Máxima división entre el electorado

La batalla de las tres derechas: la 'rabia' de Vox acorrala a Rivera y revive a Casado

El 10-N podría cambiar el tablero de juego radicalmente para las tres formaciones de derechas. El partido de Abascal podría consolidarse, mientras que la supervivencia de Cs sigue en duda

Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

Con un electorado de centro derecha y derecha muy movilizado de cara a las próximas elecciones del 10 de noviembre, todo parece indiciar que el tablero político podría cambiar radicalmente. El fracaso en las negociaciones PSOE-Unidas Podemos en junio y septiembre, los disturbios en Cataluña tras la sentencia del 'procés' y la exhumación del dictador Franco han provocado que las tres derechas vivan su periodo de máxima división desde que en 2015 se acabara con el bipartidismo.

"Estamos en una tesitura muy parecida al escenario posterior al estallido del 15-M, la gente no sabe qué va a salir. No tenemos precedentes en los que basar el 'voto útil', en los que llegar a una coordinación electoral", explica Jose Rama Caamaño, investigador en el Departamento de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid y analista político, y continúa: "Vamos a ciegas este domingo".

La llegada de Vox ya en los pasados comicios, además de la creación de Más País, complica las predicciones y sondeos. Todo está muy fragmentado y es posible que en las pequeñas provincias, que son casi todas, pueda haber mucho voto perdido y que la derecha no consiga esos escaños sueltos. "Cuando hay una tarta con tres trozos y las tres formaciones quieren el suyo, o se coordinan y logran que el voto vaya a la fuerza mayoritaria o es posible que se queden sin trozo de tarta y vayan todos a parar al PSOE", señala Rama.

Cs se lleva un correctivo

Según las últimas encuestas, el partido de Abascal podría escalar hasta convertirse en tercera fuerza política, desbancando a Ciudadanos al último lugar en el espectro político de la derecha y dejando al Partido Popular en una posición de liderazgo indiscutible.

Para Antón Losada, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Santiago de Compostela, expolítico del Bloque Nacionalista Galego y de la Xunta de Galicia, además de autor de 'Piratas de lo Público', el partido de Albert Rivera va a caer con respecto al porcentaje de voto de abril, pero no tanto como parece. "La debacle de Cs se parece al derrumbe de la UCD en 1982. Lo ves una vez en la vida y me cuesta mucho trabajo pensar que se vaya a volver a repetir", afirma y puntualiza que "va a llevar correctivo, pero no tan pronunciado como le dan los sondeos".

En abril Cs era creíble, era fuerte, pero ahora ha pivotado demasiado de derecha a izquierda y el electorado está cansado

"En abril Cs era creíble, era fuerte, pero ahora ha pivotado demasiado de derecha a izquierda y el electorado está cansado", declara Rama, mientras que José Pablo Ferrándiz, investigador principal de Metroscopia y profesor en la Universidad Carlos III, cree que el electorado de centro "es el más pragmático, el que más se desmoviliza y la baja participación le va a afectar sobre todo a Rivera y a Pedro Sánchez".

"El clima social ha cambiado. Ya no hay ilusión, ahora hay cansancio y enfado y la gente no tiene ganas de votar", considera el sociólogo, que además señala que el 44% del votante de Cs se va a quedar en casa el próximo domingo, "a no ser que se vean disturbios este fin de semana en Cataluña y se vean imágenes de gente queriendo votar y no pudiendo por las protestas". "Esto haría que la movilización de la derecha fuera mayor y podría llegar a beneficiar mucho a Vox".

Vox como ganador moral

Parece que el acenso del partido de Santiago Abascal es inevitable, y es que ha pasado de ser una fuerza residual que ya ni provocaba miedo al votante de izquierdas a recobrar protagonismo desde la publicación del fallo de Tribunal Supremo sobre los doce líderes independentistas. "El electorado de Vox es el más firme, el más fiel. Van a seguir votándoles los de las elecciones pasadas, además de los nuevos que han conseguido atraer", señala Ferrándiz y sentencia que "va a ser el ganador moral el domingo".

No obstante, Antón Losada cree que tras el debate de este lunes, con su discurso abiertamente de extrema derecha, Abascal "ha conseguido espantar a los más de 60.000 votantes del PP que estaban en dudas". "Está claro que va a subir, pero no tanto. No creo que supere el 10% de los votos", concreta el expolítico y cree que la visibilidad de Vox tiene más que ver con el interés de sus competidores que con el impacto real que tiene el partido en la población: "Es una estrategia del PSOE para movilizar a la izquierda. Han introducido un competidor fantasma".

Vox es un partido 'flash back', que ha resurgido "por y para la organización territorial", pero que en cuanto se diluya el problema, se diluye el partido

Para Rama, que cree que "Vox se ha convertido en el gran redentor de la patria", es un partido 'flash back', que ha resurgido "por y para la organización territorial, por el sentimiento nacional", pero que solo tiene un tema claro en el programa y en cuanto se diluya, el partido se diluye también. Vendría a representar el refrán 'Muerto el perro, se acabó la rabia'. "La extrema derecha en España es residual, no es perecedera y un partido radical nunca tendrá altos porcentajes de voto", señala el politólogo de la UAM. A lo que Ferrándiz responde que es "un proyecto pasajero porque hacen aguas en cuanto les sacas de su zona de confort".

Losada dista bastante de estas posiciones, pues cree que Vox ha llegado para quedarse y que van a tener que cohabitar las tres derechas de ahora en adelante. "Han roto con el monopolio del PP". Eso sí, Abascal va a depender totalmente de los populares para siquiera conseguir algo de poder, porque nadie más se va a querer sentar con ellos a negociar. "Se va a quedar con el espectro de la extrema derecha y el PP va a dejar de moverse entre los dos entornos. Va a pasar a ser una derecha conservadora y moderada", afirma.

Sin lugar a dudas, todo parece indicar que Casado va a ser el verdadero vencedor en las próximas elecciones pues va a pasar del batacazo de los 66 escaños a muy posiblemente rozar los 100 o incluso superarlos. "El votante del PP tiene muchas razones para votar al partido", señala Losada, mientras que Rama cree que "gracias" al PSOE, Casado ha revivido y "tiene todas las de ganar".

Casado, ¿un hombre de Estado?

Ferrándiz recalca además que el líder de los populares va a tener en su mano la llave que posibilite el Gobierno de Sánchez: la abstención técnica. "Si llegase a adoptar esa medida sería muy beneficiosa porque quedaría como un hombre de Estado que ha sido clave para posibilitar la investidura y, además, muy posiblemente, la inestabilidad de un Gobierno en minoría de los socialistas podría suponer un anticipo de elecciones en dos años, como ya le pasó a Rajoy".

¿Accederá Casado a la suspensión de autonomías de Vox? Aunque todo parece indicar que las tres derechas no van a sumar para poder gobernar, lo que sí es cierto es que los tres partidos políticos se necesitan entre ellos. PP y Cs tienen posturas más o menos parecidas en cuestiones nacionales pero, si llegan a sentarse con Vox, la pregunta es cuáles serán las líneas rojas de los de Génova.

El PP tiene una implantación enorme en las autonomías, no puede apoyar la suspensión porque se le echarían encima

"El PP tiene una implantación enorme en las autonomías, no puede apoyar la suspensión porque se le echarían encima", recalca Losada. En cambio, Ferrándiz no se atreve a descartarlo. "Vox le puede intimidar con este tema y ponerle contra las cuerdas para que actúe".

La supervivencia de Ciudadanos

Con unos resultados más o menos coincidentes en todos los sondeos y encuestas publicadas hasta ahora, parece que el PP va a recuperar su hegemonía en la derecha, Vox va a pasar a tercera fuerza alimentándose de la crisis nacional y Ciudadanos comprobará que su devenir es incierto tras los malos resultados previsibles para el domingo. Con todos los ojos puestos en Rivera, se avecinan tiempos difíciles para el partido que nació en terreno catalán.

Ferrándiz pone en duda la supervivencia de Cs tras el 10-N "porque es un partido muy estructurado, que ha basado su peso en la imagen de su líder y no hay un sustituto claro" y cree que "depende del resto para sobrevivir". "Nació para conformar mayorías desde el centro. Podría haber sido el vicepresidente eterno con Gobiernos del PP y del PSOE, pero no le ha salido bien la jugada al derechizarse", sentencia.

"Ciudadanos va a ser superado por todos los lados, por la izquierda y por la derecha", augura Rama, mientras que cree que tienen un futuro negro: "Lo tiene muy difícil. Cuando no sabes dónde vas a posicionarte en el tablero de juego político, el electorado te echa del tablero".

Cs lo tiene muy difícil. Cuando no sabes dónde vas a posicionarte en el tablero de juego, el electorado te echa del tablero

Losada, en cambio, es algo más halagüeño: "Si el resultado es malo, la supervivencia pasaría porque Rivera se apartara y dejara el relevo a Arrimadas", explica y considera que tienen un liderazgo asegurado. "Los partidos de centro crecen y decrecen como un acordeón, pero no desaparecen. En el caso de Ciudadanos, se ha instalado con bastante solidez".

Condenados a entenderse, los tres partidos de la derecha española van a jugar con su mayor o menor peso en porcentaje de voto y escaños para redefinir su estrategia en el Congreso, aunque no parece que vaya a peligrar el liderazgo del Partido Popular en este espectro, siempre y cuando, Ciudadanos aprenda, de nuevo, a que la moderación le hace ganar votos por la derecha y la izquierda.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios