quiere recortar el tramo a de 3.100 millones

Carlos Slim prepara a la banca para otra ronda de refinanciación de deuda en FCC

La nueva ampliación de capital de FCC permite amortizar el 70% del tramo B de deuda como paso previo para refinanciar también el grueso de 3.100 millones del tramo A

Foto: Carlos Slim, en una imagen de archivo. (EFE)
Carlos Slim, en una imagen de archivo. (EFE)

Carlos Slim está dispuesto a dar la vuelta al calcetín en FCC implicando con todas las consecuencias a la gran banca. Tras la aprobación esta última semana de la nueva ampliación de capital, el paso siguiente apunta ahora a una próxima ronda de negociaciones destinada a rematar todo el proceso de refinanciación del pasivo financiero acumulado por la compañía. El objetivo del magnate mexicano no es otro que devolver el lustre a FCC para que el grupo constructor disponga de una posición solvente que garantice la generación de caja positiva de modo que los beneficios operativos no tengan que ser destinados de manera recurrente a pagar el servicio de la deuda.

El nuevo consejero delegado de FCC, Carlos Jarque, va cubriendo etapas puntualmente conforme a un itinerario que tiene su próxima estación en el aumento de capital de 709 millones aprobado por el consejo de administración de la compañía el pasado 17 de diciembre. Tras la preceptiva autorización por la CNMV del folleto de la emisión, la compañía tiene ya todas las bendiciones de los bancos para soltar el primer lastre del llamado tramo B de deuda. La partida que va a ser amortizada con la nueva inyección alcanza un importe de 500 millones, de los que 350 serán reembolsados con un descuento o quita del 15%.

El objetivo de los responsables mexicanos de FCC se resume en liberar recursos del pago de la deuda para volver al dividendo en un máximo de dos años

La constructora aportará por lo tanto 300 millones pero se sacudirá de encima el 70% del principal, un porcentaje que es clave para eliminar los ‘covenants’ o restricciones que FCC tiene comprometidas con los bancos de cara al reembolso del grueso de su deuda bancaria; el denominado tramo A, que se extiende a una cuantía de otros 3.160 millones. La jugada del hombre fuerte de Slim en FCC permitirá, en suma, disparar dos pájaros de un tiro. Los nuevos dueños de la compañía entienden que los acreedores vienen haciendo un negocio redondo devengando intereses de hasta un 5% dentro de un escenario de tipos planos, por lo que consideran que ha llegado el momento de hacer borrón y cuenta nueva para que el grupo fundado por Ernesto Koplowitz pueda levantar el vuelo.

El equipo directivo encabezado por Carlos Jarque trabaja en paralelo con el escenario de la más que probable OPA sobre el 100% de FCC, que también tomará carta de naturaleza cuando termine el proceso de suscripción de la citada ampliación de capital. Inversora Carso, el brazo financiero de Slim, superará entonces el 30% de las acciones de la constructora, lo que dará lugar a una oferta pública de adquisición con carácter obligatorio. La operación se da por descontada en el mercado y lo único que está pendiente es el precio por acción que la CVNMV exigirá al grupo mexicano.

FCC (Reuters)
FCC (Reuters)

 

La cuadratura del círculo de todo el proceso de reestructuración será el lanzamiento de una OPA de exclusión sobre Portland Valderribas, la filial cementera de FCC. La estrategia de Slim parece claramente orientada a un desarrollo corporativo en el que todos los negocios serán integrados dentro de la compañía matriz, con el fin de estructurar un grupo realmente cohesionado y que permita aprovechar las sinergias internas entre unas y otras divisiones. En esta línea de actuación se inscribe también la OPA culminada recientemente por Inversora Carso en Realia, la empresa inmobiliaria de FCC.

Dentro de este esquema de gestión, el saneamiento financiero derivado de la reducción de deuda es indispensable para que el primer ejecutivo de FCC pueda completar el trabajo iniciado en agosto pasado, cuando fue designado para el cargo de consejero delegado. Jarque trasladó su residencia a Madrid a instancias de Carlos Slim y después de un acuerdo expreso con Esther Koplowitz y su hija Esther Alcocer que ha sido determinante para adecuar el reparto de funciones directivas en la empresa.

La integración efectiva de todos los negocios en FCC es clave para conseguir un grupo cohesionado que aporte sinergias y asegure el ahorro de costes

El nuevo jefe ejecutivo de la empresa ha tenido que mantenerse hasta ahora alejado del consejo de administración para no quebrantar los acuerdos societarios que garantizaban el equilibrio de poderes con la familia Koplowitz. Transcurrida la fase de aterrizaje y una vez desplegada la hoja de ruta definitiva, Jarque asumirá con todas las formalidades el puesto que le corresponde como máximo responsable de la empresa. Esther Alcocer Koplowitz seguirá siendo, de momento, la presidenta de FCC pero no tendrá funciones ejecutivas en la compañía.

Jarque sustituyó a Juan Béjar con la misión de llevar a cabo un drástico ajuste de gastos mediante el desarrollo de eficiencias y la centralización interna de compras. Las medidas implementadas hasta ahora han servido para asegurar el empleo dentro del propio grupo de los eventuales excedentes laborales que habían sido previamente anunciados a los sindicatos. De hehco, la empresa retiró el expediente de regulación temporal (ERTE) previsto en octubre y que afectaba a 2.000 trabajadores del sector de limpieza en Madrid.

FCC trabaja de manera paralela en un programa de desinversiones de negocios no estratégicos y ha impulsado las gestiones con las Administraciones Públicos y sus clientes morosos para cobrar una deuda que se estima actualmente en torno a los 500 millones de euros. El principal reto y salvoconducto para certificar la recuperación definitiva no es otro que recuperar en un plazo máximo de dos años el dividendo que fue suspendido en 2013.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios