POR LA DEMANDA DE ADOPCIÓN DE LAS HIJAS

El Corte Inglés reúne a su consejo con la vista puesta en la venta de activos y el juzgado

El órgano de gobierno del grupo de distribución va a analizar la situación de la venta de su cartea inmobiliaria, imprescindible para conseguir la calificación de solvencia financiera

Foto: El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa. (ECI)
El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa. (ECI)

El Corte Inglés reúne hoy al consejo de administración para analizar los resultados de 2018, cerrado el pasado 28 de febrero, firmar las cuentas y aprobar el informe de actividades no financieras. El órgano de gobierno del grupo revisará previsiblemente la situación de la venta de sus activos inmobiliarios tras recibir la semana pasada las primeras ofertas no vinculantes.

La cita del consejo de administración se produce cinco días después de que PwC, el asesor del 'holding', recibiese las ofertas preliminares por el denominado Project Green. Se trata de la cartera de 95 activos inmobiliarios por los que El Corte Inglés pretende ingresar unos 1.500 millones de euros para reducir su deuda y conseguir la calificación de ‘investment grade’ o compañía con solvencia mínima para los inversores. Uno de los objetivos principales anunciados por Jesús Nuño de la Rosa cuando fue nombrado presidente hace un año.

Según distintas fuentes, el interés de los grandes fondos inmobiliarios ha sido reducido, como refleja que solo uno de ellos, Apollo, ha presentado una oferta por la totalidad del portfolio a la venta, según publicó 'Cinco Días'. La diversidad de los activos que lo componen, con oficinas, locales comerciales, suelos y centros comerciales, no ha generado gran atractivo entre los candidatos habituales a este tipo de subastas. Lone Star, Blackstone y Cerberus, tres de las firmas internacionales que han comprado gran parte de lo que han vendido los bancos para adelgazar sus balances, no han pujado por el conjunto de la cartera.

No obstante, El Corte Inglés está convencido de encontrar 'family offices' y especialistas del sector para dar salida a estos activos declarados no estratégicos y entre los que se encuentran los centros comerciales de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Siete Palmas (Gran Canaria), Independencia (Zaragoza), Itaroa (Pamplona), Marineda City (A Coruña), Can Dragó y Meridiana (Barcelona), Ademuz (Valencia) y Xanadú (Madrid), junto con un Bricor sito en Alcalá de Henares.

Ante la ausencia de ofertas por la totalidad de la cartera, el grupo y PwC podrían optar por trocear por tipología de activos para facilitar la venta

El problema es que, salvo los tres primeros, el resto registra pérdidas operativas, por lo que restan interés a los potenciales compradores. Porque, además, como adelantó El Confidencial el 2 de abril, el grupo solo se compromete a quedarse como inquilino un plazo máximo de cinco años, por lo que pasado este tiempo estos grandes almacenes podrían quedar sin uso para lo que fueron construidos o necesitarían una transformación integral. No se descarta que PwC y El Corte Inglés troceen el portfolio por categorías para facilitar la venta, puesto que las oficinas son uno de los negocios con más demanda para los inversores.

A puerta cerrada

El consejo se reunirá horas después de que a las 10:00 se celebre la vista oral en la que el juzgado de lo civil número 10 de Madrid decidirá si acepta las pruebas presentadas por María Antonia Álvarez, hermana de Isidoro Álvarez y madre de Dimas Gimeno, por la adopción de Marta y Cristina Álvarez Guil. La tía de las dos hijas de Isidoro demanda que la adopción se hizo incumpliendo la ley, cuando Marta y Cristina Álvarez Guil habían excedido la edad para ser declaradas hijas del presidente fallecido en 2014.

Cristina y Marta, hijas de Isidoro Álvarez, durante el funeral de su padre. (E. Villarino)
Cristina y Marta, hijas de Isidoro Álvarez, durante el funeral de su padre. (E. Villarino)

Las dos consejeras de El Corte Inglés y primeras accionistas individuales con el 14% del capital niegan la mayor y consideran que María Antonia no tiene capacidad legal para reclamar la revisión del proceso de adopción. El juzgado debe decidir si admite las pruebas y pone fecha al juicio o declara improcedente la petición.

La audiencia se va a celebrar, en contra de lo que es habitual, a puerta cerrada, al tratarse de un tema delicado que podría afectar a la honorabilidad de las familias. Hasta la fecha, todas las demandas y querellas presentadas por la rama familiar de Dimas Gimeno han sido desestimadas. Incluso el recurso que el que fuera presidente de El Corte Inglés hasta hace 12 meses ha cursado contra el archivo de la causa por la presunta corrupción en el área de Seguridad de El Corte Inglés.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios