"ID MUY TEMPRANO A VOTAR... "

Instrucciones soberanistas para el 1-O: "guardia" en los colegios y "vigilar todo el día"

Los grupos independentistas han intensificado las órdenes vía grupos de WhatsApp y otros sistemas de comunicaciones para intentar evitar que las fuerzas del orden impidan la votación

Foto: Un grupo de manifestantes con la estelada durante la Diada. (Reuters)
Un grupo de manifestantes con la estelada durante la Diada. (Reuters)

Los independentistas catalanes están planificando con todo detalle la logística del 1-O para evitar que las fuerzas de seguridad puedan incautar urnas en los colegios donde al final estén emplazadas. La estrategia —según los mensajes interceptados por las fuerzas de seguridad, a algunos de los cuales ha tenido acceso El Confidencial y que reconstruimos junto a esta información— pasa por concentrar a decenas, o centenares, de personas en los propios colegios e incluso por establecer grupos "de guardia" (sic) en los mismos para hacer frente a las patrullas del orden que puedan acercarse. Esa vigilancia, añaden en los mensajes, debería mantenerse durante todo el día.

Las consignas ya han comenzado a correr entre los independentistas para garantizar el voto y presionar a la policía. “Id muy temprano a votar. Las horas importantes son de ocho a 10. Conviene que la participación sea alta en los primeros muestreos para los que no se sienten interpelados”, dice una de las comunicaciones que se envían los grupos soberanistas.

También advierten de que “los que no sean voluntarios, conviene que se queden de ‘guardia’ en los colegios. Ha de haber gente por si vienen cuatro fachas o la policía. Vigilar todo el día”. Los mensajes vienen a concretar la estrategia que preconizaba la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en su hoja de ruta y que habría de acompañar al ‘procés’ hasta el último momento. En ella, ya aventuraba que, en caso de actuación por parte de las fuerzas de seguridad, se exigiría "asumir el papel protagonista de todas las acciones de movilización hasta la consecución de nuestro objetivo”.

Imagen: C. Castellón
Imagen: C. Castellón

Ello quiere decir que, aparte de los compromisarios voluntarios destinados en los colegios (y que serán de Junts pel Sí, la CUP, la ANC, Òmnium Cultural, la Asociación de Municipios por la Independencia o de otros grupúsculos radicales), los partidarios del sí pretenden tensar a toda la población y que esta sea partícipe de la movilización del 1 de octubre. Se trataría de dar músculo a las organizaciones partidarias del referéndum, que de este modo serían las garantes de la jornada y las organizadoras de esos "grupos de guardia populares" que quieren ubicar en los colegios.

Aviso: no imprimir las papeletas

Alertan también las comunicaciones de que no se deben imprimir las papeletas de voto en casa, tal y como había dejado caer hace unos días el consejero de Presidencia, Jordi Turull. La explicación es sencilla: “Serían nulas”. Los radicales también se dan ánimos en los mensajes y apuntan a que “nada de tener miedo. Serenidad y cabeza fría. Pasadlo”.

En otro de los párrafos, un comunicante comenta que habló con un intendente de los Mossos d’Esquadra y que le sugirió varias recomendaciones para el 1 de octubre. “Los Mossos d’Esquadra, con los cuales he hablado, desean que cuando lleguen [a los colegios electorales] encuentren los lugares electorales tan llenos de gente que no puedan entrar ni hacer nada por evitarlo. Me han dicho que si es así, no utilizarán la fuerza”. Y para reforzar la información añade: “Lo acabo de consultar con un amigo mío intendente de los Mossos y me dice que es totalmente cierto. El consejo es que lo hagamos correr tanto como podamos”. Y finaliza señalando que “por el éxito del referéndum, es muy importante que se haga el máximo de difusión posible de esta información”.

Los tres principios de los Mossos

En realidad, la concentración de un número importante de personas es una de las causas que harían desistir de intervenir urnas en un colegio electoral, tal y como señalaron a este diario fuentes internas de los Mossos d’Esquadra. Y ello porque “se ha de aplicar la racionalidad, el ‘seny’, a cualquier actuación”. Un alto mando del cuerpo de la policía autonómica subraya a El Confidencial: “Si vamos a retirar urnas y hay 1.000 personas, sería peligroso cumplir la orden, porque se podría generar un problema mucho mayor. Si al ambiente se tensa, sería peor el remedio que la enfermedad, por lo que hemos de actuar con equilibrio”.

Esta fuente destaca: “Nosotros aplicaremos los tres principios por los que nos regimos, que son los de la oportunidad, la congruencia y la proporcionalidad. Por tanto, si una patrulla se encuentra una aglomeración de gente que protesta, lo racional sería postergar la incautación de material. Pero, al margen de ello, como policía, estamos obligados a cumplir las leyes y las sentencias de los tribunales, ya sean en el tema político, penal o administrativo”.

Este alto mando afirma que “las leyes son interpretables por los jueces, pero si a nosotros nos dan una orden clara, no nos vamos a negar a cumplirla. En este sentido, los que arman ruido mediático no somos nosotros, sino los dirigentes políticos. Nosotros tenemos claro lo que debemos o no debemos hacer”. Y enfatiza que, ante la subordinación a las órdenes, “quizá los Mossos seamos los que más fácil lo tenemos ante el 1 de octubre”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios