Guindos justifica los ERE: "Sin ellos, podría haber una crisis bancaria estructural"
  1. Empresas
ENTREVISTA A LUIS DE GUINDOS

Guindos justifica los ERE: "Sin ellos, podría haber una crisis bancaria estructural"

El vicepresidente del BCE ve margen para más fusiones en Europa. Defiende que la banca española es hoy sólida gracias al rescate de 2012 y prevé un alza inminente de la mora

placeholder Foto: Luis de Guindos. (Deutsche Bank)
Luis de Guindos. (Deutsche Bank)

Luis de Guindos es tan conocido por sus siete años como ministro de Economía como por su papel en el sector financiero. El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) fue clave en el rescate de 2012, que defiende tras las recientes críticas de la vicepresidenta Nadia Calviño: “Permitió que España creciera durante años por encima de la media europea y ha facilitado que la banca española haya hecho frente a los test de estrés y la crisis con bastante solvencia”, señala en entrevista con El Confidencial.

De Guindos aprovecha el encuentro con este medio para enviar tres mensajes a la banca: queda margen para fusiones, los ahorros de costes son clave para evitar una nueva crisis financiera y debe haber exceso de confianza con las provisiones, ante un inminente repunte de los créditos morosos.

"La mora va a ir al alza. Por lo tanto, desde el punto de vista de la estabilidad financiera y del supervisor, la prudencia es la mejor guía"

PREGUNTA. Ha habido bastantes fusiones en España. Usted, cuando fue ministro, trabajó con la idea de que quedaran menos entidades, ¿cree que todavía hay margen para trabajar en esta línea?

RESPUESTA. El contexto es el de la baja rentabilidad de la banca, y la consolidación es un instrumento para mejorar la rentabilidad a través del ahorro de costes. Pero es un instrumento y no un fin en sí misma. Es el mercado, y no el BCE, el que decide sobre consolidación bancaria. Lo que el BCE ha identificado, no solo en España, sino en Europa, es un entorno de baja rentabilidad, que hoy ha mejorado porque el nivel de provisiones no ha sido tan elevado como el que inicialmente podía ser necesario. Desde el punto de vista estructural, en Europa existe una situación de exceso de capacidad, exceso de costes. Y la consolidación es un instrumento para conseguir mejoras en esos ámbitos.

Foto: Luis de Guindos. (Reuters)

P. Y en ese contexto de sobrecapacidad y necesidad de mejorar la rentabilidad, ¿qué opina sobre el debate que se ha generado en España sobre los ERE bancarios? ¿Pueden suponer un freno para las mejoras de rentabilidad necesarias?

R. Como vicepresidente del BCE, no puedo entrar a valorar cuestiones nacionales de este tipo. De modo general, la consolidación bancaria es una de las fórmulas que pueden ayudar a mejorar la rentabilidad. Esto a veces implica ajustes, que pueden ser dolorosos a corto plazo. Pero si los ajustes no se hacen, es posible encontrarse con una crisis. Además, el problema de rentabilidad de las entidades no es un problema solo en el medio plazo. Tiene implicaciones en la capacidad de generar capital hoy, e incluso acaba afectando a la capacidad de los bancos para prestar. Por supuesto, hay que pensar en medidas que minimicen el aspecto negativo de los ajustes necesarios. Pero, si no se hace nada, a medida que pasa el tiempo esa baja rentabilidad se acaba convirtiendo en una crisis mucho más estructural.

P. Al hilo de la polémica que ha habido sobre Sareb, ¿cambiaría algo del rescate de 2012?

R. El rescate bancario permitió que España creciera durante años por encima de la media europea y ha facilitado que la banca española haya hecho frente a los test de estrés y la crisis con bastante solvencia. Dicho esto, todo siempre se puede mejorar.

placeholder

P. Durante la última ronda de presentación de resultados, los bancos han sido claros sobre que las provisiones actuales son más que suficientes, e incluso algunos ven las condiciones para empezar a liberar, lo cual se contradice con el mensaje del BCE. ¿Han ganado las entidades el pulso al supervisor?

R. No es un tema de pulso. Se ha logrado evitar una oleada de quiebras empresariales, que es lo que se temía en marzo o abril del año pasado. Pero hay que tener en cuenta que la evolución de los préstamos dudosos tiene un ‘decalaje’ con la evolución económica. Y esto es especialmente cierto en la situación actual, en que ha habido moratorias y garantías públicas. La baja morosidad actual no es un reflejo adecuado de lo que puede ocurrir en los próximos meses. La mora va a ir al alza. Por lo tanto, desde el punto de vista de la estabilidad financiera y del supervisor, la prudencia es la mejor guía. Los bancos tendrán que ajustar esas provisiones a un incremento de la mora por los altos ‘decalajes’. Se ha evitado la situación de los ‘fallen angels’ [empresas cuyo 'rating' pierde el grado de inversión], pero eso no quiere decir que no haya incremento de la mora en los próximos trimestres. Y, si esto ocurre, las provisiones se tendrán que ajustar.

Foto: Luis de Guindos, vicepresidente del BCE. (Reuters)

P. A pesar de todo el foco que ha puesto el BCE para que se detengan los problemas reputacionales en la banca, estos siguen muy activos, al menos en España, con casos como el de Villarejo. ¿Le preocupa que no cesen este tipo de casos?

R. La reputación es el principal activo de los bancos y ellos son los principales interesados en que esté lo más saneada posible, ya que su credibilidad y actividad dependen fundamentalmente de la confianza que en ellos se deposite.

Luis de Guindos Banca ERE Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda