RECTA FINAL DE LAS NEGOCIACIONES PARA FORMAR GOBIERNO

Sánchez: "Estamos más cerca del Gobierno de cambio que de repetir elecciones"

El líder socialista asegura que, "con todas las cautelas y dificultades", se han producido avances tras la reunión con Iglesias. Cree que las discrepancias con Podemos son "salvables"

Foto: Los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión de este miércoles, 30 de marzo, en el Congreso. (EFE)
Los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión de este miércoles, 30 de marzo, en el Congreso. (EFE)

Pedro Sánchez sale con "optimismo moderado" de su reunión de dos horas con Pablo Iglesias. Constata avances visibles, empezando por un "cambio de actitud". Su veredicto es claro: "Hoy estamos más cerca del Gobierno del cambio que de repetir elecciones (...) con todas las cautelas y todas las dificultades". Reconoció que hay "discrepancias", como la forma de materializar ese nuevo Ejecutivo, pero cree que esas diferencias son "salvables". Se felicitó de que Iglesias haya "dicho sí" a una negociación a tres bandas, con PSOE y Ciudadanos, a la que hasta ahora se había negado, aunque su interlocutor ni mucho menos fue tan explícito. 

La comparecencia del secretario general de los socialistas se produjo justo a continuación de la del líder de Podemos, en la que anunció que se quitaba de en medio como potencial vicepresidente para facilitar un Gobierno a la valenciana -de izquierdas- y que estaba dispuesto a mantener la vía del diálogo abierta, incluso "respetando" los acuerdos con Ciudadanos, y asumiendo él las riendas de la negociación. El líder socialista propuso, frente a la alternativa de Iglesias -la vía de los 161 diputados que suman PSOE, Podemos, Compromís e IU-, "la lógica del 199", la que agrupan los escaños de su formación y de las dos fuerzas emergentes, en la que "siempre" ha trabajado y que cree la "única opción" posible. Dicho de otra forma, que considera imprescindible contar con el partido naranja y que no se quede en la cuneta. 

El principal avance es que por fin, después de 101 días, Iglesias ha dicho sí al diálogo con el PSOE y Ciudadanos

Lo que busca Sánchez es un "Gobierno parlamentario" con Podemos y Ciudadanos, porque es el que "representa el sentir" de los españoles tras el 20-D, de tal forma que el centro de la vida política esté en el Congreso y la orientación y naturaleza de las medidas acordadas parta de allí. Es decir, que dado que es imposible un Ejecutivo tripartito, como desea, el Gabinete se apoyaría en los acuerdos con los emergentes, al margen de cuál de ellos esté con él en La Moncloa. El líder socialista se mostró convencido de que "hablando", "dialogando", "negociando", la discrepancia con "la vía del 161" por la que aboga Podemos se difumine. Y para ello es capital el "principal avance" registrado este miércoles, que "por fin, después de 101 días", Iglesias "ha dicho sí a entrar en un diálogo con el PSOE y Ciudadanos". En esa "mesa a tres" se podría estudiar qué medidas son comunes a las tres formaciones y llevarlas a su aprobación a las Cortes. "Hagamos de esta legislatura un Gobierno parlamentario, podemos convertir a esta Cámara en el verdadero Gobierno", aunque ello conlleve una tramitación de las iniciativas mucho más lenta, indicó. Sánchez, por cierto, no relevará a Antonio Hernando como jefe del equipo negociador, como sí hará Iglesias con su número dos, Íñigo Errejón. 

Sánchez: "Estamos más cerca del Gobierno de cambio que de repetir elecciones"

"No puedo decirlo más claro"

Sin embargo, Iglesias no dijo que aceptaba sin más una mesa a tres. Lo que aseguró es que no tenía problemas en sentarse con Albert Rivera para intentar convencerle de que puede abstenerse ante un Ejecutivo progresista. Claro que eso tampoco lo quiere Sánchez. "Todo acuerdo" que pueda someterse a la investidura "tiene que contar con el sí de Ciudadanos". "No puedo decirlo más claro". Entiende que pretender que la formación naranja se abstenga sería "un retroceso", porque lo que ya está amarrado es un pacto entre ambas fuerzas. 

Sánchez advierte a Podemos de que todo acuerdo debe contar con el sí (no la abstención) de C's. Su propuesta es la de un "Gobierno parlamentario"

Los de Rivera, a su vez, insisten en que no apoyarán "ni por activa ni por pasiva" un Ejecutivo en el que esté Podemos, como reconoció justo después de Sánchez el número dos, José Manuel Villegas. Por eso, aunque Sánchez hablara de "optimismo moderado" e hiciera hincapié en que la buena noticia era la apertura de un diálogo trilateral, la sensación que quedó es que las cosas apenas se han movido, pese a que el tono haya sido "cordial", o "muy cálido", en palabras del jefe de Ferraz. De hecho, en un momento de la rueda de prensa en la Cámara Baja, aseguró que tejer un acuerdo, a un mes escaso de la disolución de las Cortes, es "complicado", "casi imposible". La entrevista de este miércoles "es un avance", señaló, pero habrá que ver con el paso de los días si ese avance, por parte de Podemos, "es sincero". "Hay una esperanza, veremos en qué se puede materializar". Sánchez sostuvo que él va "en serio", igual que Ciudadanos, que no quiere elecciones y que está dispuesto a "ceder". 

Sánchez: "Estamos más cerca del Gobierno de cambio que de repetir elecciones"

Iglesias "cometió un error"

Hablando de cesiones, ¿lo es la renuncia de Iglesias a la Vicepresidencia? "Él se propuso solo y él se excluye solo. Nosotros no hemos vetado. Si alguien se propone y se excluye, es su responsabilidad", precisó. El líder de Podemos había comentado que su interlocutor le expresó el "profundo rechazo" que había suscitado en el PSOE su postulación. Sánchez no quiso desviar el tiro hacia la irritación que produjo en su partido: subrayó que fue a él a quien le produjo "rechazo" la rueda de prensa del 22 de enero en la que Iglesias, tras su entrevista con el Rey, contó que le había propuesto un Ejecutivo de coalición, sin avisar al socialista con antelación. "En política son importantes tanto las formas como el fondo. Quien se sintió atacado es quien les habla, pero forma parte del pasado", reflexionó Sánchez, y añadió que el líder de la formación morada se había "dado cuenta de que cometió un error y lo ha corregido". En todo momento se apoyó en el "cambio de actitud" de su interlocutor. 

"Él se propuso solo y él se excluyó solo", dice Sánchez sobre la Vicepresidencia a la que renuncia Iglesias. Añade que a quien le produjo "rechazo" fue a él

Sánchez había llegado a su cita de este miércoles con Iglesias apenas horas después de otra que mantuvo con su ya socio, Albert Rivera. Otra cita más que sirvió para ratificar su alianza y declararla "vigente". Un gesto inequívoco que sucedía a otros tantos dirigidos a Podemos, para advertirle de que no romperá su contrato con Ciudadanos bajo ningún concepto, porque su planteamiento es que lo que necesita España es un Gobierno de cambio "transversal". Lo mismo que ocurrió este miércoles. Sánchez reiteró que el pacto está "vivo" y que ahora es momento de hablar de políticas, de soluciones, porque hay muchas cosas que les unen, y después llegará el momento de la composición del Ejecutivo. No quiso entrar siquiera en si es posible un Gobierno con C's. "Paso a paso". 

Sánchez: "Estamos más cerca del Gobierno de cambio que de repetir elecciones"

La otra cuestión suscitada por Iglesias fue la territorial. Aseguró que Sánchez estaba dispuesto a que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavi Domènech, estudiaran fórmulas. El secretario general insistió en que no habrá cambios de postura en su partido: explicó que desde 2013 el PSOE, con su 'Declaración de Granada', apostó por la reforma constitucional en un sentido federal, y ahí sigue, y no aceptará en ningún caso el derecho de autodeterminación que sí ha defendido Podemos. Sánchez sostuvo que el "denominador común" de los dos emergentes y su partido es la modificación de la Carta Magna, a la que se opone el PP, y eso es un buen punto de arranque: es "complejo", pero es el camino. 

Rajoy, a la oposición

Una última acotación, el PP, el espectador de toda la coreografía negociadora: Sánchez aseguró que la marcha del presidente en funciones "facilitaría las cosas" a muchos dirigentes de su partido que están "deseando que dé un paso atrás", porque es un "tapón" para la regeneración del PP y de la democracia. El secretario general dijo estar dispuesto a reunirse con Mariano Rajoy, pero no para pactar con él sino para decirle que debe irse a la oposición. Si es investido presidente, está dispuesto a "tender la mano" al PP porque respeta a sus siete millones de votantes, aunque debe salir primero del Gobierno porque su corrupción "está haciendo daño a la democracia" y "alguien tiene que asumir esa responsabilidad política en primera persona".

Sánchez: "Estamos más cerca del Gobierno de cambio que de repetir elecciones"

Los socialistas habían encarado la reunión con expectativas moderadas, porque Iglesias no había dado muestras de apearse de su posición y porque desconfiaban de la voluntad real de negociación del líder de Podemos. Para ellos fue una mala señal que destituyera a su secretario de Organización, Sergio Pascual, porque interpretaban que castigaba al sector más pactista. No obstante, en las últimas semanas se había rebajado la tensión entre las dos formaciones, un buen ambiente que se percibió a la llegada de ambos al Congreso, cuando posaron juntos y sonrientes ante los medios de comunicación e Iglesias tuvo incluso el gesto de regalarle al jefe socialista el libro 'Historia del baloncesto en España', deporte que "une" a ambos, según explicó. Luego en la reunión hablaron de literatura y de cine, de Europa, de las primarias en EEUU, de cuestiones "ajenas" a la política pero que eran "necesarias" para desengrasar después de debates parlamentarios "intensos". Ahora hay cambio de tono, pero los frutos tangibles están aún muy lejos. 

No habrá fecha para el congreso y si hay nuevos acuerdos, habrá otra consulta a las bases

Pedro Sánchez propondrá a la cúpula de su partido, en el comité federal de este sábado, que no se ponga ninguna fecha al 39º Congreso. Que se postergue sine díe hasta que culmine la formación de un nuevo Ejecutivo. "No va a haber fecha, se fija el criterio de que no va a ser hasta que se constituya el Gobierno", señaló Sánchez, tras recordar que espera que eso ocurra en mayo y no haya que ir a nuevas elecciones el 26 de junio, lo que llevaría el cónclave a julio o al otoño, directamente. 

El secretario general afirmó que está "dispuesto a compartir con la militancia, la dirección del partido y con el comité federal del PSOE" los nuevos pactos que se suscriban. Es más, adelantó que "si hay nuevos acuerdos", se "someterán a la consulta" de las bases y pasarán el filtro posterior del comité, como ocurrió con la alianza trenzada con C's, que recibió el respaldo de casi el 80% de los afiliados que participaron en el referéndum y logró el plácet de los dirigentes

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios