POR LAS RESPONSABILIDADES PENALES

El jefe de seguridad de Iberdrola rechaza los finiquitos del despido y amenaza con hablar

Antonio Asenjo ha declinado firmar las dos ofertas que la eléctrica le hizo en apenas 24 horas para aceptar su destitución tras el escándalo por las escuchas con Villarejo

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

Iberdrola no lo va a tener fácil con Antonio Asenjo, su exjefe de seguridad, al que despidió el pasado viernes tras conocerse los audios en los que implica a la compañía en actividades presuntamente ilícitas con el policía José Manuel Villarejo. Según aseguran fuentes próximas a las conversaciones, el que hasta hace unos días era el hombre de confianza de Ignacio Sánchez Galán en asuntos confidenciales ha rechazado los dos finiquitos que el grupo energético le presentó en menos de 24 horas para que aceptase su destitución.

Según indican las mismas fuentes, Asenjo, que llevaba en Iberdrola desde 2001, se negó a firmar la primera liquidación que le ofreció la dirección general de recursos humanos, liderada por José Angel Marra desde hace poco más de un año. Ese primer cheque se le puso encima de la mesa en la tarde del jueves, pocas horas después de que la compañía anunciase una "nueva y exhaustiva" investigación sobre los contratos con el comisario Villarejo. Pero Asenjo se negó a rubricarlo.

Una vez recogidas sus pertenencias en varias cajas, Iberdrola le hizo una segunda proposición en la mañana del viernes, cuando tenía ya que dejar formalmente las instalaciones del grupo eléctrico. Pero el exjefe de seguridad, cuya voz se escucha negociando con Villarejo cómo investigar a jueces, presidentes de empresas competidoras, como Endesa, y hasta a sindicalistas, también rehusó la cantidad que le ofreció la empresa para la que ha trabajado los últimos 17 años.

Aunque según las mismas fuentes la cantidad que Iberdrola ha incluido en la liquidación puede considerarse más que generosa, el expolicía y exempleado de seguridad de Prosegur ha rechazado firmar ningún documento que le pueda suponer en el futuro aceptar posibles responsabilidades penales si la Audiencia Nacional abre una pieza separada, como ha ocurrido con BBVA y con Planeta, en relación con la operación Tándem.

Según otras fuentes próximas a Iberdrola, Asenjo tiene decidido no asumir en solitario las responsabilidades por las investigaciones llevadas a cabo bajo facturas falsas a empresas de Villarejo. Según ha confesado a personas próximas a la compañía, los encargos procedían de instancias superiores y eran conocidos por personas del consejo de administración.

Reacción sindical

Tras la información publicada el pasado miércoles por El Confidencial y 'Moncloa.com', los sindicatos han pedido explicaciones a Iberdrola. Según una nota interna, UGT, la organización mayoritaria en la plantilla de la eléctrica, ha solicitado una reunión urgente con la alta dirección para que aclare las noticias aparecidas, "que, de ser ciertas, en ningún caso pueden ser beneficiosas para nuestra empresa".

El sindicato asegura a sus afiliados que dichas informaciones "sobrepasan el ámbito estrictamente de las relaciones laborales", motivo por el que no se había pronunciado hasta la fecha. Pero al ver la noticia sobre la investigación por el caso de Cofrentes, UGT ha decidido pedir "explicaciones a la dirección de la empresa", por lo que "en los próximos días seremos convocados todos los sindicatos a una reunión".

Iberdrola y los representantes de los trabajadores tienen que negociar en breve el nuevo convenio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios