REUNIÓN ESPECIAL DEL CEC EL 16 DE JUNIO

Alierta convoca a la 'vieja guardia' del Ibex para analizar el revolcón electoral

El presidente del Consejo Empresarial para la Competitividad reunirá a los miembros del principal 'lobby corporativo' el 16 de junio para analizar el impacto electoral en sus negocios

Foto: César Alierta, presidente de Telefónica. (Gtres)
César Alierta, presidente de Telefónica. (Gtres)

La empresa con mayúscula empieza a movilizarse para analizar en profundidad los resultados electorales del pasado 24 de mayo y las perspectivas ante los comicios generales del próximo otoño. Este será el tema central de la próxima reunión del Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC), el lobby de las principales compañías del Ibex que ha sido llamado a consultas a mediados de junio.

[Lea aqúi: 'Alierta deja la presidencia de Telefónica y será sustituido por Álvarez-Pallete']

En concreto, César Alierta, presidente de este organismo creado en febrero de 2011 para fomentar la economía española y preservar los intereses de las principales empresas cuando el país estaba en plena crisis, ha convocado a los quince miembros del organismo el próximo 16 de junio, a las 12:30 h, en la sede de Telefónica, lugar habitual de los encuentros.

La reunión tiene un carácter especial porque se trata de la Junta Anual del CEC y porque es la primera vez que se convoca tras las elecciones municipales y autonómicas que, a falta de la formación de los distintos gobiernos locales, pueden provocar un súbito cambio en el mapa de poder del país.

Salvo baja de última hora, está previsto que asistan, además del propio presidente de Telefónica, Isak Andic (Mango), Ana Botín (Banco Santander), Antonio Brufau (Repsol), José Manuel Entrecanales (Acciona), Isidro Fainé (La Caixa), Dimas Gimeno (El Corte Inglés), Francisco González (BBVA), Antonio Huertas (Mapfre), Pablo Isla (Inditex), Florentino Pérez (ACS), Rafael del Pino (Ferrovial), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Simón Pedro Barceló (Grupo Barceló), Javier Moll (Prensa Ibérica), Leopoldo Rodés (Havas Media Group) y Fernando Casado, director del lobby. Es decir, la plana mayor de la empresa española

Fuentes próximas al think tank reconocen que se trata de una sesión con un carácter extraordinario pese a ser una reunión que ya estaba prevista en el calendario. Las mismas fuentes admiten que hay una honda inquietud entre los grandes empresarios por si el apogeo de los partidos emergentes pudiera frenar la recuperación de la economía española, amén de perjudicar los intereses de sus accionistas.

Foto de familia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto a los miembros del Foro Puente Aéreo el pasado mes de abril. (Efe)
Foto de familia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto a los miembros del Foro Puente Aéreo el pasado mes de abril. (Efe)

No hay que olvidar que la mayoría de las compañías que componen el CEC tienen actividades relacionadas con la Administración o cuyos negocios requieren autorizaciones municipales o autonómicas. Pero lo que más preocupa a la vieja guardia del Ibex –varios de sus integrantes superan con creces la edad oficial de jubilación– es la descomposición del PP y la postura del PSOE, sus dos habituales interlocutores políticos, de cara a las elecciones generales de noviembre. "Algunos se niegan a sentarse con Pablo Iglesias o Albert Rivera", añaden desde una de las principales consultoras de estrategia que está elaborando informes para varios de estos empresarios, que quieren ir con la lección preparada al 16 de junio.

¿Invitado de excepción?

Todavía no se conoce si a esta convocatoria Alierta invitará a Rajoy o a algún miembro relevante del Gobierno, como ha hecho en otras ocasiones con la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Industria, José Manuel Soria, o el de Economía, Luis de Guindos.

La última vez que el líder del PP compartió mesa y mantel con los principales empresarios del país fue el 21 de de abril, tal y como adelantó El Confidencial. Aquel día, a un mes de las votaciones municipales y autonómicas, el presidente del Gobierno invitó a la Moncloa a los miembros que forman el Puente Aéreo, otro lobby de presión que une a directivos de Madrid y Barcelona y que fue constituido en paralelo al CEC.

En aquel encuentro, con foto oficial en la escalinata del palacio presidencial para expresar el apoyo de la élite económica al PP, Rajoy vendió la mejoría de los números del país, tanto a nivel macro como micro, y aseveró, tras recitar varios indicadores, que “vamos a ganar las elecciones". El líder del partido en el Gobierno admitió el desgaste que le han supuesto las medidas adoptadas y los casos de corrupción, pero agregó que “estos partidos –en relación a Ciudadanos y Podemos– no estarán dentro de diez años”. De momento, sí estarán como primer plato del orden del día del cónclave de los empresarios en dos semanas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios