OCTAVA OLA DEL 'TRACKING' DE EL CONFIDENCIAL

La campaña del 28-A encara su recta final con un 39,6% de abstencionistas e indecisos

Unos 4,19 millones de españoles no tendrían claro aún qué papeleta elegir. Los movimientos son escasos en los partidos: el PSOE sigue en cabeza, algo a la baja (30,4%), y el PP y Vox remontan

Foto: Un votante, con su imagen reflejada en un espejo, elige su papeleta en un colegio electoral de Pozuelo, en Madrid, en las generales del 26-J de 2016. (EFE)
Un votante, con su imagen reflejada en un espejo, elige su papeleta en un colegio electoral de Pozuelo, en Madrid, en las generales del 26-J de 2016. (EFE)

Las posiciones de los corredores se mantienen estables, escaño arriba, escaño abajo, punto arriba, punto abajo. Los socialistas siguen en cabeza, ligeramente a la baja (30,4%, 131 escaños), mientras recuperan algo de fuelle PP (19,3%, 72 diputados) y Vox (9,6, 27 actas). Los pequeños movimientos hacen, sin embargo, que Pedro Sánchez necesite de nuevo la abstención o el apoyo de los independentistas catalanes para repetir en la Moncloa. Las derechas siguen lejos de la mayoría absoluta. No hay grandes sacudidas en el electorado. O no las hay por ahora, a falta de que los partidos atraviesen el ecuador de la campaña y se cruce el que puede ser el punto de inflexión en el camino hacia las urnas: el debate (o debates), aunque ya nada está claro y ese espacio en televisión sigue estando en el aire. Pero, a poco más de una semana del 28-A, persiste una importante bolsa de indecisos y abstencionistas. De hasta el 39,6%. Un volumen todavía muy elevado para el corto trecho que queda hasta las generales.

La que este viernes publica El Confidencial es la octava oleada del 'tracking' de IMOP. La penúltima antes del apagón de encuestas que impone la Ley Electoral. El valor de esta técnica demoscópica es que permite comprobar la evolución de la opinión pública, testar el clima en los días previos a una cita con las urnas. El 'tracking' de IMOP va dibujando las tendencias gracias a una muestra de 200 entrevistas diarias, que llega a 1.400 al cabo de una semana.

La participación estimada ya se va consolidando en el entorno del 70%. En concreto, esta última oleada apunta a que será del 71%, algo por encima del 69,83% de las generales del 26 de junio de 2016 y todavía un punto por debajo de las legislativas anteriores, las del 20 de diciembre de 2015 (72,3%), en todos los casos sin contar con el voto de los residentes en el extranjero (voto CERA).

El PSOE empeoraría ligeramente sus expectativas de voto. Del 31% clavado de las dos últimas oleadas caería hasta el 30,4%. Seis décimas menos que le cuestan cuatro escaños. De 135 a 131, 47 más, no obstante, de los que dispone ahora mismo en el Congreso.

El PSOE obtendría, en esta octava ola, 131 diputados, por los 72 del PP, los 52 de Cs, los 34 de Unidas Podemos y los 27 de Vox


Los socialistas se convertirían por tanto en primera fuerza del país, medalla de oro que no consiguen desde las segundas generales que ganó José Luis Rodríguez Zapatero, en 2008. El 30,4% que obtendría Sánchez quedaría a 11,1 puntos de distancia del segundo partido más votado, el PP, puesto que Pablo Casado cosecharía el 19,3% de los sufragios y sentaría a 72 diputados. Se trata de una pequeña recuperación respecto de la entrega anterior, cuando tocó suelo en esta serie de IMOP y se situó en el 18,6% y las 68 actas. Los populares frenarían así una tendencia a la baja que se iba consolidando oleada tras oleada. No obstante, pese al cierto oxígeno del PP (una subida de siete décimas y cuatro escaños), su desplome desde 2016 sería más que importante, ya que entonces conquistó el umbral del 33,01% y los 137 representantes junto a sus aliados de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Foro Asturias y Partido Aragonés.

Entra el BNG

En tercera posición continuaría Ciudadanos, que ahora sobrepasa por poco la barrera psicológica del 15%. Del 16% de la sexta entrega (y 56 parlamentarios) pasó al 15,8% (53) y ahora al 15,3% (52).

Unidas Podemos, mientras, se mantiene bastante estable pese a su descalabro respecto a 2016 (21,15% de las papeletas y 71 diputados, contando a sus confluencias, incluido Compromís). Pablo Iglesias lograría el 28 de abril el 13,5% de los votos, una décima más que en la ola anterior, y los mismos 34 escaños. Vox, por su parte, continúa en la misma senda ascendente, sin llegar a su máximo de la serie: se quedaría en el 9,6%, con 27 parlamentarios, frente al 9,5% y las 25 actas de la medición anterior.

Al PSOE ya no le bastaría con una alianza con los morados, Compromís y PNV, e incluso el BNG: volvería a depender de los secesionistas

En las formaciones minoritarias, hay pequeños movimientos. Algunas se mantienen en los mismos números que en oleadas anteriores. Así, ERC mantendría sus 14 representantes; PNV sentaría a seis diputados; EH Bildu, a tres; Navarra Suma (Na+), la alianza que agrupa a UPN, PP y Cs en la Comunidad foral, a dos, y Coalición Canaria, a uno.

Pero Junts, la entente lanzada por el 'expresident' Carles Puigdemont, gana un diputado, hasta cinco, y Compromís pierde uno, hasta dos. Front Republicà, la suma de Poble Lliure, Som Alternativa y Pirates de Catalunya, y el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma), que en el último 'tracking' obtenían un acta cada uno por Barcelona, se quedarían ahora sin asiento en el Congreso. Sin embargo, el BNG sí podría hacerse con un acta. Entraría en la Cámara Baja por A Coruña. La formación nacionalista gallega está absorbiendo una parte importante de votos que en 2016 fueron a En Marea, que para el 28-A no concurre de manera conjunta con Unidas Podemos. Ese escaño, no obstante, es inestable.

La campaña del 28-A encara su recta final con un 39,6% de abstencionistas e indecisos

Socialistas (131), Unidas Podemos (34), PNV (6) y Compromís (2) sumarían 173 diputados, a tres de la mayoría absoluta. A esa alianza podría añadirse el BNG, pero aun así quedarían las izquierdas a dos del umbral necesario. Así, en esta ocasión, Sánchez necesitaría de la abstención o del apoyo de ERC o JxCAT para superar la investidura en primera o segunda vuelta. La otra alternativa disponible sería una alianza con Ciudadanos, que al alcanzar los 183 diputados rebasa con holgura la mayoría absoluta de la Cámara Baja. Populares (72), naranjas (52) y ultraderechistas (27) agrupan 151 parlamentarios, a 25 de los 176. A ellos habría que agregar los dos de Na+, pero aun así la suma no da.

Los 'likely voters'

El voto decidido sigue creciendo, aunque todavía un 39,6% de los encuestados declara que no sabe a quién votar o si finalmente irá a votar. Continúan siendo sin embargo los segmentos de centro, centro derecha y derecha los que se muestran más titubeantes o indecisos. La probabilidad de ir a votar es mayor entre quienes ya tienen claro qué papeleta elegirán el 28-A. Al repunte del PP ayuda que sus votantes salen de la zona de vacilación: ahora los suyos están más determinados a confiar en Pablo Casado.

Los verdaderos indecisos son un 16,9% de ese 71,2% que afirma que irá a votar seguro el 28-A. Hay más dudas en el espectro de centro y derecha

¿Quiere decir que hay un 39,6% de indecisos? No. Hay que escarbar algo más en los datos. De los 1.400 entrevistados, 997 (el 71,2%) afirman que, con seguridad, irán a votar el 28-A. Son aquellos que responden con un 10 cuando se les pregunta con qué probabilidad acudirán a su colegio electoral, en una escala del 0 al 10. Ese 71,2% conforma lo que en sociología se llama 'likely voters', o votantes probables, pues son los que dicen que están decididos a emitir su sufragio en unos comicios. El 39,6% restante, por tanto, agrega tanto a los que se abstendrán en las generales (que serán la inmensa mayoría de ese porcentaje) como a los verdaderos indecisos.

A ese 71,2% se le pregunta si tiene decidido su voto, y el 30% contesta que no. Pero bajando más al detalle, cuando se inquiere a ese 71,2% de los encuestados a qué partido elegiría o por cuál simpatiza más, resulta que hay un 1,6% que anticipa que votaría blanco; otro 0,7%, nulo; otro 4%, que ninguno; otro 2,7% no sabe, y un 7,9% no contesta. Esa bolsa es un 16,9%. Dicho de otro modo, los verdaderos indecisos son un 16,9% de ese 71,2% que irá a votar seguro el 28-A, un 16,9% de los 'likely voters'.

El censo de los residentes en España para estas generales llega a los 34.799.999 individuos. De confirmarse esa participación del 71,2%, habría 24,77 millones de votos válidos. Un 16,9% de esos 24,7 millones serían 4,19 millones. Es decir, que los verdaderos indecisos, a poco más de una semana de que se abran las urnas, son 4,19 millones. Una cifra que tampoco está nada mal, pero que es similar a la de otras elecciones.

Las transferencias de voto, por otro lado, siguen en cifras semejantes a las oleadas anteriores. El PSOE tiene fidelizados al 75,7% de sus simpatizantes y no sufre fugas significativas hacia ninguna otra fuerza. El PP, en cambio, mantiene a su vera al 53,3%, pero un 18% se le escapa a Vox y otro 9% a Cs. Albert Rivera ve cómo solo se le quedan en casa un 56,9% de los que le apoyaron en 2016, porque un 12,6% prefiere la papeleta socialista, otro 12,4% se marcha con la ultraderecha de Santiago Abascal y otro 2,7% apuesta por el PP. Finalmente, Pablo Iglesias conserva al 57% de los suyos, pero otro abultadísimo 24,4% emigra hacia el PSOE.

Pablo Casado, el líder del PP, este 18 de abril en Mérida. (EFE)
Pablo Casado, el líder del PP, este 18 de abril en Mérida. (EFE)

De forma consecuente con la estructura del voto, y en el supuesto de que ningún partido obtuviese mayoría suficiente como para gobernar, la coalición que sigue concitando más apoyo es la que formarían PSOE y Unidas Podemos (46,8% frente al 45,6% de la séptima entrega). El respaldo a las opciones PSOE-Ciudadanos (37,5%) y PP-Ciudadanos (37,5%) está equilibrado y ambas son preferidas a la alternativa que incorpore a los nacionalistas en el Ejecutivo (35%). Solo el 23,1% de los sondeados respaldaría una coalición a la andaluza, de populares y naranjas, con el apoyo de Vox.

Ficha técnica

-Universo: personas de 18 años y más residentes en el territorio nacional peninsular, Baleares y Canarias. 

-Tamaño muestral: 1.400 entrevistas, aproximadamente 200 diarias. 

-Diseño muestral: 'tracking' diario a través de encuestas telefónicas a fijos y móviles. 

-Técnica de entrevista: telefónica asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 45% de las entrevistas se realizaron a individuos localizados a través de teléfono móvil.

-Equilibraje: con el fin de minimizar posibles errores de campo y ajustar los datos al universo, el fichero se ha sometido a un equilibraje a partir de las siguientes matrices: sexo x edad; tamaño de municipio x CC.AA.; sexo x edad x comunidades autónomas y equipamiento telefónico en el hogar.

-Margen de error de muestreo: ± 2,7 puntos porcentuales para p=q=50% y nivel de significación del 95%, siempre en el supuesto de un muestreo aleatorio simple.

-Fechas de campo: del miércoles 10 al martes 16 de abril de 2019.

-Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, SA.

*IMOP Insights se acoge al código internacional CCI-ESOMAR para la práctica de la investigación social y de mercados. IMOP Insights cumple con los requisitos establecidos en la Norma UNE-ISO 20252.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios