Turbulencias en IAG, Meliá, Amadeus, NH, Aena... La vacuna sigue sin curar al turismo
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Fuertes caídas en bolsa

Turbulencias en IAG, Meliá, Amadeus, NH, Aena... La vacuna sigue sin curar al turismo

Las dudas vuelven a penalizar al sector, a medida que el recrudecimiento de la pandemia y los retrasos en la vacunación obligan a retrasar las expectativas de recuperación

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

Con las cifras de contagios desbocadas por gran parte de Europa y una nueva avalancha de medidas restringiendo la actividad por toda la región, la senda hacia la normalización económica parece hoy mucho más lejana que hace apenas un par de meses.

Desde que a mediados del pasado noviembre las noticias sobre las vacunas comenzaron a inyectar nuevas dosis de optimismo sobre la posibilidad de controlar la pandemia del coronavirus, los mercados se han movido alrededor de un relato basado en la progresiva recuperación de la normalidad que favorecería una fuerte recuperación a lo largo de 2021. Las últimas noticias empiezan a arrojar paladas de incertidumbre sobre ese escenario, y eso, obviamente, no puede pasar desapercibido para los inversores, que empiezan a cuestionarse si no han ido demasiado lejos al poner en precio una recuperación aún muy incierta.

Las fuertes caídas que han registrado este lunes las compañías del sector turístico español, y que son continuación de las ya sufridas el pasado viernes, son el mejor reflejo de estas dudas que comienzan a abrirse paso sobre el parqué. IAG ha restado un 7,14% y Amadeus y Meliá han sufrido recortes de un 4,7% y 4,58%, respectivamente, y NH y Aena han sufrido pérdidas de un 1,93% y 1,53%, que suponen bruscos frenazos a las remontadas emprendidas en los últimos meses al calor de las expectativas generadas por las vacunas.

El agravamiento de la pandemia y el retraso en las vacunas ajan las expectativas de mejora

Desde un primer momento, todo discurso de optimismo en torno a la recuperación ha ido acompañado de la advertencia de que los primeros meses de 2021 serían, inevitablemente, difíciles y que la mejora solo comenzaría a ser perceptible a partir del segundo trimestre del año. Sin embargo, como observa Francisco José Rodríguez, director de análisis de renta variable europea de Banco Sabadell, "la situación hoy es peor que lo se esperaba y de lo que estaba descontando el mercado".

No es solo que el virus esté causando actualmente unos estragos mayores de los previstos, obligando en muchos casos a confinamientos severos que se creían ya cosa del pasado. La lentitud con que se está administrando la vacuna en muchos lugares de Europa —España entre ellos— añade escepticismo sobre la posibilidad de llegar al verano con unas cotas de inmunidad suficientes para permitir una actividad hasta cierto punto normalizada. Y ese es un escenario especialmente inquietante para las compañías más ligadas a la industria turística.

"Lo que está pesando ahora es la incertidumbre sobre cuánto va a tardar en controlarse esto, porque es algo a lo que nadie puede dar una respuesta exacta", comenta Rodríguez, que advierte de que en cierto modo se empieza a plantear el riesgo de que la industria no pueda aprovechar la que es la temporada alta en el mercado español, la veraniega, y que, en gran medida, este acabe siendo otro año perdido para el sector. "Esa es una situación que nadie tenía asumida. Y sigue sin ser el escenario base, pero con tanta incertidumbre empieza a plantearse", apunta.

Foto: El turismo ha pasado de representar el 12,4% del PIB a poco más del 4%.

En las últimas cuatro semanas, el consenso de analistas ha asestado un recorte de las estimaciones de ebitda de IAG en 2021 superior al 8%. Las de Aena se han reducido más de un 6% y las NH por encima del 5%, mientras que las de Amadeus y Meliá han menguado un 4,3 y un 3,3%, respectivamente, evidenciando el borrón que esta situación está provocando en sus perspectivas de negocio.

En ese escenario, los expertos sugieren la necesidad de discriminar entre aquellas compañías que con sus remontadas de los últimos meses han pasado a descontar un escenario de recuperación especialmente positivo, frente a las que aún se mantienen en niveles de valoración algo más ajustados. Y en ese sentido los números de los analistas parecen arrojar algo de luz, si se tiene en cuenta que aún tras las recientes caídas Meliá cotiza más de un 5% por encima del precio objetivo medio que le otorgan las firmas que le cubren y Amadeus se mueve ligeramente por encima del mismo, mientras que Aena aún tendría un 14% de recorrido al alza, el de NH superaría el 24% y el de IAG se situaría por encima del 32%.

En el caso del grupo aéreo, sin embargo, siguen pesando las preocupaciones sobre su capacidad financiera para aguantar un nuevo periodo de restricciones de vuelo. Unas preocupaciones a las que se añaden las que genera el reciente acuerdo de compra con Air Europa, ya que, a falta de que se revele algún tipo de mecanismo de ajuste del precio de compra, la compañía tendría que asumir la nueva deuda que previsiblemente también generará la aerolínea de la familia Hidalgo en estos meses de dificultades.

Algunas firmas, como Meliá, descuentan escenarios mejores al que asumen los expertos

Pese a todo, como observan en Renta 4, la compañía insiste en que cuenta con margen financiero de sobra para capear las dificultades y que, en caso de necesidad, aún podrían hacer ajustes adicionales de personal para limitar la salida de caja. Además, en el caso de que fuera preciso captar capital, la compañía contaría con alternativas antes de plantearse una nueva ampliación, como la ejecutada el pasado verano. "Destacamos la capacidad del grupo de haber mejorado significativamente la estructura de costes y la reducción de salida de caja. IAG cuenta con más margen para reducir costes y ampliar su ventaja comparativa frente a las grandes aerolíneas de bandera en este sentido", apunta una nota publicada este lunes por la firma de análisis.

Del mismo modo, tampoco habría razones aparentes para esperar que un peor desempeño del negocio en 2021 frente a lo esperado pudiera situar en posiciones financieras críticas al resto del sector. En el caso de los grupos hoteleros, Rodríguez recuerda que tienen a su alcance la posibilidad de obtener liquidez a través de la venta de activos, una palanca de la que, prevé, acabarán haciendo uso cuando la situación les permita optimizar los precios de venta.

Opciones para capear una tormenta que, no obstante, nadie esperaba que mantuviera a estas alturas la virulencia que sigue mostrando y que obliga a los inversores a repensar su apuesta por la recuperación de la industria turística.

Con las cifras de contagios desbocadas por gran parte de Europa y una nueva avalancha de medidas restringiendo la actividad por toda la región, la senda hacia la normalización económica parece hoy mucho más lejana que hace apenas un par de meses.

IAG Turismo Meliá Hoteles Noticias de AENA Amadeus Renta variable
El redactor recomienda