apuesta por la gestión interna

El Corte Inglés entierra el plan de PwC y confía a Catena todo su futuro inmobiliario

El grupo ha decidido apostar por llevar desde dentro todo el plan dirigido a rentabilizar su patrimonio inmobiliario, y poner punto final a la 'operación Green' que había encomendado a PwC

Foto: Un cliente entra en uno de los centros de El Corte Inglés. (EFE)
Un cliente entra en uno de los centros de El Corte Inglés. (EFE)

Todo el poder dentro de la casa. Es la decisión que ha tomado El Corte Inglés para su enésimo intento de poner en valor su vasto patrimonio inmobiliario, un objetivo que ahora ha decidido canalizar a través de una nueva filial inmobiliaria, El Corte Inglés Real Estate, y bajo el mando de Javier Catena, quien dirigirá esta nueva unidad.

La consecuencia directa de este giro estratégico, que cuenta con el respaldo directo del consejero delegado, Víctor del Pozo, es que el gigante de la distribución entierra el plan que había encargado a PwC, bautizado como 'operación Green' y que había quedado reducido a la venta de menos de un centenar de activos valorados en unos 1.000 millones de euros.

Aunque, formalmente, el grupo sigue trabajando con PwC, las fuentes consultadas por El Confidencial aseguran que esta relación tiene fecha de caducidad, ya que la nueva era que se abre bajo la presidencia de Marta Álvarez nace con el objetivo de internalizar la estrategia, prescindir de terceras partes y apostar por sacar todo el fruto desde dentro de la casa.

En el caso de la nueva filial inmobiliaria, además, su creación permite organizar al gigante de los grandes almacenes sobre las dos grandes patas que siempre ha tenido, los inmuebles y el negocio 'retail'.

Víctor del Pozo, consejero delegado de El Corte Inglés, y Javier Catena, máximo responsable de la nueva filial inmobiliaria.
Víctor del Pozo, consejero delegado de El Corte Inglés, y Javier Catena, máximo responsable de la nueva filial inmobiliaria.

Aunque El Corte Inglés es una empresa del mundo del comercio, su vasto patrimonio la convierte en una de las mayores inmobiliarias de España, con activos valorados en más de 17.000 millones de euros y sobre los cuales, en el pasado, se han estudiado todo tipo de opciones, tanto en términos de venta como hasta la creación de una socimi.

Ahora, Catena será quien diseñe la nueva hoja de ruta del grupo desde los mandos de una filial 'ad hoc' y con el objetivo ya no solo de rentabilizar estos activos, sino también de salvaguardar el patrimonio y de adaptarlo a la gran transformación que supone tanto para el mundo de la distribución como para el inmobiliario el auge del comercio electrónico.

Un futuro para el cual El Corte Inglés cuenta con grandes mimbres, pero también con enormes carencias, ya que su modelo de negocio se está quedando caduco en la era de Amazon, factor que se ve agravado por el hecho de tener grandes centros diseñados en la época del 'boom' que resulta complejo poner en rentabilidad.

Por el contrario, su enorme mancha de aceite le permite contar con una posición privilegiada de cara a las nuevas necesidades de espacios que requiere el comercio electrónico, tanto en términos de logística tradicional como en el creciente auge de la última milla y de los puntos de entrega.

Parque logístico de El Corte Inglés.
Parque logístico de El Corte Inglés.

De hecho, más allá de las ventas de activos y de las promociones llave en mano que hará El Corte Inglés, el mercado está expectante por ver si, realmente, el grupo pone en marcha una estrategia clara en toda la transformación que exige el comercio electrónico, tanto para el 'retail' como para el inmobiliario.

Unos planes que distan mucho del objetivo perseguido por 'operación Green' y por el proyecto que la precedió, 'Batman', ambos dirigidos a conseguir liquidez para amortizar deuda, sin una visión a largo de qué hacer con el patrimonio inmobiliario.

Ahora, con El Corte Inglés Real Estate, las fuentes consultadas explican que esta es la gran diferencia, verlo como un todo y, sin renunciar a las ventas, que seguirán, tratar de que sea el propio grupo el que saque el máximo partido a cada activo, ya sea cambiando usos, promoviendo y construyendo llaves en mano o sellando alianzas con otros jugadores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios