descartado cualquier acuerdo con el pp

Susana Díaz planea su investidura este viernes de la mano de Ciudadanos

El partido de Albert Rivera juega al despiste, pero los socialistas dan casi por hecho su apoyo en Andalucía para centrar al partido tras el 'sí' al PP de Cifuentes en Madrid

Foto: La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al líder de Ciudadanos, Juan Marín. (EFE)
La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al líder de Ciudadanos, Juan Marín. (EFE)

Llegados a este punto, ya no se sabe que es deseo, que es realidad, que hay de cierto y que hay de táctica política. El hecho es que el Parlamento andaluz está avisado de que este viernes puede producirse el pleno definitivo para la investidura de Susana Díaz. Solo el núcleo duro del Gobierno y del PSOE está sobre aviso. El sí de Ciudadanos, con nueve diputados, daría paso a la dirigente socialista. La presidenta en funciones maneja dejar la interinidad en la que está sumida desde hace más de 80 días justo antes de que se constituyan los ayuntamientos. Este es el calendario que maneja el PSOE y que se resiste a confirmar Ciudadanos. No hay pacto al cien por cien, admiten todos, pero está “muy cerca”. Mañana hay previsto un encuentro entre Juan Marín, el candidato andaluz del partido naranja, y Díaz en San Telmo. Emplazan al término de esa reunión para saber cuál será el desenlace. El hermetismo se ha impuesto en las últimas horas. Hace un mes, los socialistas manejaron casi con la misma contundencia el apoyo de Ciudadanos y Albert Rivera mandó parar. Podría volver a ocurrir aunque confían en que esta vez salga adelante.

El candidato de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, aseguró a El Confidencial que “hay que esperar a la reunión de mañana” y que de momento no hay nada firmado. “Los documentos están ahí, sobre la mesa, están cerrados, si el PSOE los firma habrá acuerdo. Está en su mano”, sostuvo Marín. “Estamos dispuestos a asumir el desgaste en votos que puede suponer dar este paso pero alguien tiene que tener la responsabilidad”, sostuvo. Para Marín, Susana Díaz ha dado en las últimas horas “un giro importante en su compromiso público respecto a Chaves y Griñán”. El dirigente andaluz confirmó que habló con Albert Rivera la noche del domingo, evaluaron la situación y los distintos escenarios y respaldó la posibilidad del sí de Ciudadanos si el PSOE firma los documentos que tienen sobre la mesa.

Susana Díaz: Si los demás ponen por delante los intereses de Andalucía, no debe haber problema

Vídeo: Susana Díaz califica la situación de "surealista"

 

Ciudadanos entiende que sería “un gran logro” que se cumpla una parte muy importante de su programa político desde la oposición, sin estar en el Gobierno. “Eso no se ha conseguido nunca”, esgrimen. Los documentos incluyen un pacto anticorrupción, con medidas de regeneración política que instauran las primarias, la reforma de la ley electoral, las listas abiertas no bloqueadas, la limitación de mandatos y obliga a apartar a cualquier cargo si es imputado. También hay medidas en sanidad y educación además de propuestas en materia fiscal, como una importante bajada del IRPF a los autónmos. El candidato andaluz garantiza que los papeles se harán públicos.

Ciudadanos en Andalucía ha convocado a primera hora al grupo parlamentario antes de que Marín acuda a San Telmo y aseguran que si se cumplen los compromisos y se firman los documentos “estamos dispuestos a dar el sí en un plazo de 24 horas”. “No nos va a temblar el pulso, hay que asumir responsabilidades aunque sabemos que nos puede dañar porque Ciudadanos tiene mucho voto prestado del PP. La situación no puede seguir así, ya está bien de juego político”, afirma Marín. “Hay que hablar y negociar, tampoco imponemos nuestro programa al cien por cien porque si no, no estaríamos negociando sino chantajeando”, asegura el candidato andaluz.

A la cuarta puede ir la vencida. Si no, se acabaron las negociaciones. Habrá elecciones en septiembre, insisten fuentes próximas a la presidenta andaluza. No es una jugada suicida, aseguran. Desde el PSOE dan por hecho el apoyo de Ciudadanos y creen que esta vez no habrá marcha atrás. Eso sí, advierten de que está próximo pero no totalmente cerrado. El escollo de la marcha de Manuel Chaves y José Antonio Griñán estaría solventado. Ambos han asumido su retirada públicamente.

