representa el 50% de su capitalización

Banco Popular hace una ampliación de urgencia de 2.500M para sanear su balance

La entidad presidida por Ángel Ron vuelve a pedir otro rescate a sus accionistas, como en noviembre de 2012, por el impacto de las medidas regulatorias y las cláusulas suelo

Foto:

Tres años y medio después de que Banco Popular acudiese a los mercados financieros para pedir un rescate a sus accionistas, la entidad financiera ha vuelto a repetir la maniobra con una ampliación de capital a derribo. El grupo presidido por Ángel Ron ha anunciado que llevará a cabo una segunda emisión de acciones de 2.500 millones de euros, lo que representa el 50% de su actual capitalización bursátil. El precio de los nuevo títulos que salen a mercado es de 1,25 euros, lo que supone un descuento del 47% sobre la última cotización en bolsa.

[Siga en directo las claves del Banco Popular tras la ampliación]

De esta manera, las acciones de la entidad comenzaban la sesión sin lograr casar las ventas con las compras. Unos 20 minutos después de sonar la campana en el parqué madrileño, el valor arrancaba con un desplome que rondaba el 24% y llevaba el precio de los títulos a los 1,79 euros. Esta caída se ha mantenido prácticamente durante todo el día. Al cierre de mercado, el Banco Popular se ha dejado un 26,49%, con lo que las acciones han finalizado en los 1,732 euros, prácticamente en mínimos de la sesión. 

El consejo de administración del Popular ha aprobado esta nueva solicitud de rescate al mercado para fortalecer el balance del banco y mejorar tanto sus niveles de rentabilidad como su solvencia y la calidad de sus activos. Pero lo cierto es que la entidad ha tomado esta decisión, que tiene un impacto muy significativo al diluir a sus accionistas, porque las nuevas medidas regulatorias del Banco Central Europeo (BCE), más el golpe que podría suponer el pago de las cláusulas suelo, le obligarán a reforzar sus estados contables en cerca de 4.700 millones.

Esta situación llevaría al banco a registrar pérdidas contables, que serían cubiertas por la ampliación de capital, y la suspensión del pago del dividendo, una remuneración a los accionistas que la institución quiere reanudar a principios de 2017. El grupo también va a llevar a cabo la venta masiva de activos improductivos para sanear sus deterioradas cuentas. De momento, ninguna de los accionistas de referencia del Popular ha asegurado que vaya a suscribir la parte proporcional de sus acciones.

[Ver ficha de cotización de Banco Popular]

La anterior ampliación de capital, realizada entre noviembre y diciembre de 2012, ya supuso un duro golpe para los inversores de Banco Popular, que emitió títulos por otros 2.500 millones, a 0,40 euros por acción. A aquella operación la siguió una posterior a finales de 2013, a la que acudió la familia mexicana Del Valle, que adquirió el 6% del capital por unos 450 millones. Una participación que se ha diluido desde ese momento hasta el 4,2% por los sucesivos pagos de dividendos con papeles -'scrip dividend'-, al igual que las de Allianz, Credit Mutuel y la propia Sindicatura de Accionistas de Banco Popular, el núcleo duro del grupo financiero.

En la emisión anunciada este jueves, dirigida por UBS y Goldman Sachs y pendiente de aprobación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, serán necesarios 14 derechos para suscribir 13 acciones nuevas.

Un 'pay out' para 2018

Para 2018, el banco espera un 'pay out' en efectivo -porcentaje del beneficio destinado a remunerar al accionista- de más o menos el 40%. La desinversión de los activos improductivos y la caída del coste del riesgo ayudará a normalizar la rentabilidad del banco, que tras la aplicación de capital anunciada hoy, espera obtener un ratio de solvencia CET1 o capital de máxima calidad del 13,7% a finales de 2016.

El presidente de Banco Popular, Ángel Ron. (EFE)
El presidente de Banco Popular, Ángel Ron. (EFE)

Sobre la operación anunciada este jueves, el banco ha dicho que "en esta decisión se ha tenido en cuenta la necesidad de anticiparse al complejo escenario al que se enfrenta el sector".

"Existen una serie de condicionantes que se van a intensificar en los próximos meses, entre ellos, el nivel muy bajo de los tipos interés, incluso en tasas negativas, que se espera que se mantenga así por un largo periodo de tiempo, y por otro, un elevado endeudamiento, con un proceso de desapalancamiento fuerte y una regulación muy intensa", ha añadido.

Con los recursos obtenidos, espera reforzar su franquicia y modelo de negocio, avanzando en el comercial y el minorista, basado en la financiación a pymes y autónomos, y en consumo.

La citada operación se realizará mediante una colocación en que los accionistas tendrán, desde el 28 de mayo hasta el 11 de junio, la posibilidad de ejercer su derecho de suscripción preferente, según el banco.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios