El PSOE minimiza la reaparición de Sánchez y avisa de su falta de "mensajes" a la sociedad
  1. España
CRISIS EN LA CASA SOCIALISTA

El PSOE minimiza la reaparición de Sánchez y avisa de su falta de "mensajes" a la sociedad

La gestora y las federaciones de peso quitan hierro a los multitudinarios actos del exlíder en Valencia. Los suyos sienten que han recargado las pilas y que toman impulso para seguir peleando

Foto: El PSOE minimiza la reaparición de Sánchez y avisa de su falta de "mensajes" a la sociedad
El PSOE minimiza la reaparición de Sánchez y avisa de su falta de "mensajes" a la sociedad

"La mayor preocupación de la gestora y del PSOE no es Pedro Sánchez, aunque sepamos que siga siendo un dolor de cabeza, una desgracia que tenemos que sobrellevar". El comentario, de una diputada totalmente alineada con la dirección de Javier Fernández y con influencia en Ferraz, resume la digestión de la multitudinaria vuelta del ex secretario general en dos actos en Valencia. No sorprendieron ni la puesta en escena, ni sus palabras, ni sus reivindicaciones. Todo se daba ya por descontado. Al menos en el sector oficialista. Porque la lectura entre los cercanos al exlíder, como en casi todo, era muy distinta. Pero no solo Sánchez se mueve. También Fernández, que este lunes sumará a su colección de fotos la instantánea con los secretarios generales de CCOO y UGT. También Susana Díaz, que comienza mañana su viaje al corazón de Europa y terminará la semana con el valenciano Ximo Puig en un acto institucional en Madrid.

El ex secretario general reunió a unos 1.500 militantes y simpatizantes en Xirivella, por la mañana, al raso, porque el auditorio, de menos de 400 butacas, se había quedado pequeño, como se preveía. La cifra, ofrecida por los organizadores, es sin embargo puesta en cuarentena por los oficialistas, que además subrayan que es corta si se tiene en cuenta que "se fletaron autobuses desde Madrid y desde otros puntos de España". Sánchez volvió a exigir un congreso con urgencia, pues su retraso solo beneficiaría al PP, pidió a la gestora que vote en contra del techo de gasto y de los Presupuestos de 2017 y le recordó que su mandato "acabó".

Fernández se reúne este lunes con los líderes de CCOO y UGT en Ferraz, y el viernes Ximo Puig y Susana Díaz protagonizan un acto institucional en Madrid

No acudió ningún barón de su cuerda. Era lo previsto por el cariz que sus colaboradores quisieron dar a la reaparición de Sánchez. Sí intervinieron el exalcalde de San Sebastián y diputado por Guipúzcoa Odón Elorza, y José Antonio Pérez Tapias, que en las primarias internas de 2014 lideró la candidatura de Izquierda Socialista. Y para arroparle viajaron las parlamentarias Zaida Cantera, Sofía Hernanz y Luz Martínez Seijo. Las tres, igual que Elorza, votaron no a Mariano Rajoy y fueron castigadas por la gestora. A Valencia viajó igualmente el leonés Ibán García del Blanco, miembro de la dirección federal saliente.

Foto: “Sí, sí, Pedro ya está aquí”: Sánchez arranca su aventura a ritmo de Internacional

"Fue impresionante"

El equipo de Sánchez irradiaba satisfacción. "Fue un bus de Madrid y otro par de otros sitios. Y no fue en Madrid, ni siquiera en Valencia capital. A partir de ahí, que cada cual vea lo que le parezca. Si hubieran ido 10.000 personas, seguirían diciendo que les parece poco. Si hubieran visto cinco minutos lo de por la tarde en Sueca, lo entenderían mejor. El ambiente, la calle... Fue impresionante", indicaba este domingo a este periódico uno de los integrantes del equipo de confianza del exlíder. "Fue una tromba de cariño. Una recarga de pilas. Percibimos mucha ilusión y nos dio mucho impulso para seguir", confiesa otra de las colaboradoras más cercanas.

Los sanchistas resaltan el ambiente de cariño e ilusión que rodeó al vuelta del exlíder. Los oficialistas oponen que compareció sin "proyecto", ni "equipo"

En la gestora y en las grandes federaciones, sin embargo, la sensación era bien distinta. Todos los interlocutores consultados por este periódico abundaban en la misma impresión: no hay "preocupación" alguna. Ni lo consideraban preludio de una ola creciente de respaldo al último secretario general del PSOE. "Lo que es preocupante es la operación de erosión del partido, con todo el trabajo que tenemos por delante. Además, ni fueron 1.500 ni desde luego eran todos de Valencia. Pero, sobre todo, ¿qué mensaje lanzó a la sociedad?", analiza uno de los presidentes autonómicos de mayor peso dentro del partido. "No hubo mensaje para los ciudadanos: lo mismo de siempre sobre el congreso y un tono y un gesto agrio. Rencor, bilis. Había gente como para quedar bien, pero poco con el esfuerzo que hicieron", completaba otro jefe de un Ejecutivo socialista. "Mario Jiménez reunió este sábado a 600 personas en Guillena, Sevilla, sin haber hecho un ejercicio de movilización. No nos inquieta nada. Pasamos de él", apuntaban con cierta sorna desde el círculo de Susana Díaz.

Pedro Sánchez vuelve a la escena política

"Quizá lo más relevante es que se vio que la candidatura de Pedro rompe otra vez al partido, que no lodejaría avanzar. El PSOE debe buscar un proyecto ganador, y él no representa eso porque perdió en las generales", interpretaba a su vez uno de los integrantes de la dirección provisional. Coincide un importante barón: "Pedro, aun ganando, no puede unir al partido de ninguna manera, por cómo es, por lo que ha hecho, por lo que hemos evitado y porque además está achicharrado en la calle". Otro presidente lo ve como un "kamikaze en la autopista", que "no puede ser la solución" ni es creíble como "héroe de izquierdas": "Es el peor de los oportunistas. Jamás un exsecretario actuó de forma tan desleal con la organización".Dirigentes de la gestora, presidentes autonómicos y altos mandos criticaban tanto el estilo de la alocución de Sánchez, como sus palabras y la "falta de proyecto y de equipo", al comparecer del lado de Izquierda Socialista—una corriente minoritaria en el PSOE, recuerdan, cuyo mejor resultado lo obtuvo en 2014, un 15,08%, y con Tapias al frente— y de parte de los diputados que desobedecieron el mandato del comité federal.

¿Importan los barones?

Los sanchistas, por el contrario, subrayan el "cariño y el respeto" de la militancia hacia Tapias y Elorza, lo contraponen a la "imagen denostada y vieja de Elena Valenciano y Pepe Blanco", dos de los dirigentes con solera recuperados por Ferraz, e insisten en que el propósito del acto no era exhibir músculo orgánico. "Era un gesto de reivindicación de la militancia. Ya está bien de los barones. Su opinión no vale más que la de un afiliado de base. Lo que les convendría a Susana y a todos los que minimizan lo ocurrido en Valencia es salir de Andalucía y pisar las agrupaciones, y verían el ambiente que hay. Ellos están poco en contacto con las bases", sostiene una parlamentaria muy próxima al ex secretario general. "Lo que no hacemos nosotros es pisotear las agrupaciones", responde un presidente autonómico, molesto con lo que entiende como una apropiación de la militancia por los fieles de Sánchez. Estos añaden que es "indiferente lo que opinen unos y otros del sentir de las bases, porque lo que hace falta es un congreso ya", cuestión por la que seguirán peleando. El mismo sábado, el comité regional de La Rioja, encabezado por el ex número dos de SánchezCésar Luena, plasmaba por escrito [aquí en PDF] su exigencia de cónclave "no más allá de abril de 2017".

Los fieles al exsecretario subrayan que los actos en Valencia eran de "reivindicación de la militancia"; sus contrarios denuncian que no es capaz de unir

Los elementos de disputa, en el fondo, son los mismos que desde hace semanas. Igual que las incógnitas. Sigue sin estar garantizada, por ejemplo, la candidatura de Sánchez a las primarias, y desde su entorno más directo subrayan que él quiere ayudar a construir ese modelo de partido escorado a la izquierda, más "transparente y participativo", y que ya se verá quién es el mejor candidato para representar ese espacio, que se anunciará cuando esté convocado formalmente el congreso. El nombre de Patxi López sigue sonando como el recambio esperable. Sánchez está "convencido", según fuentes muy próximas,de que donde esté él, estará López, "y viceversa", afirmación que no dan tan por hecha ni en el círculo del exlendakari ni en los que comulgan más con Díaz, con la que creen que este acabaría pactando.

Pedro Sánchez: "El reto histórico del congreso del PSOE es unirse para ganar al PP"

La réplica oficial a Sánchez llegó el sábado por boca de Mario Jiménez, quien desde Guillena señaló que habrá tiempo "para todo", para las primarias y el congreso, pero antes habrá que repensar el proyecto y centrar el trabajo en la labor de oposición. "A esto tenemos que estar, no a cuestiones internas", advirtió el portavoz de la gestora. El presidente manchego, Emiliano García-Page, horas después, en la entrega de un premio a José Luis Rodríguez Zapatero por su compromiso con la igualdad y la lucha contra la violencia machista, lo expresaba de forma más gráfica: el PSOE puede ir a paso lento o caminar más rápido, pero no es posible "avanzar marcha atrás", dando vueltas al ayer.

Futuro y no pasado

Este domingo, quien respondía a Sánchez era el diputado vasco Eduardo Madina, que remarcó la necesidad de "cerrar heridas" en el PSOE, porque "lo mejor está por llegar" y para eso se requiere "tiempo, hacer un buen proyecto, un buen congreso y no mirar al pasado, sino al futuro". La líder del PSE, Idoia Mendia, una baronesa muy próxima a Sánchez, enfrió la petición de cónclave urgentedel exlíder: la gestora debe "conjugar cómo hacer uncongresocuanto antes y hacerlo en condiciones". Palabras semejantes a las empleadas por el catalán Miquel Iceta el miércoles pasado.

Page y Madina apuntan que el PSOE necesita no mirar atrás, mientras que el expresidente Zapatero proclama su conformidad con la acción de la gestora

La reaparición del exlíder socialista no ha sido la única foto relevante del fin de semana. El viernes, unas 400 personas se congregaron en un restaurante de Madrid convocados por el núcleo de confianza de Tomás Gómez, para expresar su respaldo a la gestora y a sus planes y proclamar implícitamente su apoyo a Díaz. No todos los susanistas estaban allí, pero el tomasismo sí será con seguridad una pata de la plataforma que sustente la candidatura de la presidenta andaluza, si se decide a dar el paso.

El sábado, Ferraz prestó cobertura a la entrega del Premio Violeta 2016 a Zapatero, concedido por Juventudes Socialistas, en Toledoy con la presencia de Page. El expresidente proclamó su conformidad total con lo que decida la dirección de Fernández. Nada sorprendente, dada su cercanía y su apuesta por Díaz.

La baronesa andaluza desplegará esta semana una "apretada agenda" institucional en Bruselas, pues se reunirá con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y con tres miembros del colegio de comisarios de la UE. El viernes por la tarde, protagonizará un acto de alta carga simbólica en Madrid con uno de los barones que le son más cercanos, el valenciano Ximo Puig. Ambos compartirán escenario en el Círculo de Bellas Artes. Les unirá el poeta alicantino Miguel Hernández, cuyo legado se expone en el museo ubicado en Quesada, Jaén. Es una cita con vertiente cultural, institucional. Pero ya todo está contaminado a estas alturas por la cuestión orgánica. Y Puig, aunque no lo haya dicho aún públicamente, quiere a Díaz de secretaria general. Ella protagonizará un gran acto con la militancia a mediados de diciembre en Jaén.

Zapatero recibe el Premio Violeta de las Juventudes Socialistas en Toledo

Fernández arranca agenda este lunes con una reunión en Ferraz con los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Josep Maria Álvarez, con los que abordará la situación económica y laboral del país, justo después de que las centrales anunciaran movilizaciones por la falta de voluntad de diálogo social por parte del Gobierno. Una imagen de proximidad con los sindicatos que también 'arrebata' la gestora a Sánchez. Fernández tiene convocada a su dirección a las 12:30, justo después de la entrevista con Toxo y Álvarez. En principio, se espera que se apruebe la constitución de la gestora canaria, que podría presidir el alcalde tinerfeño de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, padrino político de la vicepresidenta del Gobierno autonómico, la madinista Patricia Hernández.

Mesa redonda, conferencia magistral y encuentros con exiliados y militantes en México

Este 29 de noviembre Pedro Sánchez ya estará en México DF. Ha sido invitado por las fundaciones Lázaro Cárdenas y Friedrich Ebert a un seminario político 'Movimientos progresistas y ciudadanos en América Latina y Europa'. Primero participará en una mesa redonda sobre Gobiernos de izquierdas y poder ciudadano y después disertará sobre el liderazgo de la socialdemocracia en Europa. 

Además, según informó su portavoz oficial, durante su estancia en México se reunirá en el Ateneo Español con los representantes del exilio en el país latinoamericano. También mantendrá un encuentro con los militantes del PSOE en el DF. No será la primera vez que se cita con afiliados socialistas en el exterior.

Como abundaban desde su entorno, "Sánchez siempre ha reconocido el trabajo de estos militantes que sostienen las agrupaciones y las siglas del PSOE en el extranjero. Su compromiso y dedicación más allá de nuestras fronteras y su esfuerzo mantienen nuestra organización viva. Con este encuentro pone de manifiesto una vez más el valor de la militancia, columna vertebral de la organización socialista". 

Crisis PSOE Elena Valenciano Toledo UGT CCOO César Luena Eduardo Madina Tomás Gómez Patxi López Mariano Rajoy Josep María Álvarez Ignacio Fernández Toxo José Luis Rodríguez Zapatero Partido Popular (PP) Valencia Emiliano García-Page José Antonio Pérez Tapias Ximo Puig Izquierda Socialista Mario Jiménez Javier Fernández Susana Díaz Pedro Sánchez Gestora PSOE Barones del PSOE Primarias PSOE Congresos PSOE PSOE México
El redactor recomienda