En el caso de Chaves anunció que no repetiría en las próximas listas en las generales. Griñán también plasmó por escrito su renuncia a repetir como senador. Ambos lo dijeron públicamente, empujados por las circunstancias de Susana Díaz, y sin embargo Rivera no consideró suficiente ese anuncio. Reclamó la renuncia por escrito. Ahora podría buscarse algún tipo de fórmula alternativa. Fuentes socialistas han confirmado que nadie del PSOE andaluz ha contactado de momento con Chaves para pedirle algún gesto. Ambos asumen que en el caso de ser imputados en el Supremo por el caso de los ERE, si llegara el suplicatorio a las Cortes o se formalizaran cargos contra ellos, dejarían el escaño de forma automática.

La posibilidad de un acuerdo con el Partido Popular ha saltado ya por los aires tras la reunión de Susana Díaz con el presidente del PP andaluz Moreno Bonilla

En este punto, Susana Díaz apenas ha variado su discurso por mucho que los socialistas insistieran ayer en que sí ha endurecido su posición. En una entrevista en Canal Sur Radio matizó que pediría las actas de los expresidentes no si son imputados formalmente como hasta ahora, sino si sigue “la fase de imputación”. La variación semántica es mínima pero encierra una novedad. En el caso de que el Supremo, como manejan desde el ámbito judicial, decidiera desviar la imputación a otra sala y seguir adelante con el caso, también tendrían que dejar el escaño. Así al menos lo explicaron fuentes próximas a la presidenta de la Junta. Rivera manejó semanas atrás en una conversación en Sevilla que estaban dispuestos a ser “flexibles” y dar por bueno algún tipo de gesto en este sentido. La petición de renuncia inmediata del acta de los exdirigentes socialistas podría quedar salvada con algún tipo de compromiso público en este sentido. Sobre la posibilidad de que haya un documento escrito que garantice la renuncia de Chaves, Díaz esgrimió: “Mi palabra es mi patrimonio”.

En el PSOE confían en que el Supremo se pronuncie en los próximos días, finales de junio o principios de julio, y dirima si hay responsabilidades penales o no de los expresidentes en el caso de los ERE. Si continuara el proceso contra ellos por el presunto desvío millonario de fondos públicos ambos dimitirán, insisten en su partido. Sin embargo, contrasta la seguridad de los socialistas sobre el sí de los nueve diputados de Ciudadanos con el juego al despiste emprendido desde el entorno de Rivera. Sí que admiten desde Andalucía que la jugada de votar sí a Susana Díaz podría contrarrestar un posible acuerdo con el PP para entregarles la comunidad de Madrid a Cristina Cifuentes. Aseguran que se garantizarían así seguir en el centro del tablero político y en ambos casos retratarse a favor de la lista más votada en dos comunidades clave.

El PP mantiene su rechazo a Díaz

Vídeo: El PP mantiene su rechazo a Díaz

 

La posibilidad de un acuerdo con el Partido Popular ha saltado ya por los aires. La reunión de Susana Díaz con el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, solo sirvió para certificar que no hay posibilidad de que los 33 diputados populares se abstengan para dar paso a la socialista. El PP insiste en que se cumpla el compromiso de dar paso a la lista más votada en todos los ayuntamientos, lo que les permitiría salvar cinco ciudades importantes, Córdoba, Sevilla, Cádiz, Jerez y Marbella. Moreno Bonilla reclamó al presidente del Parlamento, el socialista Juan Pablo Durán, que mueva ficha y abra él los contactos con los partidos para evitar elecciones. En el caso de que Susana Díaz cumpla su palabra de dejar de negociar si no se salva políticamente esta semana, el PP exige que el PSOE proponga otro candidato alternativo para desbloquear el diálogo. Los socialistas directamente se tomaron esa propuesta a risa.

Mañana también pasarán por el despacho de Susana Díaz Podemos e Izquierda Unida, aunque la posibilidad de acuerdo con estos partidos es mucho más remota que con Ciudadanos, admiten desde el Ejecutivo andaluz. La líder socialista quiere el sí de Ciudadanos para evitar además las acusaciones de viraje hacia la radicalidad con las que el PP arremete contra el PSOE. Ella se propone dentro de las filas socialistas ser la abanderada del centro político. Si le sale bien, se salvará pese al indiscutible desgaste de los últimos meses. Si le sale mal, habrá nuevas elecciones con el fracaso personal y político que eso supondría para Susana Díaz.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios