El mayor accionista privado de AENA resta importancia a la posible marcha de su presidente
  1. Empresas
TCI se opuso al nombramiento del antecesor

El mayor accionista privado de AENA resta importancia a la posible marcha de su presidente

Fuentes de los grandes inversores privados de la cotizada minimizan la repercusión que creen que podría tener para el devenir del gestor aeroportuario la hipotética salida de su CEO a la Generalitat si Illa logra ser 'president'

Foto: El presidente de AENA, Maurici Lucena. (EFE)
El presidente de AENA, Maurici Lucena. (EFE)

AENA informó el pasado jueves de que su actual presidente y consejero delegado, Maurici Lucena, dejará la cotizada para ser 'vicepresident' económico y 'conseller' de Economía y Hacienda de Cataluña si el candidato del PSC en las elecciones del 14 de febrero, Salvador Illa, logra convertirse en 'president' de la Generalitat.

El anuncio se notificó a las 13:00 del pasado jueves a la CNMV, cuando la acción de AENA se situaba en los 128,30 euros. Tras dicho anuncio, los títulos del gestor aeroportuario siguieron subiendo hasta que terminó la sesión. Posteriormente han fluctuado, y este lunes han cerrado en 129,20 euros, tras avanzar un 1,5% durante la jornada.

La trascendencia que una noticia como la posible marcha de su primer ejecutivo puede tener en otras cotizadas ha sido imperceptible en este caso. La indiferencia del mercado es, además, compartida por los principales accionistas privados de AENA, cuyo dueño es el Estado a través de la sociedad pública Enaire, que controla el 51% de la firma que gestiona los aeropuertos.

placeholder El candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa. (EFE)
El candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa. (EFE)

Fuentes conocedoras de su primer accionista privado, The Children´s Investment Fund Management (TCI), señalan que el fondo británico descarta que la marcha de Maurici Lucena, en caso de que finalmente se produzca, tenga un impacto para la empresa.

En este sentido, explican que AENA ha tenido tres CEO desde que se produjo su salida a bolsa (José Manuel Vargas, Jaime García-Legaz y el propio Maurici Lucena) y nada ha cambiado, con lo que lo mismo sucederá si finalmente cambia el actual presidente y consejero delegado de la compañía del Ibex 35.

Es decir, que la marcha de Lucena, al que Illa quiere nombrar máximo responsable de la economía catalana, no genera especial preocupación para el primer accionista privado del dueño de Barajas y El Prat, entre otros aeropuertos. Un inversor que, en en los últimos meses de mandato de Lucena, ha ido reduciendo su participación en la compañía a través de diversas ventas, según registra la CNMV.

The Children Investment, representada en el consejo de AENA por su fundador, Chris Hohn, ya mostró su desacuerdo con algunas designaciones. No en vano, el primer accionista privado (7,5% del capital social) votó en contra de la entrada en la cúpula de AENA de Jaime García-Legaz, tal y como publicó El Confidencial cuando fue designado.

Foto: Jaime García-Legaz tomará posesión como presidente de Aena este lunes. (EFE)

Con esa decisión, TCI quiso mostrar su disconformidad con la decisión adoptada por el Gobierno de Rajoy. Tras la salida de Vargas, el inversor institucional había recomendado que el puesto de máximo responsable de AENA estuviera ocupado por un perfil más empresarial y menos político, con lo que su reclamación cayó en saco roto. Este accionista siempre ha abogado por que el Estado bajara su posición por debajo del 50%, lo que permitiría hacer una gestión más activa en cuanto a inversiones.

La poca relevancia que otorga al 'management' contrasta con otras compañías cotizadas dependientes de la regulación. Por ejemplo, Iberdrola o Naturgy, donde los analistas siempre han vinculado gran parte de la marcha de la firma con la acción de su equipo directivo y miran con preocupación cualquier cambio en ese sentido.

Tras sacar al PP de la Moncloa, el Gobierno de Pedro Sánchez decidió nombrar a Lucena presidente de AENA. Hasta llegar a su puesto, el ejecutivo había sido diputado y portavoz del grupo socialista en el Parlament entre diciembre de 2012 y octubre de 2015. Posteriormente y hasta 2018, fue directivo en Banco Sabadell.

Foto: Ninguna empresa de restauración ha suscrito la oferta de Aena.

Su llegada a AENA tampoco contó con el apoyo unánime de los accionistas de la cotizada. En la junta general de accionistas de 2019, la ratificación de su nombramiento fue el punto del orden del día que menos apoyos recabó y el que más votos en contra obtuvo. Los votos a favor fueron incluso menores a los de los nombramientos como consejeros de la sociedad, en la categoría de independientes, de otros conocidos de la política catalana como Josep Antoni Duran Lleida (CIU) o Jordi Hereu (PSC).

Por ahora, los analistas aún no están ofreciendo análisis al respecto. Desde Banco Sabadell, señalan que "Maurici Lucena accedió al cargo en 2018 [nombrado por el Gobierno]". "No esperamos un impacto muy significativo hasta que no se confirme la noticia y, de confirmarse, a la espera de un sustituto, lo que sí será relevante", destacan los analistas de la entidad, que mantienen su precio objetivo en 136,5 euros.

La ratificación de Lucena como presidente de Aena fue el punto con menos apoyo en la junta de 2019 y el que más votos en contra obtuvo

Lo más reciente es un informe de Credit Suisse, fechado en el mismo día que se anunció la posible marcha de Lucena. En cualquier caso, las preocupaciones de sus expertos pasaban por la evolución de la pandemia y cómo eso está afectando a las restricciones a la aviación, lo que impacta directamente sobre el negocio de AENA. Para la casa de análisis suiza, los catalizadores y riesgos para AENA pasan por cómo evolucione el covid y qué nivel de actividad se podrá permitir durante la temporada turística.

Por su parte, el PP pide la dimisión inmediata de Lucena por compatibilizar sus funciones con la actividad electoral y ve absolutamente inaceptable que continúe en su puesto.

Maurici Lucena Salvador Illa PSC Jaime García-Legaz Ibex 35 Naturgy Josep Antoni Duran Lleida Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda