REQUERIMIENTO DEL REGULADOR A LA ELÉCTRICA

La CNMV exige explicaciones a Iberdrola por las facturas de Villarejo y su policía

El organismo supervisor de los mercados de valores le ha requerido toda la documentación por el caso del comisario por si afectaran al gobierno corporativo de la eléctrica

Foto: Sede de Iberdrola. (Reuters)
Sede de Iberdrola. (Reuters)
Adelantado en

El caso Villarejo ha llegado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según han confirmado fuentes conocedoras de la investigación, el organismo supervisor ha solicitado a Iberdrola explicaciones por las facturas cursadas por la eléctrica a una sociedad a nombre del comisario de policía y por las grabaciones desveladas por El Confidencial y 'Moncloa.com' en las que su responsable de seguridad, Antonio Asenjo, pone de manifiesto presuntas actuaciones ilícitas en nombre de la compañía.

La CNMV pidió esta información a Iberdrola la semana pasada. El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán le remitió la información de inmediato, insistiendo en que lo que conoce hasta la fecha, tras dos informes internos de auditoría, es la existencia de 17 facturas que justificarían determinados trabajados encargados a José Manuel Villarejo. Pero la eléctrica añadió que, dada la gravedad de las grabaciones, ha iniciado una tercera investigación para esclarecer los pagos a Cenyt, la empresa vinculada con el comisario, en prisión desde hace dos años.

Iberdrola, en su afán por aclarar cuanto antes las presuntas irregularidades, trasmitió al organismo que preside Sebastián Albella su intención de tener en el menor tiempo posible este nuevo y tercer informe. Es decir, que, a diferencia de lo ocurrido con BBVA por facturas y trabajos también encargados a Villarejo, cuyas averiguaciones se dilataron más de seis meses, la compañía energética no quiere alargar sus pesquisas y aseguró al regulador que informará en breve de las conclusiones de la investigación.

Además, la institución que supervisa los mercados de valores españoles le pidió aclaraciones sobre la situación contractual de Antonio Asenjo, el jefe de seguridad de Iberdrola que aparece en las grabaciones con Villarejo y que la empresa despidió hace dos semanas, tal y como adelantó El Confidencial. El grupo energético explicó que se trata de “un cese por pérdida de confianza”, ya que considera que el exdirectivo, un hombre vinculado a Ignacio Sánchez Galán desde hace más de 20 años, mintió cuando la compañía hizo sus dos primeras auditorías por las facturas de Villarejo.

Según esta versión, Asenjo les aseguró que las facturas se correspondían con los conceptos aparecidos en las mismas. Pero Iberdrola considera que, una vez escuchadas las grabaciones, no les dijo la verdad de la contratación del comisario. Por ello, decidió despedirlo con una liquidación que el policía se ha negado a firmar. Según otras fuentes, Asenjo se ha puesto en manos de un abogado para defender sus derechos frente a la compañía, a la que llegó en 2001 procedente de Airtel por petición de Galán.

En este sentido, José Sainz Armada, director general financiero y de recursos, reunió la semana pasada a los tres responsables de seguridad de Iberdrola que estaban bajo el mando de Asenjo para tranquilizarles sobre la investigación interna. A la reunión, asistieron Francisco Blázquez, jefe de seguridad de España y Portugal, Enrique Victorero, que se encarga de la protección internacional, y Rosa Keriger, directora global de ciberseguridad. Iberdrola, que ha declinado hacer ningún comentario, ha confirmado todos los detalles de esta información.

Tranquilidad sindical y consejo

Desde Iberdrola, han trasmitido a los sindicatos, con los que la semana pasada mantuvieron una reunión para aclarar la situación, absoluta tranquilidad en el convencimiento de que siempre se ha cumplido el código ético y se han respetado todos los procedimientos internos. En consecuencia, se desmarcó de cualquier posibilidad de haber incurrido en un delito, según la nota informativa distribuida entre los empleados. La compañía les desmintió que hubiera espiado a los propios representantes de los trabajadores de la central de Cofrentes (Valencia), tal y como queda acreditado en los audios difundidos.

Iberdrola, que el próximo 29 de octubre reunirá a su consejo de administración para analizar las cuentas trimestrales y la situación del caso Villarejo, ha enviado a la plantilla un documento en el que les invita a tomar medidas para proteger la información corporativa, tanto dentro como fuera de la oficina. En un informe denominado ‘Human Firewall’, les recomienda una serie de medidas sobre ciberseguridad que incluyen no almacenar datos de la empresa en correos personales, no intercambiar documentos conectados a redes wifi públicas y no dejar móviles u ordenadores de forma visible en el interior de sus vehículos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios