Aena ofrece descuentos del 90% a nuevas rentas en plena batalla judicial con sus inquilinos
  1. Empresas
superficie comercial

Aena ofrece descuentos del 90% a nuevas rentas en plena batalla judicial con sus inquilinos

El operador aeroportuario está licitando los nuevos contratos de arrendamiento con fuertes descuentos que llegan a ser superiores al 90% en 2021 y del 40% para el próximo ejercicio

Foto: El presidente de Aena, Maurici Lucena. (Patricia Seijas)
El presidente de Aena, Maurici Lucena. (Patricia Seijas)

Las espadas siguen en alto entre Aena y un nutrido grupo de inquilinos de sus espacios comerciales. A falta de 10 días para que termine el plazo de aceptación de la propuesta hecha por el operador aeroportuario, que contempla quitas medias del 60% en 2020 y del 50% en 2021 sobre la renta mínima garantizada, la compañía comunicó ayer que el 56% de los 123 arrendatarios que tiene en toda su red española ha dado el visto bueno a este nuevo modelo.

Sin embargo, en términos de facturación, las empresas que se han acogido a esta oferta apenas representan un 13% de los ingresos comerciales, según desveló el propio presidente de la compañía, Maurici Lucena. Esta brecha entre el peso numérico y el económico de los inquilinos que han aceptado se debe a que solo cinco compañías representan el 90% de los ingresos por estos alquileres, proporción que invita a pensar que, salvo estos cinco gigantes, el otro medio centenar de empresas que ha rechazado el acuerdo son inquilinos comparables a los 68 que sí han aceptado, grupo en el que también figuran grandes grupos, como Inditex.

Foto: (EFE)

No obstante, Lucena concentró ayer su argumentación de por qué Aena no está abierta a otro tipo de soluciones, como ajustar el cobro de la renta a la caída real del tráfico, en que el rechazo a su propuesta "se concentra, sobre todo, en los grandes, que son multinacionales que tienen en su accionariado a grandes fondos de inversión o a fondos soberanos", dejó claro que "nuestra postura es inamovible" e insistió en que su propuesta supone dejar de cobrar 800 millones de euros.

Al otro lado de mesa están los inquilinos de Aena que han rechazado esta alternativa, algunos de ellos grupos familiares y empresas medianas nacionales que se han puesto en contacto con este medio, que ponen en evidencia este discurso al asegurar que la compañía está incurriendo en un trato desigual, al haber concedido a las empresas de alquiler de coches unas condiciones que a ellos no se les ha dejado firmar, y que en los locales que está sacando ahora a concurso está ofreciendo fuertes descuentos, superiores al 90%.

placeholder Vista de la T-4.
Vista de la T-4.

Según puede comprobarse en el portal de la propia Aena, por ejemplo, en el madrileño aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas, la renta mínima garantizada fijada para dos espacios comerciales en este año 2021 es de 60.000 euros, cifra que en 2022 se eleva a 500.000 euros, cantidad que continúa siendo un 40% inferior a los 800.000 euros marcados para 2023. Desde Aena, han justificado esta fuerte rebaja del 90% por "motivos de urgencia".

Otro caso similar es el correspondiente a un local de Málaga, que el operador adjudicó hace algo más de un año con una renta mínima garantizada de 533.903 euros para este ejercicio. Al estallar la pandemia, el adjudicatario renunció y al volver a sacarse ahora el concurso, Aena ha fijado la renta en 17.419 euros. "Si el anterior adjudicatario hubiera firmado el contrato, Aena le habría ofrecido pagar el 50% de 533.903 hasta septiembre y el 100% de octubre a diciembre, mientras que con el nuevo contrato está reconociendo que el actual precio de mercado de este local es de 17.419 euros para todo el año", se lamenta un empresario que tiene espacios contratados con Aena.

Foto: El presidente de AENA, Maurici Lucena. (EFE)

A esto se une que, desde el pasado verano y hasta diciembre, la compañía estuvo negociando con muchos de sus inquilinos diversas propuestas de ajuste de las rentas al desplome del tráfico, ya que en estos comercios el elemento clave que determina el volumen de facturación son los pasajeros de medio y largo radio, porque son los que tienen mayores tiempos de espera. Este tipo de viajeros son los que prácticamente han desaparecido, ya que el poquísimo tránsito que ha habido, tras haberse desplomado un 80% el tráfico en los aeropuertos españoles, ha sido, sobre todo, doméstico.

Consciente de ello, Aena propuso a los comerciantes, según varios documentos a los que ha tenido acceso este medio, acuerdos basados en cobrar las rentas variables mes a mes y, al año siguiente, cuando tocara pagar la renta mínima garantizada, basar el cálculo en dividir esta cifra entre los pasajeros de 2019, multiplicarlos por los de 2020 y ver si había diferencia con lo que se había abonado mensualmente y, si así fuese, se giraría nueva factura por la diferencia.

placeholder Pantallas del aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez. (EFE)
Pantallas del aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez. (EFE)

Sin embargo, cuando los inquilinos que aceptaron fueron a firmar este nuevo modelo, el pasado mes de diciembre, Aena cambió de postura y se acogió al real decreto de finales del año pasado. Esta nueva norma dicta que, en caso de no haber acuerdo entre las partes, se deberán aplicar quitas del 50%, modelo sobre el cual el operador ha hecho su oferta final. En cambio, sí firmó el año pasado una rebaja pactada con empresas de alquiler de coches, algo que los comerciantes opuestos al operador tachan de discriminatorio, sobre todo, cuando a ellos se les ha impedido sellar el acuerdo que habían negociado durante meses.

La operadora asegura que se trata de casuísticas diferentes, ya que restauración y comercios tienen una renta variable y otra mínima garantizada; mientras que las empresas de alquiler de coches solo tienen fija y se les ofrecieron rebajas del 40%, inferiores a la media que resulta de su propuesta. En esencia, Aena ha puesto sobre la mesa cobrar el 100% de la renta mínima garantizada desde el 1 de enero hasta el 14 de marzo del año pasado, el 0% desde que se decretó el estado de alarma y hasta la tercera semana de junio, ya que a partir del 21 de ese mes, y hasta el 31 de diciembre de 2020, su propuesta es una quita del 50%, que mantendrá hasta el próximo 8 de septiembre, cuando volverá a cobrar el 100%.

Entre los puntos que critican los comerciantes opuestos a este pacto, figura que el grueso de sus ingresos es en verano, especialmente en las islas (en aeropuertos como el de Ibiza, por ejemplo, hay locales que cierran durante gran parte del año), y que, por tanto, si como se teme la temporada va a volver a ser nefasta, les será imposible hacer frente al pago del 50% de la renta garantizada, porque la recuperación que pueda haber en la segunda mitad del año, si la hay, será insuficiente para compensar la fuerte pérdida de la primera mitad del ejercicio y de la temporada estival.

Noticias de AENA Maurici Lucena Facturas Retail
El redactor recomienda