VENDE MENOS DE LO PRESUPUESTADO

El Corte Inglés flojea de nuevo por la moda y pone fecha a la venta de sus centros

Según fuentes financieras, la cifra de negocio de los centros comerciales de El Corte Inglés entre marzo y abril alcanzó los 1.645,5 millones, ligeramente por debajo de la del mismo periodo de 2018

Foto: Una de las tiendas de El Corte Inglés en Madrid. (Foto: Reuters)
Una de las tiendas de El Corte Inglés en Madrid. (Foto: Reuters)

Si el curso pasado fue flojo para El Corte Inglés en cuanto a las ventas en sus centros comerciales se refiere, el nuevo ejercicio 2019-2020 iniciado el pasado 1 de marzo no ha arrancado mucho mejor. Pese al crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 2,5% y el aumento de los precios del 1,5%, la facturación del grupo de distribución ha bajado un 0,13% en los dos primeros meses del año fiscal. Teniendo en cuenta esas dos variables económicas, la caída sería de más del 3%. Pero lo más llamativo es que es inferior a la que había presupuestado su presidente, Jesús Nuño de la Rosa.

Según fuentes financieras, la cifra de negocio de los centros comerciales de El Corte Inglés entre marzo y abril alcanzó los 1.645,5 millones de euros, ligeramente por debajo de la del mismo periodo del año anterior. Con la excepción de las áreas de Entretenimiento, Electrónica y Complementos, la mayoría de los departamentos comerciales con más impacto en la cuenta de resultados del 'holding' registraron descensos en las ventas. Sobre todo en las divisiones de Moda y de Alimentación.

Pese al esfuerzo por atraer al público femenino, lo que se ha traducido en el reagrupamiento de las marcas habituales de El Corte Inglés en Woman, los ingresos de esta división dirigida por Cristina y Marta Álvarez Guil, las hijas de Isidoro Álvarez, han bajado un 2,68% en los dos primeros meses del ejercicio fiscal 2018-2019. En concreto, la facturación de este negocio, el mayor del 'holding', ascendió a 400 millones. El consejo de administración había proyectado 29 millones más, por lo que el desvío a la baja sobre el presupuesto anual es del 6,7%.

Esta es la principal causa por la que los centros comerciales de El Corte Inglés han vendido un 1,9% menos (32 millones brutos) de los que había previsto Jesús Nuño de la Rosa para marzo y abril. Una evolución que ha sido compensada ligeramente por las positivas cifras de Complementos (+5,8% anual y +2,96% sobre el presupuesto), hasta alcanzar los 243 millones, y de Electrónica, que ha mejorado un 4,8% y un 3,5%, respectivamente, hasta llegar a los 172,2 millones. Alimentación, que factura un total de 348 millones, la segunda mayor partida del grupo, descendió un 1% respecto al año anterior y un 1,96% en comparación con lo estimado.

Pese al esfuerzo por atraer al público femenino, los ingresos de esta división han bajado un 2,68% en los dos primeros meses del ejercicio

Las ventas en los centros comerciales representan casi el 80% de la cifra de negocio de todo el 'holding', que además cuenta con la división de Agencia de Viajes, la de Seguros, la Financiera e Informática El Corte Inglés. En las cifras anteriores no está incluido el volumen de negocio generado a través de internet, una de las grandes apuestas de futuro del grupo, que quiere hacer de la multicanalidad su estrategia principal, según ha comunicado el presidente a los inversores a quienes colocó los 600 millones de euros en bonos en septiembre de 2018.

Venta inmobiliaria

Fuentes financieras indican que los datos planos del pasado año y el arranque del nuevo ejercicio fiscal reflejan las dificultades que está encontrando El Corte Inglés para adaptar el día a día de sus centros comerciales a los hábitos de compra de los clientes. Un cambio brusco en la relación con los consumidores que está afectando a toda la industria y que está obligando a una transformación profunda en los puntos de venta, tanto físicos —tiendas a pie de calle— como 'online'. Prueba de ello son los problemas financieros que han tenido marcas y compañías como Mango, Desigual, El Ganso o Pepe Jeans. Teniendo en cuenta el crecimiento de la economía y la subida de los precios medida por la inflación, la caída sería de más del 3%.

El presidente de El Corte Inglés, Nuño de la Rosa. (Foto: EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Nuño de la Rosa. (Foto: EFE)

Mientras tanto, Jesús Nuño de la Rosa ha fijado el próximo 23 de mayo como el día para recibir las primeras ofertas por la cartera inmobiliaria que El Corte Inglés ha puesto en el mercado. Un portfolio denominado ‘Project Green’ con 96 activos clasificados como no estratégicos —centros comerciales, oficinas y suelos— y con un valor aproximado de 1.500 millones. El presidente, asesorado por PwC, ha establecido ese límite para que los numerosos inversores que se han interesado por esta venta se retraten y digan cuánto están dispuestos a pagar y si los quieren todos a granel o por partes.

Según algunos de los potenciales compradores, la diversidad de lo que se vende es tal que va a ser difícil que algún fondo puje por la totalidad. Salvo los fondos oportunistas o fondos buitre, que suelen hacer ofertas con un descuento agresivo sobre el valor de partida. Las mismas fuentes apuntan a que inversores como Apollo, Blackstone, Cerberus o Lone Star han mirado el ‘teaser ciego’ repartido por PwC, en el que se dan cifras globales de la cartera pero no se identifica la localidad de los activos que se venden. Pero como ya adelantó El Confidencial el 22 de abril, entre los centros que se venden destacan el de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Ademuz (Valencia), Xanadú (Madrid) o Marineda City (A Coruña).

El objetivo de De la Rosa es recibir las propuestas no vinculantes el próximo 23 de mayo, hacer una selección de las más interesantes —’short list’— y abrir un segundo proceso con los finalistas para que formalicen las ofertas definitivas a mediados de julio. Con ello, el presidente de El Corte Inglés quiere anunciar los resultados consolidados del ejercicio 2018-2019 con la operación cerrada, ya que el dinero que se obtenga se destinará a reducir la deuda bancaria. De tal forma que se presente en la junta general de accionistas con los deberes hechos y listo para recibir el denominado 'investment grade' o grado de inversión que le permita quitarse de encima la calificación actual.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios