HACIA EL 39º CONGRESO FEDERAL

El PSC regresa a la dirección del grupo en Madrid tras el cierre de su crisis con el PSOE

El lunes se reúnen la gestora del PSOE y la ejecutiva del PSC para aprobar el acuerdo, y el martes Fernández e Iceta sellarán la paz en Madrid. Batet tendrá vía libre para volver a la cúpula parlamentaria

Foto: El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, con la diputada Meritxell Batet, el pasado 13 de febrero. (EFE)
El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, con la diputada Meritxell Batet, el pasado 13 de febrero. (EFE)

Todo al final vuelve a su cauce. El PSOE y el PSC cerrarán su crisis definitivamente la semana próxima y uno de los gestos de normalización llegará inmediatamente después: los socialistas catalanes regresarán a la dirección del grupo en el Congreso, de la que habían sido apartados en noviembre. La vacante que se dejó entonces será cubierta, en principio, por la misma persona: la diputada por Barcelona Meritxell Batet.

Las dos delegaciones de los dos partidos hermanos lograron un acuerdo el pasado 17 de febrero, en su cuarta reunión conjunta en Ferraz. La comisión mixta encargó a los responsables de Organización de PSOE y PSC, Mario Jiménez y Salvador Illa, el cierre de los flecos más técnicos del pacto, en los que han venido trabajando los últimos días. Ayer, los máximos responsables de las ambas organizaciones, Javier Fernández y Miquel Iceta, consensuaron convocar a sus respectivas direcciones para el próximo lunes, 6 de marzo, como adelantó 'El País' y confirmó este periódico. Al día siguiente, el presidente de la gestora y el primer secretario del PSC sellarán el pacto con su firma, y a la vez se reunirá la comisión mixta, y que forman, además de Jiménez e Illa, la eurodiputada Elena Valenciano y el exsenador extremeño Paco Fuentes por parte de Ferraz y la propia Meritxell Batet y el alcalde de Cornellà, Antonio Balmón, por los socialistas catalanes.

La previsión, según ratifican fuentes de Ferraz, es que la cúpula interina del PSOE, además de dar el visto bueno al acuerdo, apruebe el reingreso de Batet a la dirección del Grupo Socialista en la Cámara Baja. Ella fue la cabeza de lista por Barcelona —en sustitución de la exministra Carme Chacón— y a la que el PSC eligió como la jefa de la delegación en el Congreso y, como tal, su representante en la cúpula parlamentaria. Pero Batet, con sus otros seis compañeros diputados, votó no en la investidura de Mariano Rajoy. Se lo había ordenado el consell nacional del PSC, que a su vez había desobedecido el mandato expreso del comité federal del PSOE. Eso fue lo que provocó la fractura entre los dos partidos hermanos, la crisis más grave de convivencia desde la firma del protocolo de relaciones, en 1978.

Resuelta la "asimetría"

Para abordar el conflicto, Fernández e Iceta acordaron delegar la negociación en una comisión mixta, y entretanto sacar a Batet de la dirección, sin cubrir su plaza. La gestora no castigó, sin embargo, a los demás diputados, y no los relevó de las portavocías que ya tenían asignadas, precisamente para evitar que la tensión creciera. Finalmente, solo hicieron falta cuatro reuniones para zanjar la disputa y reconducir las diferencias tanto en lo político como en lo orgánico.

Fernández e Iceta no firmarán un nuevo protocolo que sustituya al de 1978, sino una actualización de aquel: se evita así que tenga que llevarse al comité

Lo que firmarán Fernández e Iceta el martes 7 de marzo no es un nuevo protocolo, sino una actualización del ya existente. Esa fórmula jurídica, más sencilla, posibilita que pueda ser aprobado por las dos direcciones sin tener que pasar por ningún órgano superior —consell nacional del PSC y comité federal del PSOE— ni llevarlo a un congreso. Los vínculos, en definitiva, no cambian. Los militantes catalanes que estén al corriente de pago y tengan sus cuotas domiciliadas por banco podrán votar al secretario general de los socialistas en primarias, aunque antes tendrán que estar inscritos en un censo específico. Ese fue el acuerdo al que llegaron los dos partidos, y con el que Ferraz entiende que se resuelve la "asimetría" existente, puesto que anteriormente no conocía el listado de afiliados del PSC y solo tenía una comunicación del número y de los resultados. La solución fue planteada por la eurodiputada y ex vicesecretaria general Elena Valenciano, y fue aceptada por las dos partes.

Javier Fernández y Miquel Iceta, el pasado 14 de noviembre, en su reunión en Ferraz. (EFE)
Javier Fernández y Miquel Iceta, el pasado 14 de noviembre, en su reunión en Ferraz. (EFE)

Nicaragua, la sede de los socialistas catalanes en Barcelona, cuenta con un censo cercano a los 18.000 militantes, pero en los últimos procesos han venido participando en torno a 9.000, que son los que se espera que se inscriban, o unos cuantos más. El número de los que se registren para participar en las primarias para elegir al jefe del PSOE será importante, pues servirá para hallar el peso del PSC en el 39º Congreso y en los órganos de dirección (la ejecutiva y el comité federal). Lo previsible es que, al decrecer el censo real, mengüe un poco la representación catalana, que hasta ahora era la segunda, después de Andalucía. Así lo dan por hecho fuentes próximas a Iceta, que insisten no obstante en que el peso de su partido será "el que le corresponde".

No obstante, como advierten en el PSC, el documento final, el que validarán las ejecutivas en Madrid y Barcelona el lunes, aún está acabándose de pulir. A partir de entonces, se abrirá el plazo de aproximadamente un mes para que queden anotados los militantes del PSC, a fin de que el próximo comité federal, el del 1 o el 8 de abril, proceda a convocar formalmente el 39º Congreso. En ese momento, se cerrará el censo definitivo del cónclave.

Batet, sobre todo fiel a las siglas

Cuando pase ya el congreso del PSOE y haya un nuevo secretario general y una nueva ejecutiva federal, la actual comisión mixta se transformará en un comité permanente de coordinación política, con cuatro miembros de cada partido, que se encargará del seguimiento de los acuerdos. Un formato que, de hecho, ya existía en 2013 pero que apenas se había reunido y no pudo parar el choque del pasado otoño a cuenta de la investidura.

Batet fue una mujer de la confianza de Sánchez, pero ha seguido colaborando con la gestora. Su despacho no ha cambiado en estas semanas

El inminente reingreso de Batet —que se hará efectivo en los próximos días—, confirmado desde Ferraz y desde la cúpula del grupo, no será más que una mera formalización. Como recuerdan en la cúpula parlamentaria, ella nunca llegó a abandonar su despacho en la Cámara Baja, al lado de la dirección, y siempre ejerció de enlace con el PSC. Su relación con el portavoz socialista, Antonio Hernando, y con el resto de sus compañeros, es impecable.

La diputada es, en realidad, una leal servidora de las siglas. En 2014 se alineó con Eduardo Madina, pero se integró en la ejecutiva de Pedro Sánchez como secretaria de Estudios y Programas y llegó a ser una de sus mujeres de confianza durante todo su mandato. Él la eligió como número dos por Madrid en las generales de 2015, la incorporó al comité de negociación de la investidura y la situó como cabeza de cartel por Barcelona en cuanto Chacón anunció su marcha. Apoyó a Sánchez hasta su caída, pero acató la disciplina de la gestora, no ha protagonizado ninguna declaración estridente ni salida de tono, ni protestó por su apartamiento de la dirección parlamentaria. La discreción, la profundidad intelectual —que plasmó en los programas de las dos generales, que ella coordinó—, el trabajo eficiente y la cultura de partido son marca de la casa, cualidades que estiman tanto en el PSOE como en el PSC. El equipo de Iceta no quiere ni confirmar por ahora su vuelta al puente de mando del grupo, porque entiende que es una decisión que descansa sobre la gestora.

La comisión mixta PSOE-PSC en su primera reunión, el pasado 2 de diciembre en Ferraz: Elena Valenciano, Mario Jiménez, Paco Fuentes, Antonio Balmón, Salvador Illa y Meritxell Batet. (EFE)
La comisión mixta PSOE-PSC en su primera reunión, el pasado 2 de diciembre en Ferraz: Elena Valenciano, Mario Jiménez, Paco Fuentes, Antonio Balmón, Salvador Illa y Meritxell Batet. (EFE)


Batet no se ha inclinado por ahora hacia ningún candidato, en línea con la "neutralidad" auspiciada por Iceta, aunque ya hay varios miembros de su dirección que han tomado partido. La número dos, la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, ha elogiado la "racionalidad" y "solvencia" de Patxi López; mientras que Núria Parlon, Carles Ruiz —regidores de Santa Coloma de Gramenet y Viladecans, en Barcelona— y Carles Martí apuestan por Pedro Sánchez. La campaña en Cataluña de Susana Díaz será conducida por el secretario de Organización del Baix Llobregat, Joaquim Fernández.

Elemento más de campaña

Iceta ya ha adelantado que recibirá a todos los candidatos y los tratará por igual —"Les voy a aplaudir, besar y ayudar en lo que necesiten a todos", dijo la semana pasada en un desayuno informativo en Madrid—. El primero en pasar por Cataluña será Patxi López, este mismo miércoles, 1 de marzo, a las 19 horas, en la sede del PSC en la barcelonesa calle de Nicaragua.

López y Sánchez han lanzado guiños sucesivos al PSC. El exlendakari sí ha reconocido que no le gusta el "voto rogado" pero acepta el acuerdo porque "seguro que en lugar de romper lo que hace es revisar las relaciones pero también reforzarlas". El ex secretario general ha reiterado en sus mítines que, si él es nuevamente elegido, será esta la última vez en que los militantes catalanes deban inscribirse para participar en las primarias, porque él devolverá las cosas a la situación anterior.

Una iniciativa para promover la igualdad de trato y que la Fiscalía actúe contra HazteOír.org

Los socialistas registraron este martes en el Congreso una proposición de ley para la igualdad de trato y la no discriminación [aquí en PDF], que establece, entre otras medidas, la creación de una autoridad independiente y unipersonal, que cuente con recursos públicos y que podrá investigar de oficio o por cuenta propia las posibles situaciones de discriminación. 

Para la portavoz de Igualdad del PSOE en la Cámara baja, la diputada madrileña Ángeles Álvarez, que presentó iniciativa con el secretario general del grupo, el malagueño Miguel Ángel Heredia, y la extremeña Marisol Pérez, portavoz adjunta, se trata de “una ley de garantías”. Es decir, que no pretende reconocer nuevos derechos, sino “garantizar los que ya existen”. “Estamos hablando de una ley de derechos antidiscriminatorios; no es para colectivos específicos, sino para las mayorías porque cualquiera somos susceptibles de sufrir discriminación”. En este sentido, la ley pretende actuar en dos ámbitos: la prevención y la eliminación de toda forma de discriminación. Y también en la reparación del daño a las víctimas. 

Álvarez, además, pidió este martes la intervención de la Fiscalía para que impida que siga circulando por el país el autobús de la asociación ultracatólica HazteOír.org, que comenzó su recorrido en Madrid y que muestra mensajes contra "las leyes de adoctrinamiento sexual" con lemas como 'Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen' o 'Si naces hombre, eres hombre' y 'Si eres mujer, seguirás siéndolo'.

Para el PSOE, estos son eslóganes que "atentan contra los menores transexuales. La diputada sostuvo que el Ministerio Público puede intervenir "de inmediato", agarrándose al artículo 510 del Código Penal, que hace referencia a aquellos que provocan la discriminación, el odio o la violencia contra grupos o asociaciones por distintas circunstancias, entre las que que se cuenta la identidad sexual.

"No se puede ahogar la pulsión identitaria de una persona porque esto atenta contra sus derechos. Con su autobús, HazteOír.org está dirigiendo mensajes contra un colectivo motivado por sus prejuicios en materia de identidad sexual y pretende alentar odio y discriminación hacia ese colectivo", dijo Álvarez. Es "una campaña de odio, basada en la intolerancia" y "una provocación a la discriminación", añadió. La parlamentaria también instó a los ayuntamientos a aplicar las ordenanzas en materia de publicidad exterior, que impiden los anuncios sexistas o discriminatorios, y ser activos para frenar esta campaña, informa Efe.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios