Es noticia
Menú
Susana Díaz despliega poder en Madrid y se marca una agenda (multi)cultural
  1. España
NUEVA ETAPA EN LA CASA SOCIALISTA

Susana Díaz despliega poder en Madrid y se marca una agenda (multi)cultural

La presidenta combina un acto de partido, con el colectivo de afrosocialistas, y otro institucional con Ximo Puig, por la digitalización del legado de Miguel Hernández, en apenas unas horas en la capital

Foto: Susana Díaz y la fundadora de la organización Save a Girl, Save a Generation, Asha Ismail Omar Isteeliye, en la Fundación Progreso y Cultura, este 2 de diciembre. (EFE)
Susana Díaz y la fundadora de la organización Save a Girl, Save a Generation, Asha Ismail Omar Isteeliye, en la Fundación Progreso y Cultura, este 2 de diciembre. (EFE)

Susana Díaz sabe que tiene que pulir su perfil, darle una paleta de colores nacional. Lo sabe porque su próximo reto será anunciar su candidatura a las primarias del PSOE (a estas alturas nadie duda de que dará el paso) y porque los dirigentes que la escuchan y le hablan al oído le recomiendan que se trabaje esa faceta para desprenderse de la imagen de una lideresa regional. La presidenta andaluza también sabe que, si gana el trono de Ferraz, tendrá que combinar la agenda institucional con la de partido, repartirse entre Andalucía, Madrid y el resto de España, y cree que es compatible y que no puede soltar ahora la plataforma de la Junta, que le proporciona una visibilidad extra.

Un ensayo de todo eso se vio este viernes. Por la mañana estuvo en Jabugo (Huelva) en un acto como jefa del Ejecutivo andaluz. Después viajó a la capital con su equipo para liderar un encuentro netamente de partido, con un colectivo de afrosocialistas del PSOE totalmente entregado y en el que además de disertar sobre explotación, inmigración o refugiados lució gestión de Gobierno. Y justo después se cogió su coche oficial para volar al centro, al Círculo de Bellas Artes, a la presentación de la digitalización del legado del poeta Miguel Hernández, una cita que coprotagonizó con uno de sus barones más queridos (y más antisanchistas), el presidente valenciano Ximo Puig. La jornada acabó cerca de las 23 horas. Con fotos, besos y abrazos a tutiplén. Que votos (de la parroquia socialista y de los que puedan venir de los ciudadanos) los hay en todos lados. Lo decía uno de los dirigentes que habían acompañado a Díaz en su periplo madrileño pre-puente: "La jefa nos ha dado una buena paliza hoy". Corolario, por cierto, de una semana en la que había viajado a Bruselas para entrevistarse con el presidente de la Eurocámara y con miembros de la Comisión y reunirse con el grupo socialdemócrata europeo.

La presidenta reivindica la "oposición útil" frente a la política "espectáculo" que busca Iglesias y saca pecho de la subida del salario mínimo y del déficit del 0,6%

Díaz llegó a la Fundación Progreso y Cultura, en la sala Maldonado de Madrid, cerca de Avenida de América, sobre las siete de la tarde. Atendió a los medios y les dejó su zasca a Podemos. Reivindicó la "oposición útil" del PSOE que ha conseguido que se suba un 8% el salario mínimo a los trabajadores que menos ganan frente a las "imágenes llamativas" que busca Pablo Iglesias, que este viernes participó de una concentración frente a la sede del PP convocada por los trabajadores de Coca-Cola y donde calificó de "migajas" los compromisos arrancados por los socialistas al Gobierno. "A algunos les va más la política espectáculo, pero a mí me va mucho mejor que la gente viva mejor y a mis compañeros también", presumió Díaz, quien recordó también que el hecho de que el objetivo de déficit para 2017 sea del 0,6% para las comunidades y no del 0,5%, como quería el Ejecutivo, supondrá para Andalucía unos 150 millones extra que la Junta destinará a educación, sanidad y dependencia.

Susana Díaz: “Gracias al PSOE se acaban las políticas dañinas del PP”

"Seguimos estando esclavizados"

Cuando acabó sus declaraciones, se encaminó al salón. 300 personas convocadas por el grupo federal de afrosocialistas, que coordina la colombiana Consuelo Cruz. Ella ya la invitó a la entrega de los premios del colectivo, a la gala del pasado 23 de septiembre. Díaz no pudo acudir: era casi la víspera de las elecciones vascas y gallegas, en plena tensión interna con Pedro Sánchez. Pero la presidenta de la Junta le prometió que asistiría al siguiente acto del grupo. Y ese era este viernes, con motivo del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, justo cuando se cumplen 11 años desde la fundación de Afrosocialistas por el fallecido Pedro Zerolo. La ocasión perfecta para intentar realzar su perfil social.


La baronesa escuchaba atentamente a quienes la precedieron: Mayda Daoud, secretaria de Diversidad e Interculturalidad de Juventudes y diputada en Ceuta; María Tejada, integrante del área de Campañas y Comunicación de la ONG Accem, y Asha Ismail Omar Isteeliye, fundadora de la organización Save a Girl, Save a Generation. Cada una desarrolló brevemente tres focos candentes: el drama de los refugiados (Daoud), la trata de seres humanos y las mafias (Tejada: "Hay que hacer más leyes y quitar más muros"), la vibrante denuncia de la mutilación genital femenina (Asha Ismail). Las tres pretendían demostrar que aún existe esclavitud en pleno siglo XXI. "Me siento orgullosamente negra. Estamos volviendo a sentir miedo. Seguimos estando esclavizados", resumía Cruz.

Presume de gestión de Gobierno y de pedigrí socialista, alerta del auge de la xenofobia y el racismo y pide una "política seria y real" de asilo en Europa

Díaz aprovechó para hilar un discurso (sin papeles) en el que aprovechó para presumir de gestión de Gobierno y para exhibir pedigrí socialista. Recordó que la Junta está destinando recursos públicos para luchar contra la explotación sexual y la trata de mujeres, una agresión machista que tiene en Andalucía "el mismo reconocimiento que las víctimas de la violencia de género" y que necesitan una ley estatal e integral. La presidenta expresó su preocupación por el auge de la "xenofobia" y el "racismo" que recorre Europa, que pretende "culpar al otro de la mala situación" , y pidió una "política seria y real" de asilo en el Viejo Continente para acoger a los refugiados. Sus palabras encajaban con las que pronunció el miércoles, cuando pidió en Bruselas un Partido Socialista Europeo más fuerte para hacer frente al fantasma del nacionalismo "en sus diferentes acepciones". También recordó que la mayoría de las víctimas del terrorismo islamista no son occidentales: "De cada mil asesinados, 960 son musulmanes".

"Es el momento de que los socialistas seamos leales y fieles a lo que representamos. Representamos la libertad, la igualdad y la solidaridad. No hay libertad si hay personas explotadas, si hay gente que no es libre", proclamó, en el pasaje más de partido de su intervención. "Es posible hacer muchas más coss, pero hay que tener voluntad y valores, y los socialistas tenemos ambas cosas, para que la sociedad sea inclusiva, justa y equitativa". En el arranque, Díaz había citado al fundador del PSOE, Pablo Iglesias, que decía que "socialismo es libertad" y que "para ser iguales, primero hay que ser libres".

Foto: La presidenta andaluza, Susana Díaz, el pasado 22 de noviembre en un desayuno informativo en Sevilla. (EFE)

El acto concluyó pasadas las 20.30 horas, y Díaz tenía que desplazarse hasta el centro de Madrid para compartir escenario con Ximo Puig. Pero prefirió aguantar y añadir más fotos con militantes a su colección. No solo había en la sala Maldonado activistas afrosocialistas. También dirigentes del PSOE-M ligados al ex secretario general Tomás Gómez: su ex número dos, Maru Menéndez; el exportavoz en el Ayuntamiento de la capital Antonio Miguel Carmona, el alcalaíno Eusebio González, la exconcejala Noelia Martínez Espinosa o la exintegrante de la ejecutiva de Sánchez Eva Matarín. Y la arroparon los miembros de la gestora María Jesús Serrano y Soraya Vega y la actual portavoz en la capital, Puri Causapié.

Ximo Puig afirma que "acordar y pactar" no es "traicionar" un proyecto político

El tesoro del legado

El encuentro en el Círculo de Bellas Artes comenzó, claro, más allá de las nueve de la noche. Arrancó Paco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén e impulsor de la iniciativa de digitalización del legado de Miguel Hernández. 5.800 documentos y 26.000 imágenes disponibles, incluyendo manuscritos, fotografías, folletos, partituras, prensa y grabaciones sonoras. Legado adquirido a la familia en 2012 por la institución provincial. Tras Reyes, Ximo Puig, presidente de la comunidad de origen de uno de los poetas españoles más importantes del siglo XX. El líder del PSPV elogió el proceso de digitalización por lo que supone de apertura de una "gran ventana" de la obra del escritor al mundo. Y Díaz, por su parte, resaltó el "compromiso" de las administraciones públicas para "acercar la cultura a la ciudadanía", a pesar de estar en un "momento difícil y complicado". Y, parafraseando a Hernández, dejó una frase que podía leerse en clave interna: "Una gota de valentía vale más que un océano cobarde". Cerraba el acto el poeta granadino Luis García Montero, que recitó algunos de los poemas del genial autor alicantino.


En el público, algunas de las caras que se habían acercado hasta la Maldonado, como Menéndez, Matarín o Serrano. Y otras nuevas, como el portavoz de la gestora, el andaluz Mario Jiménez; el portavoz socialista en la Asamblea, Ángel Gabilondo, o la expresidenta del PSOE y vicepresidenta segunda del Congreso, Micaela Navarro. Un aplauso recibió a Díaz a la entrada, y un nuevo reparto de besos y abrazos la despidió, antes de marcharse con Puig del céntrico Círculo de Bellas Artes. No había dado grandes titulares. Pero otra vez valían más las fotos y los gestos a una mujer que aspira a suceder a Sánchez en el trono de hierro de Ferraz.

Segunda reaparición de Sánchez: Asturias, el próximo 10 de diciembre

Estaba cantado que la segunda parada de la gira de Pedro Sánchez por las agrupaciones socialistas sería en Asturias, una federación dirigida por el presidente del Principado y jefe de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y donde ha ganado cierto peso una de sus dirigentes de confianza, la diputada nacional Adriana Lastra

Y así será. Tras el multitudinario acto en Xirivella (Valencia) de hace una semana, el ex secretario general se desplazará a la localidad asturiana de San Martín del Rey Aurelio, en el núcleo urbano de El Entrego, el próximo sábado, 10 de diciembre, según confirmaron a este periódico fuentes de su entorno.

El municipio, de unos 20.000 habitantes (un tamaño algo menor al de Xirivella), forma parte de la cuenca minera asturiana, con una fuerte tradición socialista. Desde 1979, de hecho, solo han gobernado alcaldes del PSOE. Desde 2011, está al frente del Ayuntamiento Enrique Fernández Rodríguez

El formato se irá perfilando en los próximos días, pero se da por descontada la presencia de Adriana Lastra y Luisa Carcedo, que formaban parte de la ejecutiva del ex secretario general y que están muy enfrentadas a Javier Fernández. Ambas además acudieron a la presentación de la plataforma pro primarias ya en Oviedo, hace dos semanas.

En Valencia, Sánchez quiso prescindir del acompañamiento de los barones de su cuerda para ofrecer la imagen de un exlíder arropado por las bases. Sí que estuvieron con él los diputados Odón Elorza, Sofía Hernanz, Zaida Cantera y Luz Martínez Seijo, más el miembro de Izquierda Socialista José Antonio Pérez Tapias y el secretario provincial valenciano, José Luis Ábalos, que hizo las veces de anfitrión junto con el regidor de la localidad, Michel Montaner. Tras el acto en Xirivella, se desplazó por la tarde a la vecina Sueca

El encuentro en San Martín del Rey Aurelio sucede en el tiempo a su viaje a México y a la ceremonia del 38º aniversario de la Constitución en el Congreso, el día 6, a los que acudirán tanto Javier Fernández como Susana Díaz. La presidenta andaluza, además, protagonizará un gran acto con la militancia el 16 de diciembre en Jaén, acompañada del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Un mitin pensado para reivindicar los 10 años de la Ley de Dependencia aprobada por el Gobierno socialista. 

Susana Díaz sabe que tiene que pulir su perfil, darle una paleta de colores nacional. Lo sabe porque su próximo reto será anunciar su candidatura a las primarias del PSOE (a estas alturas nadie duda de que dará el paso) y porque los dirigentes que la escuchan y le hablan al oído le recomiendan que se trabaje esa faceta para desprenderse de la imagen de una lideresa regional. La presidenta andaluza también sabe que, si gana el trono de Ferraz, tendrá que combinar la agenda institucional con la de partido, repartirse entre Andalucía, Madrid y el resto de España, y cree que es compatible y que no puede soltar ahora la plataforma de la Junta, que le proporciona una visibilidad extra.

Crisis PSOE Antonio Miguel Carmona Terrorismo Asturias Pedro Sánchez Parlamento Europeo Mario Jiménez Socialdemocracia Tomás Gómez Barones del PSOE Ángel Gabilondo Pedro Zerolo Digitalización Coca Cola Ximo Puig Susana Díaz Purificación Causapié
El redactor recomienda