consideran que ha traicionado el bipartidismo

Los grandes del Ibex critican con dureza a Pedro Sánchez por 'venderse' a Podemos

Los miembros del Consejo Empresarial de la Competitividad analizaron el nuevo mapa político español en su primera reunión tras las elecciones de mayo, un encuentro en el que atizaron al líder del PSOE

Foto: Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. (Reuters)
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. (Reuters)

A la gran empresa española parece no gustarle el viraje político que ha dado España en las últimas elecciones municipales y autonómicas. Y menos aún el paso que ha dado el PSOE de inclinarse hacia la izquierda más radical en la composición de los ayuntamientos y los gobiernos regionales. Así quedó de manifiesto en la reunión que celebró ayer el Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC), que fue convocado por César Alierta a los pocos días de los comicios.

Según han indicado distintas fuentes, los miembros de este lobby empresarial creado en 2011 para incentivar y poner en valor la economía española dedicaron dos tercios del encuentro a debatir sobre el nuevo escenario político tras las elecciones del pasado 24 de mayo. Pese a ser un ente formado exclusivamente por presidentes de compañías multinacionales, el cambio del mapa de poder fue el tema estrella de una reunión que empezó a las 12.30 horas en la sede de Telefónica.

Alierta abrió la sesión poniendo sobre la mesa la situación en que queda la gran empresa por el peso que han conseguido en las principales ciudades españolas los grupos que representan a la izquierda más populista. Un aterrizaje al que, no obstante, algunos presentes, como Antonio Brufau, presidente de Repsol, quitaron hierro meses atrás al asegurar que había que “desdramatizar” el impacto de Podemos.

Galán, Pérez y Alierta. (EFE)
Galán, Pérez y Alierta. (EFE)

Sin embargo, las críticas más duras de los empresarios del CEC fueron contra la decisión del PSOE de abrazarse a las formaciones satélite de la agrupación de Pablo Iglesias para darle las alcaldías de Madrid, Barcelona y Valencia, entre otras, a Manuela Carmena, Ada Colau y Ximo Ribó, respectivamente. Tres consistorios que mueven ingentes presupuestos en servicios públicos de los que los miembros de este colectivo obtienen suculentos ingresos y que ahora se pondrán en revisión.

Varios de los presentes cargaron con dureza contra Pedro Sánchez por pactar con Podemos cuando durante la campaña electoral había reiterado en varias ocasiones que nunca firmaría ningún acuerdo con los grupos emergentes de la izquierda. Para los miembros de esta organización, entre los que se encuentran el propio presidente de Telefónica, Ana Botín (Banco Santander), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José Manuel Entrecanales (Acciona), Pablo Isla (Inditex) o Florentino Pérez (ACS), la actitud de Sánchez se considera un error clamoroso que rompe el apoyo que públicamente le había dado el CEC.

Respaldo al bipartidismo

De hecho, Alierta recordó meses atrás que, desde la democracia, "el PIB per cápita español había crecido un 60%, y eso lo han hecho el PP y el PSOE". E incidió, en unas jornadas en las que estuvo acompañado por Brufau y José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia: “La estabilidad se logra mejor con el bipartidismo”. Precisamente, el máximo directivo del banco participado por el Estado es el que ha dado el primer paso de reunirse con un líder vinculado a Podemos, ya que el pasado 3 de junio se vio cara a cara con la nueva alcaldesa de Madrid. Francisco González, que en su día criticó la gestión del PP, pero que últimamente ha sido uno de los mayores defensores del Gobierno de Rajoy, criticó con firmeza a los socialistas y las nuevas fuerzas de izquierda el pasado lunes en unas jornadas sobre banca celebradas en Santander. 

Para los miembros de esta organización la actitud de Sánchez se considera un error clamoroso que rompe el apoyo que públicamente le había dado el CEC

El resto de la reunión se dedicó a reelegir a Alierta como presidente del CEC y a analizar un informe solicitado por el citado lobby a Pricewaterhouse sobre la contribución de estas empresas a la consolidación del ecosistema emprendedor en España. Según dicho estudio, pedido ad hoc, las iniciativas llevadas a cabo por los miembros de este organismo han impulsado la creación de casi 21.000 empleos y han tenido un impacto superior a los 1.600 millones en términos de PIB, gracias a una inversión directa de 653 millones durante el pasado año 2014.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
80 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios