DOS EDILES SOCIALISTAS, EN EL PUNTO DE MIRA

Amenazas independentistas a los alcaldes que no cedan colegios para el referéndum

Los radicales siguen señalando a quienes no faciliten el referéndum ilegal del 1 de octubre. Ayer les tocó a dos alcaldes del PSC

Foto: Fotografía de archivo de Àngel Ros, alcalde de Lleida y expresidente del PSC. (EFE)
Fotografía de archivo de Àngel Ros, alcalde de Lleida y expresidente del PSC. (EFE)

“Cuando seamos una República independiente, no olvidaremos la traición que quieren impedir la democracia como Balmón o Àngel Ros. ¿Reelección?”. El tuit reproducido es reciente, escrito en la mañana de ayer por Albert Donaire, portavoz de Mossos per la Independència (MxI), un grupúsculo de radicales policías autonómicos catalanes que apuestan por la línea dura para separarse de España. El mensaje amenazador de Donaire hace referencia a Antonio Balmón, alcalde de Cornellà de Lobregat y exsecretario de Organización del PSC, y a Àngel Ros, alcalde de Lleida y expresidente del partido. ¿Y cuál ha sido su ‘pecado’? Decir que no cederán espacios parta celebrar el referéndum porque este es ilegal. La noticia gozó de gran predicamento en la televisión pública catalana, que subliminalmente señalaba a los ‘buenos’ y los ‘malos’ catalanes.

El agente autonómico no se corta a la hora de avisarles de que “los ayuntamientos colonos de los socialistas son lo que demuestran: unos cínicos y unos colonos. De fuera vinieren… #BalmónAntidemócrata”. Ese nuevo tuit fue luego respondido en las redes con otra descarga de adrenalina. “Hay una cosa peor que un colono, un ‘botifler’ [traidor] como el Ros de Lleida o el Duran i Lleida de Alcampell”, señalaba un tal Toni Ros.

El posicionamiento del portavoz de MxI queda claro cuando el pasado 9 de junio lanzó por las redes sociales: “¡El 1 de octubre de 2017 votaré sí a la República de Cataluña y Arán!”. Y ese mismo día lanzaba los “resultados de unas elecciones en España con el sistema británico”, con un enlace a un artículo en el que luego se reconocía que no se pueden traspolar los resultados porque no se conoce cómo sería la composición de los distritos uninominales. Pero para el 'mosso' eso no es ningún problema. “Nadie pone en duda la democracia británica ni su sistema. ¿Sabéis que con su sistema aplicado a comarcas, JxS tendría 135 diputados?”. O sea, que el Parlamento catalán sería unipartidista. Un 100% de la plataforma de CDC y ERC. Un delirio tan alucinante como inverosímil.

El acoso desde ayer a los alcaldes socialistas es total. Las redes sociales ardieron desde entonces, con la consigna de insistir en que son ‘botiflers’ en mayúsculas. Una leridana (que tiene como logo el de la ANC) tuiteaba a media tarde: “Estoy indignada con este alcalde tan ‘botifler”. Mark Serra, un controvertido activista hispanofóbico ligado a JxS, admirador confeso de Artur Mas e impulsor de la no menos controvertida Plataforma Pro Viviendas Turísticas, llegó a calificar ayer a Ros como “botifler' del día”. En febrero pasado, el activista se quejaba de ser el blanco de muchas críticas antiindependentistas, juntamente con Pilar Rahola y el cómico Toni Albà. Y otro activista añadía leña al fuego: “Las declaraciones del ‘botifler’ Balmón, dentro de la lógica del franquismo sociológico. Menosprecio al Gobierno. Sumisión casposa de socialistas”.

Ataque a C’s y a la izquierda

La escalada de tensión coincide con un nuevo ataque a la sede de Ciudadanos en Lleida, que amaneció llena de pintadas y con una amenaza clara en una pared: “Quien no respeta nuestros derechos, no merece respeto”. El pasado abril ya hubo otro ataque similar, en el que dejaron constancia del motivo: “C’s, fascistas por negar el derecho a la autodeterminación”. Y en Hospitalet de Llobregat, localidad rayana con Barcelona, en noviembre fue agredido en plena calle el dirigente Miguel García. Días más tarde, la sede del partido amaneció con la fachada llena de excrementos y pintadas amenazadoras. Ya van casi 30 agresiones a las sedes de este partido en menos de una década. “Nuevo ataque del separatismo violento a la sede de Ciudadanos en Lleida. Unos ponen los argumentos y designan las dianas y otros ejecutan las órdenes”, tuiteó Jordi Cañas, haciendo referencia a los carteles que aparecieron en Lleida señalando como traidores al pueblo a los líderes de PSC, Ciudadanos, Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP) y PP.

Pero la tensión llega a todos. Lluís Rabell, líder de CSQEP, desmintió este lunes la asistencia oficial de su formación al acto soberanista de Montjuïc de este domingo, convocado por la ANC, Òmnium Cultural y la Asamblea de Municipios por la Independencia (AMI), a pesar de que TV3, la cadena autonómica, había difundido a bombo y platillo que CSQEP estaba presente. Sí acudió, en cambio, uno de los diputados de esa formación. Pues bien, ante el desmentido de Rabell, el acoso independentista fue de órdago. “¿No te da vergüenza luchar contra lo que todo tu pueblo quiere? No tienes nada de catalán ni de izquierdas, que está muy bien, pero al menos no molestes”.Y otro: “Señor Franco [apellido paterno de Rabell], ya es mayor para ser un muñeco de feria. Hágase un favor, deje de hacer el ridículo, si no le gusta TV3, mire las españolas. Reiremos”. Fueron los menos agresivos.

Amenazas independentistas a los alcaldes que no cedan colegios para el referéndum

Su compañero de filas, Joan Coscubiela, no sale tampoco bien parado, ya que es uno de los blancos preferidos de los independentistas radicales. “¡¡¡Eres un colaboracionista españolista 'botifler'!!!”, le espetaba un usuario hace unos días. Y otro advertía a los dos diputados: “Si sois enemigos del pueblo, lo sabremos cuando llegue el momento, veremos si os ponéis del lado de los que queremos votar o de los que nos quieren reprimir”.

Cataluña, a la cabeza de los delitos de odio

La Memoria de la Fiscalía sobre delitos de odio, por su parte, hizo públicos ayer datos preocupantes. En los hechos esclarecidos por la Fiscalía agrupados por comunidades autónomas, Cataluña se sitúa claramente a la cabeza de este tipo de delitos: 176, frente a los 93 de Andalucía, los 92 de la Comunidad Valenciana, los 88 de Madrid y los 44 de Castilla-La Mancha. El odio por provincias es también significativo: Barcelona suma 132 casos mientras que Tarragona le sigue con 24, Girona con 12 y Lleida, con ocho. Es el listado de la vergüenza.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios