EEUU PIDE A LA OMC QUE SEAN DE 11.000M

Más turbulencias tras la crisis del MAX de Boeing: Trump ultima aranceles a Airbus

La OMC publica en unos días el importe máximo que EEUU puede cargar a productos de la UE mediante aranceles. Aerolíneas americanas temen el bloqueo y el daño al mercado de la aviación

Foto: Un Airbus A330 en el aeropuerto de Salt Lake City, en Estados Unidos. (EFE)
Un Airbus A330 en el aeropuerto de Salt Lake City, en Estados Unidos. (EFE)

El mercado de la aviación se prepara para un final de 2019 aún más turbulento que su inicio. Al aterrizaje forzoso desde marzo de toda la flota (387 aviones) del modelo superventas de Boeing, el 737 MAX, se va a sumar este mes de octubre la más que probable imposición por EEUU de aranceles a una serie de productos europeos, entre ellos los aviones y helicópteros (completos y por partes) de Airbus. Es decir, el mercado aeronáutico estadounidense corre el riesgo de verse casi completamente bloqueado si al parón de entregas de la aeronave estrella de Boeing se suma un sobrecoste a los productos Airbus que los haga invendibles a las aerolíneas del país.

¿Cómo se ha llegado a este punto? Es el resultado de 15 años de disputas cruzadas en la Organización Mundial de Comercio (OMC) entre Boeing/Gobierno americano y Airbus/Unión Europea. EEUU denunció en 2004 lo que denominó subsidios y ayudas públicas a Airbus por parte de Francia, Alemania, España y Reino Unido. Tras un proceloso trayecto, la OMC prevé publicar esta próxima semana el montante de contramedidas a las que EEUU tiene derecho por el daño que esas ayudas —que Airbus defiende que son préstamos que se repagan con sus intereses— han causado a la aeronáutica estadounidense.

El Gobierno de Trump pide que sumen 11.000 millones y antes de verano publicó una lista de 301 productos a los que podría imponer algún tipo de arancel (incluidos el aceite y las aceitunas, entre otros). El importe que publique la OMC podrá, pasados diez días, distribuirse en distintos tipos de aranceles a cualquiera de esos productos. El volumen agregado de esos aranceles puede ser como máximo la cifra que establezca el organismo multilateral. EEUU tiene la posibilidad, y todo parece indicar que la ejercerá por su postura hasta ahora, de imponer hasta un 100% de arancel a los aviones de Airbus, como ha solicitado Boeing durante la tramitación del expediente en la OMC.

American Airlines, sin embargo, ha mostrado a las autoridades americanas su temor ante esos aranceles. De los 280 aviones que prevé incorporar a su flota entre 2019 y 2026, hasta 90 son aeronaves de Airbus. Y en el documento enviado a su gobierno en mayo pasado, dice sin ambages: "La imposición de tarifas sobre aviones y sus partes procedentes de la UE tendrá un impacto dañino en American Airlines y otras aerolíneas estadounidenses, afectará negativamente a nuestros suministradores, clientes y comunidades y regiones. Y hará a la industria aeronáutica estadounidense menos competitiva en la economía global".

Escasez de aviones

El primer grupo aéreo del país recuerda que la crisis del 737 MAX, cuyo retorno a los cielos es una incógnita y cuya ratio de producción se ha reducido, unida a esos potenciales aranceles a los aviones Airbus impactará en la escasez de aeronaves disponibles en el mercado. AA encargó hace una década decenas de aviones A320 NEO, por los que ahora lamenta que tendrá que pagar miles de millones de dólares más. Un sobrecoste que puede derivar en despidos, aumento de los precios de los billetes y recortes en los gastos con toda su cadena de suministro, resume la compañía.

El grupo también recuerda que, la próxima primavera, la OMC autorizará a la UE a imponer aranceles por la denuncia que —en paralelo a la de EEUU— se ha tramitado en la organización de la UE contra Boeing por ayudas y rebajas de impuestos al fabricante americano. Ante un escenario en el que ambos bloques se imponen mutuamente aranceles, American Airlines llama a alcanzar un acuerdo que no dañe las economías de EEUU y Europa. La UE ha pedido poder imponer aranceles que sumen entre 10.000 y 12.000 millones de euros.

American Airlines, la patronal de aerolíneas de bajo coste americana o Hawaiian Airlines piden a Trump que negocie y no imponga aranceles a Airbus

Por su parte, la patronal de aerolíneas de bajo coste y aerolíneas chárter de EEUU, Naca, se pronunció en similares términos en otro escrito remitido a las autoridades de comercio americanas. "El sector aeronáutico se sustenta en una cadena de suministro global. El proteccionismo en este sector dañará significativamente la cadena de suministro aeronáutica y los empleos que genera. Les imploramos a seguir negociando con las partes involucradas en esta disputa comercial esforzándose denodadamente por alcanzar un acuerdo que evite cualquier arancel".

Otra aerolínea, Hawaiian Airlines, recuerda en las alegaciones enviadas al Gobierno de Trump que las compras de aviones se hacen con muchos años de anticipo respecto al momento en que se entregan. La compañía tiene previsto incorporar 18 aviones A321 NEO que Airbus produce en su línea de ensamblaje de Mobile (Alabama). Reitera su llamada a que ambas partes alcancen un acuerdo.

Airbus emplea a 3.000 personas en EEUU, una cifra que va en aumento, y tiene una planta de ensamblaje de aeronaves y otra de helicópteros. Ambas se verían afectadas ya que las partes de ambos aparatos que procedan de Europa podrían tener que pagar también aranceles. Más allá de eso, una media del 40% de cada avión de Airbus está fabricado por empresas estadounidenses. En los últimos tres años, el grupo europeo ha realizado compras a proveedores estadounidenses por un valor agregado de 50.000 millones de dólares.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios