al criterio de su jefe, Julián Sánchez Melgar

Foto: Josep Lluís Trapero, en su última declaración. (EFE)
Josep Lluís Trapero, en su última declaración. (EFE)

"Este Ministerio Fiscal ha recibido la orden de la adopción de una fianza de 50.000 euros". El fiscal Pedro Rubira evidenció, durante la última declaración del mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero en la Audiencia Nacional, discrepancias respecto al criterio del responsable de la Fiscalía General del Estado, Julián Sánchez Melgar. Durante su informe ante la jueza Carmen Lamela, según el audio al que ha tenido acceso El Confidencial, mostró su desacuerdo con las instrucciones recibidas.

Se trataba de la tercera declaración del anterior responsable de los Mossos y comparecía acusado de un nuevo delito de sedición y bajo la amenaza de que se le atribuyera también integración en organización criminal. La instructora de esta causa sobre la participación de la policía autonómica en la estrategia del Govern para alcanzar la independencia volvía a citarle por los nuevos hechos.

En su segundo 'paseíllo' por la Audiencia Nacional, el responsable policial, ahora apartado a un puesto administrativo, se enfrentó a una petición de encarcelamiento incondicional por acusaciones de menor entidad, que solo afectaban al papel del cuerpo durante los desórdenes del 20 y 21 de septiembre frente a la Consellería de Economía. Trapero, ahora procesado, llegó a aquella citación tras la presentación de nuevos informes que apuntalaban su implicación en las irregularidades investigadas. En aquella jornada, el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, se encontraba ausente tras someterse a una operación médica.

"Estamos en un procedimiento en que las órdenes van y vienen", expuso Rubira en su informe durante la vistilla de medidas cautelares que se celebró tras el interrogatorio. Reclamó una caución de 50.000 euros, pero lo hizo a regañadientes y después de exponer que la decisión de la magistrada de dejarle libre con comparecencias y prohibición de abandonar España le parecía suficiente. Lamela, de hecho, mantuvo este criterio también en esa ocasión. Tras su procesamiento, el mayor tendrá que presentarse de nuevo en las dependencias judiciales, en esta ocasión para declaración indagatoria.

"Estamos en un procedimiento en que las órdenes van y vienen", expuso Rubira en su informe durante la vistilla de medidas cautelares

El fiscal no invocó de forma expresa el artículo 25 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, en el que se establece que "el fiscal general del Estado podrá impartir a sus subordinados las órdenes e instrucciones convenientes al servicio y al ejercicio de las funciones, tanto de carácter general como referidas a asuntos específicos". Sí lo hizo, sin embargo, el fiscal del Tribunal Supremo Fidel Cadena cuando se le ordenó que reclamara fianza para que el 'exconseller' de Interior Joaquim Forn pudiera abandonar la cárcel.

Otra reciente orden ha sido la impartida sobre el extrabajador de la banca Hervé Falciani. Sánchez Melgar ordenó que se reclamara su ingreso provisional en prisión mientras se tramita la petición de extradición cursada por Suiza, que le reclama por la filtración de datos bancarios de miles de clientes del HSBC, y que tiene ahora en su territorio a dos investigadas en la causa por el 'procés': Marta Rovira y Anna Gabriel. España ya rechazó entregarle por los mismos hechos en 2013. El juez le dejó libre, pero le impuso férreas medidas que limitan su movilidad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios