Reunión de primavera del iif en madrid

FG y Botín certifican la debacle del negocio bancario por los tipos de interés negativos

"Los tipos de interés negativos nos están matando". Estas categóricas palabras del presidente de BBVA, Francisco González, revelan el grado desesperación que existe en el sector

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, junto al presidente de BBVA, Francisco González.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, junto al presidente de BBVA, Francisco González.

"Los tipos de interés negativos nos están matando". Estas categóricas palabras del presidente de BBVA, Francisco González, revelan el grado de desesperación que existe en el sector bancario por el actual contexto de tipos de interés no ya en el 0%, sino incluso por debajo, como es el caso de la eurozona. "Ser un banco europeo no es sencillo", ha remachado.

[Lea aquí: 'Registran la sede del Santander en una investigación por blanqueo al HSBC']

González ha lanzado este SOS en el transcurso de una de las mesas organizadas por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, en sus siglas en inglés), dentro de las reunión de primavera que celebrará este martes y miércoles en Madrid. A su lado, y para componer una mesa de postín, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, quien, sin ser tan contundente, sí ha ratificado las dificultades que está encontrando el negocio bancario en el contexto de tipos actual. Botín ha subrayado que el sector está sufriendo porque el coste de capital (COE) se mantiene, mientras que la rentabilidad sobre el capital (ROE) se está debilitando. "Tenemos que cubrir el coste de capital para poder funcionar", ha asegurado. 

[En directo: Todas las claves del Banco Popular en bolsa]

El Banco de España, en su último 'Informe de estabilidad financiera', ya resaltaba esta situación. Precisaba que el ROE del sector bancario en España se situó en el 4,4% en 2015, en tanto que el COE permaneció en torno al 8%. 

Dentro de su alegato, el presidente de BBVA ha avisado de que "Europa está en una especie de trampa", en alusión al despliegue monetario del Banco Central Europeo (BCE), que ha llegado tan lejos como a esos tipos negativos, del -0,4%, en la facilidad de depósito, una realidad que penaliza a la banca por su dinero sobrante y porque resta margen de ganancia a su negocio.

[Lea aquí: 'Banco Popular hace una ampliación de urgencia de 2.500M para sanear su balance']

Por este motivo, González considera que la política monetaria ya ha apurado su margen, y que es momento de otras opciones. Ha mencionado dos: las reformas estructurales y una mayor expansión fiscal. En este terreno, ha aludido a un país en primera persona: Alemania, el país que, a su juicio, sí tiene margen para ello. 

Los tipos negativos, vigentes en la eurozona para la facilidad de depósito desde mediados de 2014, han ido erosionado el rendimiento del negocio bancario desde entonces, aunque en 2016 han alcanzado otro dimensión al empujar ya al euríbor a 12 meses a terreno negativo, algo que nunca había ocurrido. Lleva por debajo del 0% desde febrero, y no hay síntomas de que pueda salir de esta zona a corto plazo. 

Ante las dificultades y las anomalías que provoca este entorno, con los países cobrando por emitir deuda o los bancos pagando por su liquidez, las entidades financieras ya están reaccionando. De hecho, BBVA fue el primer banco español que reconoció que ya está cobrando intereses a las grandes empresas por sus puntas de tesorería y por los depósitos a corto plazo. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios