hace borrón y cuenta nueva

Pallete suprime el 'consejo político' que Telefónica mantenía en Cataluña

El presidente de la operadora quiere desvincular la imagen de la compañía de los distintos grupos parlamentarios tras dar cobijo a muchos políticos en la última etapa

Foto: José María Álvarez-Pallete, el pasado mes de mayo. (Reuters)
José María Álvarez-Pallete, el pasado mes de mayo. (Reuters)

José María Álvarez-Pallete quiere hacer borrón y cuenta nueva en Telefónica. El nuevo presidente de la operadora ha decidido suprimir todos los consejos territoriales que su predecesor, César Alierta, constituyó en los primeros años de su gestión, y en los que se incluían políticos de toda índole. Esta decisión supone prescindir de empresarios y personas vinculadas, entre otras ideologías, al independentismo catalán.

Fuentes próximas a Telefónica han confirmado la eliminación de estos órganos consultivos, una decisión adoptada por Álvarez Pallete para centralizar todas las relaciones institucionales con las distintas administraciones desde la sede operativa de Madrid. Además, con esta iniciativa, la compañía de telecomunicaciones pretende simplificar sus consejos de representación, creados entre 2003 y 2004, con el objetivo oficial de contribuir al desarrollo de la sociedad de la información en las distintas comunidades autónomas, así como abrir vías de colaboración con los gobiernos regionales.

Pero su pretensión inicial se fue desvirtuando hasta convertirse en consejos donde se daba cabida a personalidades de la vida política, con consejeros que ponían en un aprieto la neutralidad que una multinacional como Telefónica debía adoptar ante cuestiones espinosas. Especialmente en el caso de Cataluña, donde la operadora creó un consejo territorial presidido por Isidre Fainéque contaba con el empresario Carlos Colomer y el exministro del PSOE Narcís Serra como vicepresidentes.

Sede de Telefónica en Madrid. (Reuters)
Sede de Telefónica en Madrid. (Reuters)

Pero además, este órgano consultivo de Cataluña ha estado formado hasta su disolución por Xavier Sala i Martín, un catedrático de la Universidad de Columbia que muestra sin disimulo su posición favorable a la independencia. Mientras Alierta pedía el pasado año a los empresarios catalanes que hicieran sus números ante los “efectos supernegativos” del proceso político, Sala i Martín hacia defensa de sus postulados en Davos y aseguraba que “los españoles tienen unas preferencias y unos intereses distintos a los nuestros. No son malos, son diferentes”.

Junto al profesor nacido en Bellaterra, pero de nacionalidad estadounidense, Telefónica tenía en nómina a Inma Tubella, rectora de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) y miembro de la lista Junts Pel Sí que persigue la declaración de independencia. Tubella ha llegado a aseverar en algunas de sus intervenciones que España es el “país del subsidio y de la ganga”. El consejo asesor catalán ha llegado a contar también con Ramon Salabert, que fue teniente de alcalde de Cornellá. la diputada del Parlament por el PSC Teresa Serra y Artur Carulla, dueño del Grupo Agrolimen (Gallina Blanca), defensor a ultranza de la separación de España.

En Cataluña, la operadora creó un consejo territorial presidido por Isidre Fainé y que contaba con el empresario Carlos Colomer y Narcís Serra

Otro de los consejos territoriales más activos que tenía Telefónica era el de Andalucía, el cual estaba presidido por Fernando de Almansa. El que fuera jefe de la Casa de Su Majestad el Rey dejó el consejo de administración de la matriz el pasado mes de abril y la dirección de este consejo territorial, en el que había políticos muy cercanos al PSOE, como José Rodríguez de la Borbolla (segundo presidente de la Junta de Andalucía) o Angel López, el que fuera presidente del Parlamento autonómico.

Una moda en el Ibex 35

El órgano asesor tenía también a personas como Felipe Romera, presidente del Parque Tecnológico de Andalucía e imputado por el caso de los ERE, así como empresarios que han tenido serios problemas financieros, como la familia Sánchez Ramade (Constructora Noriega y Urende) o Nicolás Osuna, el inmobiliario que llegó a ser el más rico de la región con sus inversiones en Iberdrola y Banco Popular y que después tuvo que pedir auxilio a la banca para evitar su quiebra.

Iberdrola, que tiene en nómina a varios dirigentes de Unicaja, y Telefónica llegaron a compatir hasta cinco consejeros en sus consejos territoriales en Andalucía

La constitución de consejos regionales fue una moda empresarial que se extendió bastante entre los grandes del Ibex, como Iberdrola, que montó, por ejemplo, dos órganos consultivos en Valencia, con José Luis Olivas, vicepresidente de Bankia, como presidente, y Castilla y León (Vicente del Bosque y los presidente de Caja Duero y Caja España, ambas rescatadas), con políticos y empresarios de la zona. Por su parte, Endesa tiene en Cataluña un comité de representación formado en gran parte —nueve de 13 miembros— por personas favorables a la independencia.

Se da la circunstancia de que Iberdrola, que tiene en nómina a varios dirigentes de Unicaja, como Braulio Medel, ahora imputado, y Telefónica llegaron a compartir hasta cinco consejeros en sus consejos territoriales en Andalucía, como Felipe Romera, la familia Sánchez Ramade, Nicolás Osuna y Manuel Contreras, presidente de AZVI. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios