El sector renovable plantea ventas por más de 12.000 M ante la fiebre inversora verde
  1. Empresas
Inversión favorita en plena pandemia

El sector renovable plantea ventas por más de 12.000 M ante la fiebre inversora verde

Las empresas de promoción, desarrollo, construcción y operación de eólica, pero sobre todo fotovoltaica, están protagonizando un goteo incesante de operaciones de venta y salidas a bolsa

placeholder Foto: Foto de archivo de un parque híbrido de eólica y fotovoltaica. (EFE)
Foto de archivo de un parque híbrido de eólica y fotovoltaica. (EFE)

La energía renovable cotiza muy al alza en el mercado español. Los planes de transición energética y descarbonización a nivel mundial están atrayendo capitales de todo tipo y condición, ávidos de rentabilidad en un mundo de tipos de interés hundidos y con pocas certidumbres en el medio plazo.

Si algo tiene claro el dinero es que la energía eólica y sobre todo la fotovoltaica parecen valores seguros cuando nada es seguro. Pese a la depresión del mercado eléctrico mayorista en los meses de la pandemia, fondos, 'utilities', petroleras y pequeños inversores de bolsa, están dando su apoyo a este sector: Las últimas operaciones anunciadas al mercado y los planes de desinversión suman más de 12.000 millones de euros. El Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) anunciado por el Gobierno es el faro que está guiando la entrada masiva de capital.

Prueba de la fiebre inversora y de las intenciones de poner estos activos en valor es la salida este otño a bolsa de Soltec, una empresa originaria de Murcia que se dedica a fabricar los seguidores de las placas solares y capitaliza por 700 millones de euros actualmente, tras obtener 150 millones. Se trata del único salto al parqué en España casi dos años después de que lo hiciera Solarpack, otra compañía centrada en la energía fotovoltaica, y se produjo con la pandemia mostrando la peor cara de la segunda ola y la incertidumbre en máximos, dado que aún no había noticias de la eficacia de las vacunas.

Foto: Juan Béjar, presidente de Bruc.

Este movimiento ha supuesto el pistoletazo de salida para otras compañías. El exyerno de Florentino Pérez, conocido por fundar la empresa de autobuses La Sepulvedana, también planea sacar a bolsa Capital Energy, según avanzó 'Cinco Días', una compañía que lleva años promoviendo parques renovables y que está reforzándose con fuerza en el último año.

No es el único, OPDEnergy, otro promotor independiente de energía limpia, es el último que ha mostrado su intención de salir a bolsa, tal y como publicó 'Expansión' la pasada semana y ha podido confirmar este diario de fuentes del sector.

Los grandes actores siguen la misma estela, necesitados en algunos casos de poner en valor sus negocios más prometedores. Repsol ha anunciado que pretende lanzar a bolsa o lograr un inversor privado de su filial de renovables, por la que pretende sacar 1.400 millones de euros. Los analistas de Morgan Stanley han llegado a valorarla en 4.100 millones de euros, aunque Citi cree que está sobre los 3.000 millones.

Foto: Foto de archivo de una planta solar. (Reuters)

Para operación de puesta en valor, la que ha llevado a cabo Ence. En pocas semanas, ha vendido el 49% de su división de energía a Ancala Partners por 359 millones de euros, lo que le permite elevar el valor en libros de este negocio en 886 millones. Poco después, también vendió el 90% de su central de Puertollano a Q-Energy con unas plusvalías de 35 millones de euros, pese a que solo hace dos años que se la compró a Iberdrola.

Otra cotizada, el Grupo ACS, también ha realizado importantes desinversiones recientemente. En primer lugar, vendió un 75% de su 'pipeline' de desarrollo a la petrolera Galp. Y ahora negocia la venta de Cobra, su filial de ingeniería y construcción de infraestructuras renovables, con el grupo francés Vinci por 5.200 millones de euros.

Otro de los que siguen haciendo caja con sus desarrollos renovables en Aragón es Forestalia, que sigue desarrollando, coinvirtiendo y enajenando activos de fotovoltaica, pero sobre todo de eólica. La última gran operación anunciada ha sido la venta de 27 parques de un gigavatio de potencia eólica al fondo danés CIP, que necesitará más de 1.200 millones de euros.

Foto: Foto de archivo de un parque solar. (Reuters)

Ya a finales de 2019, Univergy mostró su intención de contratar asesores financieros para explorar también una ampliación de capital. También desde hace un año Elawan, la firma de energía renovable de la familia Riberas (Gestamp, Gonvarri), contrató a Lazard para explorar la venta o, en su caso, una posible salida a bolsa, valorada en 2.000 millones. También se hizo con los servicios de Lazard y el despacho Herbert Smith Freehills la compañía soriana Solarig, que quiere aprovechar el auge para explorar una posible operación de puesta en valor.

Otro que se ha puesto en manos de la industria financiera es Juan Béjar. El ex consejero delegado de FCC ha fichado a RBC Capital y Greenhill para buscar un socio con el que coinvertir en Bruc Energy, el vehículo de fotovoltaica que comparte con los canadienses de OPTrust. La 'utility' noruega Statkraft, ha comprado en este otoño Solarcentury, una plataforma de promoción de energía verde con una importante implantación en España.

Otra de las operaciones privadas más relevantes es la de T-Solar (1.500 millones), donde hay interés de varios fondos internacionales y Naturgy, tal y como adelantó este medio. Otro de los que planean su venta es TSK. La ingeniería asturiana pensaba sacar la firma a bolsa, pero puede encontrar inversores que le den hasta 800 millones de euros.

Foto: El presidente y consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas (iz.), y su hermano, Jon. (EFE)

Otra forma de interés está en las gestoras. Everwood Capital sigue levantando dinero entre grandes patrimonios para seguir desarrollando parques. Recientemente, compró 1GW de desarrollos fotovoltaicos a Prodiel, la firma participada por el presidente del Real Betis o la familia Godia. Otra gestora, Dunas Capital, también ha lanzado un vehículo de inversión verde en renovables.

La prueba del interés en este mercado se puede ver también en bolsa. Solaria ha triplicado su valor en bolsa desde que empezó la pandemia y su crecimiento le ha valido para entrar en el Ibex 35. Un camino paralelo al de Grenergy, que también ha más que doblado su valoración en medio año y saltó del MAB al Continuo. O el gigantesco plan de inversión renovable anunciado por Iberdrola para los próximos cinco años en España (7.000 millones). Endesa prevé invertir 3.800 millones en los próximos tres años.

Una fiebre desatada por la energía renovable que, sin embargo, no debería pasar por alto que Red Eléctrica acaba de anunciar casi 40 GW de peticiones de acceso y conexión antes de que se acabara la amnistía para poder retirar los avales. O que el operador del sistema ha denegado acceso a 114 GW de eólica y fotovoltaica. El mercado barrunta cada vez con más fuerza que, otra vez, puede haber una burbuja renovable, pero el dinero no para de llegar.

Energías renovables Lazard Morgan Stanley Cobra Citi Desinversiones Herbert Smith Freehills Ence Juan Béjar Florentino Pérez Salidas a bolsa Vinci Energía fotovoltaica Tipos de interés Inversores Rentabilidad Energía eólica Pandemia Repsol
El redactor recomienda