LOS INGRESOS ONLINE CRECEN UN 32%

El Corte Inglés vende un 0,9% más hasta agosto pero pinchan centros clave de Madrid

La facturación de la compañía en el primer semestre fiscal del año crece un 0,9%, hasta 6.150 millones de euros, 77 millones por debajo del objetivo marcado inicialmente

Foto: Dos personas caminan ante una tienda de El Corte Inglés en Madrid. (Reuters)
Dos personas caminan ante una tienda de El Corte Inglés en Madrid. (Reuters)

El Corte Inglés ya sabe cómo le ha ido el primer semestre de su ejercicio fiscal, que empieza cada 1 de marzo. Y la conclusión es agridulce. Las ventas en sus grandes centros comerciales han crecido un 0,90%, hasta los 6.150 millones, pero lo han hecho por debajo de como lo había estimado Víctor del Pozo, el consejero delegado y máximo responsable del negocio ‘retail’ del grupo. Según números internos provisionales, el grupo de grandes almacenes ha facturado un 1,24% por debajo (77 millones menos) de lo que había previsto el 'holding', presidido desde junio por Marta Álvarez Guil.

El notable incremento de las ventas online (un 32%) o el buen comportamiento de la sección de zapatería (+5,78%), se han visto lastrados por departamentos como moda, que se ha quedado por debajo del objetivo y por el pinchazo en facturación de centros emblemáticos, como el de Princesa, Goya y Preciados en Madrid.

Del Pozo había calculado que en el primer semestre del ejercicio, acabado el pasado 31 de agosto, las ventas alcanzarían los 6.235 millones de euros, con un crecimiento del 2,25%. Pero la división de moda no ha cumplido con las expectativas, ni el departamento de caballero, ni el de señoras, ni el de jóvenes, ni tampoco en el infantil. También la ropa de interiores y baño lo hizo peor de lo estimado. Y pese a que algunos de estos negocios —caballeros y jóvenes— vendieron algo más respecto al mismo periodo de 2018, el resultado ha sido de 1.658 millones, un +0,30%, pero 70 millones menos de los previstos. Es decir, un 4,10% inferior a lo presupuestado.

Coincidiendo con estos números, a finales del pasado mes de agosto El Corte Inglés prescindió de Jill Little, la asesora responsable del departamento de moda mujer fichada por Dimas Gimeno, el anterior presidente, y que se había convertido en persona de confianza de Marta Álvarez Guil. Fue la responsable de la renovación de esta área, que supuso la eliminación de todas la marcas propias —Antea, Zendra y Yedra— para unificarlas bajo la enseña Woman. Una decisión que ahora se quiere revocar con la creación de nuevas marcas —Alik y Another Love— bajo la coordinación de Alejandro Salazar-Simpson y María Díaz-Rato y la supervisión directa de la presidenta.

Por el contrario, los departamentos de complementos y zapatería se han comportado mucho mejor que en el primer semestre de 2018 —la facturación ha crecido un 5,79%— y por encima —un 2,08%— de lo que había estimado el consejero delegado. La cifra de negocio de estas áreas alcanzó los 1.121 millones, 22 millones más que los presupuestados por Víctor del Pozo.

Una mujer mira un escaparate en una tienda de El Corte Inglés. (EFE)
Una mujer mira un escaparate en una tienda de El Corte Inglés. (EFE)

Las otras grandes áreas de los centros de El Corte Inglés tuvieron unos resultados dispares en los primeros seis meses de 2019. Alimentación, que incluye los ingresos de los restaurantes, ha facturado 1.159,5 millones, un 0,21% más respecto al mismo periodo del año anterior, pero un 0,77% (6,7 millones) menos de lo que había querido la cúpula directiva. Entretenimiento registró una cifra de negocio de 863 millones, 14,6 millones por debajo de lo estimado, con un descenso del 0,92% en comparación con el primer semestre de 2018.

Las calles de Madrid

Por centros comerciales, el de Paseo de la Castellana ha seguido siendo el más rentable del grupo, con una facturación de 351 millones, 13,8 millones más de los previstos y un crecimiento interanual del 7%. Sin embargo, otros buques insignia de El Corte Inglés, como los edificios de las calles de Preciados, Goya, Princesa (los tres en Madrid) y Pozuelo de Alarcón, la ciudad con más renta per capita de España, han registrado descensos semestrales y unos ingresos por debajo de lo presupuestado. En Cataluña, los centros de avenida Diagonal y de plaza Cataluña, sus dos emblemas en Barcelona, tuvieron un comportamiento positivo, con incrementos del 6 y del 2%, respectivamente.

En total, las ventas en los centros comerciales han ascendido a 5.775,5 millones, 105 millones menos (-1,78%) de lo que esperaba Víctor del Pozo y prácticamente lo mismo que facturó el grupo entre marzo y agosto de 2018. Los puntos de oportunidades sí lo hicieron mejor, con un aumento del 6% sobre la estimación inicial y un 3% superior a la cifra obtenida en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Pero la buena noticia para El Corte Inglés ha sido la evolución de las ventas 'online', que se han disparado un 32%, hasta los 235 millones, casi 20 millones más de lo calculado. Si bien la cifra es todavía pequeña respecto a la facturación total —apenas representa el 4% del 'holding'—, la compañía tiene mucha esperanza puesta en que el volumen de negocio por canales digitales llegue a los 1.000 millones de euros en 2020. Así lo aseguró la semana pasada Ricardo Goizueta, responsable de comercio electrónico, quien también avanzó que la compañía lanzará en breve una nueva versión de su tienda para móviles y una renovación total de la página web el próximo año.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios