Amadeus, IAG, AENA... La alegría (necesaria, pero no suficiente) de UK al turismo español
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
"DATA NOT DATES"

Amadeus, IAG, AENA... La alegría (necesaria, pero no suficiente) de UK al turismo español

Este martes, las cotizadas del sector turístico se agarran a la hoja de ruta británica, un plan que ayuda a poner fechas a sus perspectivas de recuperación, aunque nada está asegurado

placeholder Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.

“Irreversible”. Así calificó el lunes el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, su plan para levantar las restricciones del coronavirus. El mercado no se ha hecho de rogar y, este martes, los valores del sector del turismo se disparan en bolsa tanto en España como en el resto de plazas europeas. “Es crucial que este mapa sea cauteloso, pero también irreversible”, señaló Johnson ante la Cámara de los Comunes. “Estamos embarcándonos en lo que espero y creo que será un viaje de no retorno hacia la libertad”.

No es la primera vez que el turismo goza de un pico de euforia que luego se ve rebajado por la realidad. Sin ir más lejos, tras las primeras noticias de la vacuna en noviembre, las aerolíneas y hoteleras tuvieron que digerir en bolsa una nueva ola de coronavirus que vino marcada por nuevas variantes y los retrasos en la vacunación. ¿Es la hoja de ruta británica un caramelo bursátil más o es esta noticia una oportunidad duradera de dar rienda suelta al optimismo? De momento, a lo que se están agarrando las empresas en bolsa es a que por fin creen poder poner fechas a la recuperación.

Como bien dijo el primer ministro, el carácter irreversible del plan tiene que equilibrarse con la prudencia de la hoja de ruta, con cuatro fases de cinco semanas cada una. En este esquema, la prohibición a los viajes internacionales se mantendrá hasta, al menos, el 17 de mayo, aunque, ya el 12 de abril, el Gobierno tiene previsto comunicar el estado de los datos sobre la pandemia y la previsión sobre el ritmo del plan, dando espacio para que la gente empiece a planear sus vacaciones. El primer ministro ha querido reiterar que el plan no se regirá por las fechas, sino por los datos (“data not dates”), por lo que los detalles de los tiempos siguen estando supeditados a la incertidumbre de la pandemia.

Foto: EC

Sin embargo, la hoja de ruta ya está surtiendo su efecto. Tanto IAG como Ryanair y EasyJet han admitido haber registrado un aumento de las reservas de viajes a destinos europeos este verano, entre ellos el eterno favorito de los británicos, España.

La bolsa lo está celebrando con ganas. Este martes, eDreams se ha disparado un 14,94%, seguida de Amadeus (+5,87%), Aena (+3,13%), IAG (+2,19%), NH Hoteles (+4,81%) y Meliá (+0,15%). Unas subidas que dan un respiro a la apatía del sector de los meses previos, aún pese a la rotación hacia el ‘value’ que han estado impulsando los inversores con las perspectivas de recuperación. “Creemos que la respuesta bursátil de este martes es razonable, ya que confirma nuestras perspectivas de recuperación en el sector”, explica Juan Moreno, analista de Bankinter especializado en valores turísticos.

“Tras las subidas que acompañaron la llegada de la vacuna en noviembre, los inversores se habían encontrado ahora con algunas dudas debido al surgimiento de nuevas cepas o el retraso en las vacunaciones, lo cual había enfriado la recuperación de los sectores más golpeados en bolsa”, matiza, añadiendo que, con todo, las noticias de Reino Unido suponen un nuevo impulso al optimismo. Para Moreno, lo significativo de este plan es que “pone plazos a la recuperación”, apuntando a que el verano se vaya a poder salvar (las previsiones del banco apuntan a una temporada todavía por debajo de los niveles de antes de la pandemia, pero significativamente mejor que la de 2020).

¿Es esto una ilusión más o supone un impulso duradero en las expectativas?

Que este plan venga de Reino Unido es de especial relevancia para el sector turístico español por varias razones. Para empezar porque los británicos son una de sus principales fuentes de ingresos. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en torno a un 20% de los turistas que pisaron España en los meses de junio, julio, agosto y septiembre fueron británicos.

Más allá del turismo, el mercado general parece apoyar la tesis de que el país británico saldrá airoso de su situación actual. La libra está ya en máximos de 2018 frente al dólar y de febrero de 2020 frente al euro. Unos movimientos que los analistas explican con el buen ritmo de la campaña de vacunación en Reino Unido, que ya tiene más de un 25% de su población vacunada.

Por otro lado, las medidas anunciadas por Johnson cobran aún más valor si se tiene en cuenta que Reino Unido ha sido uno de los países más golpeados a nivel mundial por la tercera ola de coronavirus, siendo una de las naciones donde la nueva variante ha tenido mayor incidencia y las autoridades se han visto obligadas a tomar medidas más restrictivas. Que ahora su Gobierno se vea en la capacidad de empezar a relajarlas, y que además lo haga subrayando la intención permanente de los pasos tomados, es una señal de recuperación que permea más allá de sus fronteras.

Foto: La playa de Benidorm cerrada durante el confinamiento. (EFE)

En ese sentido, la hoja de ruta británica es también una invitación a que otros países empiecen a ponerles fecha a sus expectativas de recuperación, especialmente de cara al segundo semestre, cuando se espera que una parte relevante de la población esté ya vacunada y los sistemas sanitarios bajen los niveles de colapso. No obstante, los riesgos siguen ahí y una recuperación indolora continúa sin estar asegurada, con la incertidumbre asolando a las campañas de vacunación y los rebrotes presionando a los distintos sectores económicos.

Para Rafael Bonardell, analista de Intermoney, las subidas de este martes son excesivas. “Hay que tener en cuenta que la campaña de Reino Unido está muy avanzada, mientras que en España seguimos con un ritmo mucho más modesto, aunque los británicos tengan permitido salir de su país este verano, ¿podrán moverse luego libremente por otros países?”, subraya, poniendo de manifiesto que poco más de un 6% de la población española, por ejemplo, está vacunada. “A esto hay que añadirle que todavía no tenemos todas las certezas sobre las vacunas, ya que está por confirmarse la duración de sus efectos sobre la inmunidad de la población”.

Foto: Aviones de British Airways. (Reuters)

Aunque reconoce que es cierto que cada vez más farmacéuticas están entrando en las campañas de vacunación y que el plan de Reino Unido da fechas a las que el mercado se puede agarrar, Bonardell reitera que los últimos meses han demostrado que nada está asegurado. “Igual que en noviembre la llegada de los resultados de las vacunas inyectaron un optimismo que luego se vio rebajado por los programas de vacunación, ahora Reino Unido también arriesga no llegar finalmente a los plazos”, explica el analista, que reitera que sí tiene buenas perspectivas para el sector a largo plazo, pero que cree que las aerolíneas y hoteleras siguen teniendo “un largo camino por delante” y que no verán niveles de prepandemia hasta 2023 o 2024 (teniendo en cuenta, además, que no solo el ocio tiene que recuperarse, sino que también los viajes de trabajo).

Todo hay que analizarlo, además, teniendo en cuenta que las compañías ya cargan con un año de erosión y que la presión sobre los balances podría dejar secuelas sobre sus modelos de negocio aún pese a la salida de la pandemia. De momento, las grandes cotizadas españolas tienen balances sólidos, con IAG manteniendo una liquidez del 6.600 millones de euros a cierre del tercer trimestre y Meliá del 442 millones. Sin embargo, otras ya han empezado a tomar medidas permanentes, como bien muestra el ERE reciente de NH Hoteles.

“Irreversible”. Así calificó el lunes el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, su plan para levantar las restricciones del coronavirus. El mercado no se ha hecho de rogar y, este martes, los valores del sector del turismo se disparan en bolsa tanto en España como en el resto de plazas europeas. “Es crucial que este mapa sea cauteloso, pero también irreversible”, señaló Johnson ante la Cámara de los Comunes. “Estamos embarcándonos en lo que espero y creo que será un viaje de no retorno hacia la libertad”.

Reino Unido
El redactor recomienda