Es noticia
La Hacienda de Perú investiga a Telefónica por su operativa global con proveedores
  1. Empresas
CONTRATACIONES DESDE ALEMANIA

La Hacienda de Perú investiga a Telefónica por su operativa global con proveedores

Sunat, la agencia tributaria peruana, está analizando la contratación de los proveedores a través de la plataforma del grupo en Alemania por si solo es una estrategia fiscal

Foto: José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. (EFE/Zipi)
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. (EFE/Zipi)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Hacienda de Perú ha puesto el foco en el sistema de proveedores con que funciona Telefónica en todo el mundo. Según fuentes conocedoras de la situación, la agencia tributaria local, Sunat, está investigando las prácticas de la operadora española, que centraliza las compras en Alemania, por si consisten en un esquema basado únicamente en una optimización fiscal, ya que en el país germano tiene créditos fiscales que reducen la tributación por debajo del 15%.

El sistema con el que trabaja Telefónica funciona desde 2010, pero a raíz de la denuncia de un empresario español que es proveedor de la compañía en Perú, el Sunat está investigando estas prácticas por si hay un desvío de ingresos a Alemania para reducir la tributación local. La práctica es la misma en Perú que en España y en otras filiales. A escala global, Telefónica realizó pagos a proveedores por 7.311 millones en 2020.

Foto: Sede de Telefónica, en Madrid. (Reuters/Sergio Pérez)

La Sunat ha rechazado hacer comentarios de forma oficial sobre ello, aunque fuentes bien informadas corroboran la investigación. Desde Telefónica, señalan que no hay un procedimiento formal, sino, en todo caso, comprobaciones. Los escenarios son tres: que no haya finalmente nada que imputar a Telefónica; una revisión de los impuestos pagados a Perú y reclamación de cantidades —equivalente al levantamiento de acta en España—, o delito fiscal, posibilidad en la que habría reclamación de cantidades y un caso abierto en los tribunales locales.

Lo que se analiza en Perú es si el sistema de contratación de proveedores sirve para tener un esquema de optimización fiscal que responde a la búsqueda de pagar menos impuestos en vez de a una lógica operativa o logística. Tanto los proveedores globales como aquellos proveedores locales que en un momento dado pueden trabajar en otros países se contratan a través de la filial Telefónica Global Services (TGS), una sociedad alemana con 150 trabajadores, según la operadora.

Foto: Un mando de la televisión. (Pixabay)

Los proveedores pagan por la intermediación una comisión de entre el 2% y el 4% de la facturación a la alemana TGS, que incluyen en la factura a Telefónica. Es decir, si Telefónica contrata a una empresa local para que haga un cableado subterráneo y el servicio cuesta un millón de euros, esta compañía emitirá una factura a Telefónica por 1,04 millones. De esa cantidad, 40.000 euros irán del proveedor a TGS. Telefónica justifica este ‘fee’ en el servicio de intermediación, que facilita a los proveedores globales tener contratos con el grupo en vez de ir filial por filial.

Denuncia de un empresario español

La denuncia de este caso parte de un proveedor con el que Telefónica dejó de contar, según la operadora, por estar vinculado a servicios con las cabinas telefónicas, que cada vez tienen menos demanda. Se trata de Infopyme, del empresario español Carlos Paz, quien denunció la práctica con proveedores de Telefónica en Perú en un programa emitido en YouTube ('Hablemos claro'). Paralelamente, realizó varias denuncias ante 'compliance' de Telefónica y en Perú. Un medio local, 'Ojo Público', se hizo eco de la denuncia de Paz. El empresario también tiene un litigio con Telefónica en un juzgado de lo mercantil de Múnich, dado que ha rechazado pagar las facturas generadas con TGS.

Según ha podido confirmar este medio, Sunat ha mandado requerimientos a Telefónica Perú y a proveedores de la filial del grupo que preside José María Álvarez-Pallete para analizar la operativa con proveedores. Desde Telefónica, admiten la disputa comercial en Múnich, recuerdan que se está a la espera de sentencia y que TGS “es consciente de que tal proveedor [Infopyme] ha planteado una denuncia penal en Perú que ha sido recientemente archivada”. Sobre la investigación de Sunat, dice que “TGS no tiene conocimiento del inicio de investigación alguna sobre las operaciones de TGS en Perú. La Sunat ha realizado, a Telefónica del Perú, consultas sobre su modelo de compras en el marco de un procedimiento de fiscalización regular sobre dicha compañía, las cuales vienen siendo atendidas en tiempo y forma”.

Foto: Foto: Reuters/Sergio Pérez.

El empresario, natural de Aragón, también ha puesto sendas denuncias en España. En la parte penal, el juez Rafael Lasala (el que ha llevado el caso Ghali) rechazó abrir un caso por falta de indicios delictivos, y ahora está en la Audiencia Provincial de Zaragoza tras un recurso. La otra denuncia ha sido ante la Agencia Tributaria (AEAT) que, ante preguntas de este medio, se limita a señalar que no pueden confirmar ni desmentir actuaciones sobre contribuyentes concretos. “La AEAT evaluó la realidad económico-financiera del modelo de gestión de compras del Grupo Telefónica cuando se creó TGS, y validó el cambio hacia este nuevo modelo en el que TGS asumía el rol de interlocutor único y centralizado”, añaden en Telefónica.

Telefónica Global Services obtuvo en 2018, según registros mercantiles en Alemania, 485,3 millones en ventas, un Oibda (parámetro similar al ebitda que usa Telefónica) de 458,6 millones, beneficios antes de impuestos de 499,9 millones y beneficios después de impuestos de 487,9 millones. No obstante, en el grupo explican que hay que ver la foto de TGS dentro de su matriz, que es Grupo 3G UMTS Holding GmbH.

Así, Grupo 3G tuvo una base imponible de 487,8 millones, reducida en 292,7 millones por créditos fiscales debido a bases imponibles negativas que, según la normativa alemana, se pueden ir usando con un máximo del 60% de la base imponible anual. De esta forma, la base imponible quedó en 195,1 millones, y se tributó la cifra de 51,9 millones. El tipo general en sociedades es del 27% en Alemania, pero tras estos ajustes el tipo efectivo quedó en el 11%. Normalmente, aluden fuentes cercanas al grupo, suelen oscilar entre este tipo y el 15%.

Foto: El logo de Telefónica en su sede de Madrid. (Reuters)

Las agencias tributarias cada vez están más encima de la tributación de las multinacionales y de cualquier esquema que altere el pago de impuestos. De hecho, el G-7 ya ha acordado un tipo mínimo global del 15%. Es decir, que las multinacionales tributen ante la Hacienda local, como mínimo, este porcentaje del beneficio que generan en cada país.

Proveedores de 17 países

Telefónica insiste, en cualquier caso, en que esta operativa con proveedores corresponde a razones logísticas y no fiscales, y que existe desde hace más de 10 años. TGS centraliza las compras de productos y servicios de proveedores de 17 países. El argumento también señala que, de esta forma, se reduce el precio, con lo que hay un efecto neutro para las haciendas locales.

Un ejemplo, según el razonamiento de Telefónica: si se contratan terminales por 100 millones de euros para varios países, de los que 20 millones de euros son por Perú, en realidad se paga a los proveedores 20,8 millones, suponiendo una comisión del 4% para TGS. Es decir, se aplican gastos que reducen la base imponible en la filial peruana en 20,8 millones en vez de 20 millones. Pero lo que alega la operadora es que si se contrataran país por país, el precio sería más caro que esos 20 millones de euros.

Foto: Logo de Telefónica.

Fuentes de Telefónica reiteran que el ‘fee’ que pagan los proveedores es conocido por ellos desde el inicio y que están pagando un servicio que presta TGS facilitando la contratación en varios países. En el caso de Perú, la normativa explicita que no se pueden deducir gastos que, aunque se lleven a cabo en otras geografías, son puramente digitales o telemáticos. Pero en el grupo español aseguran que hay, también, trabajo manual en la central de compras alemana.

Otro punto clave de la operativa es si estas comisiones están en línea con las de competidores, ya que por precios de transferencia las agencias tributarias analizan los flujos internos en las multinacionales. Desde la teleco, consideran que “el precio marcado es de mercado, similar al de otras centrales de compras de otras compañías”.

La Hacienda de Perú ha puesto el foco en el sistema de proveedores con que funciona Telefónica en todo el mundo. Según fuentes conocedoras de la situación, la agencia tributaria local, Sunat, está investigando las prácticas de la operadora española, que centraliza las compras en Alemania, por si consisten en un esquema basado únicamente en una optimización fiscal, ya que en el país germano tiene créditos fiscales que reducen la tributación por debajo del 15%.

José María Álvarez Pallete Perú Noticias de Telefónica
El redactor recomienda