PENDIENTES DE LA INVESTIDURA

Susana Díaz convence a Ciudadanos y estrena el nuevo mapa de pactos políticos

El partido de Albert Rivera firmará con solemnidad un acuerdo anticorrupción con el PSOE y se bajará del 'no' en segunda vuelta si hay más acuerdos en materia económica y de empleo

Foto: La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el líder de Ciudadanos en la Comunidad Autónoma, Juan Marín. (Efe)
La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el líder de Ciudadanos en la Comunidad Autónoma, Juan Marín. (Efe)

La puesta en escena política de los próximos días está pensada para facilitar que Ciudadanos y Podemos se abstengan en segunda vuelta y den paso a la socialista Susana Díaz. El lunes la candidata presenta su programa de gobierno en el Parlamento. Incluirá guiños a todos los partidos, aseguran fuentes del PSOE. El martes todos los grupos de la oposición votarán 'no'. El miércoles se firmará un gran pacto anticorrupción de 22 medidas entre PSOE y Ciudadanos al que animan a sumarse al resto de formaciones. El jueves, si tiene suerte y convence a Podemos, la abstención de los nuevos partidos que estrenan escaño andaluz dará a Susana Díaz la presidencia de la Junta. Podrá arrancar esa noche la campaña electoral de las municipales anotándose el logro político de formar gobierno.

Ciudadanos y Podemos han estado abiertos al diálogo con el PSOE aunque desde sus cúpulas nacionales hay temor al efecto que un acuerdo con los socialistas podría tener en los próximos comicios. Andalucía inaugurará un sistema de pactos y alianzas políticas que previsiblemente se tendrá que extender por toda España después de mayo. Los votantes podrían cobrarse la factura de esta estrategia directamente con Albert Rivera y Pablo Iglesias en unas futuras generales. O antes, en las municipales,

Este es, claro, el guión previsto de los socialistas. Pero todo apunta a que podrían cumplir su escaleta. Dicen con sorna que en una negociación política todos participan "y siempre gana Susana Díaz". Su fama de manijera o de gran estratega, según quien opine, la precede. El PSOE está pletórico. Ciudadanos defiende que han conseguido importantes avances en materia anticorrupción y se muestran convencidos de estar en el camino correcto. Podemos no sabe no contesta pero asegura que quiere obtener de esta investidura "conquistas" para la ciudadanía. PP e IU se mantienen en su rechazo a Díaz, aunque en las filas populares la estrategia de acoso y derribo a la socialista abre fisuras y hace aguas desde el momento en que se sabe que el propio Mariano Rajoy asume que no pueden permitir unas segundas elecciones en Andalucía

Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía. (Efe)
Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía. (Efe)

La investidura de Susana Díaz no está del todo hecha pero casi y el PSOE ya se apunta el tanto aunque podría torcerse. El acuerdo con Ciudadanos incluirá 22 medidas anticorrupción que pasan por retirar a los imputados de las listas electorales y los cargos públicos o porque los partidos políticos asuman la responsabilidad subsidiaria en casos de corrupción. ¿Está el PSOE andaluz dispuesto a devolver el dinero defraudado en los ERE? Los socialistas matizan que esa medida solo se aplicaría en caso de que los fondos públicos sirvan para financiar ilegalmente a los partidos políticos y "este no es el caso". Ciudadanos no aclara este punto. Y así, varios más.

Ciudadanos, contra el primer pronóstico, no se lo va a poner difícil a Susana Díaz antes de las municipales. El partido de Albert Rivera, que tan duro se mostró al principio, ha abierto la puerta a la abstención en segunda vuelta después de que el PSOE asuma su decálogo anticorrupción. Así lo ha confirmado el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, tras una reunión este sábado que ha durado dos horas. Solo queda que la presidenta de la Junta asuma en el discurso de investidura que pronunciará el lunes en el Parlamento algunas de las medidas del partido 'naranja' en materia económica y de lucha contra el paro. El PSOE considera que esto es perfectamente posible.

Con todo, la abstención de los nueve diputados de Ciudadanos no es suficiente si Podemos (15 diputados), el PP (33) e IU (5) se mantienen en el 'no'. Los socialistas seguirán insistiendo en las próximas horas con el partido de Pablo Iglesias tras una reunión que no ha desanudado el grueso de las demandas que hay sobre la mesa. El PSOE es optimista. Estiman que están a "un folio" de conseguir el acuerdo y enviarán una segunda contraoferta en pocas horas. La reducción de altos cargos y asesores y la exigencia de que se retiren todos los depósitos públicos a los bancos que no frenen los desahucios se han atravesado.

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo. (Efe)
El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo. (Efe)

Los nuevos partidos se han debatido internamente entre el bloqueo a la investidura de Díaz tras 33 años de gobiernos socialistas y la abstención a cambio de algunas condiciones para dar testimonio de que son partidos útiles que pueden cambiar las cosas. Ambas estrategias tienen riesgos. El paso atrás de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán ayudó a reactivar las negociaciones. Díaz ha inmolado políticamente a sus dos antecesores para allanarse su camino político. El coste interno en su partido ha sido alto. Ciudadanos y Podemos pasaron de exigir una dimisión inmediata a aceptar el anuncio en diferido de una retirada. 

El PSOE ya gobernaba en un pacto con el candidato de Ciudadanos, Juan Marín, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) desde hace dos mandatos municipales. Eran viejos conocidos y tenían experiencia previa en acuerdos. Susana Díaz ha lanzado guiños y ha tenido gestos con Marín desde el primer minuto. El PP celebra el paso de Ciudadanos junto al PSOE antes de las municipales. Creen que les beneficiará electoralmente después de que este partido les haya dado un importante bocado de su electorado en las pasadas autonómicas.

Pero a la vez que aplauden internamente este movimiento político saben que el precedente andaluz podría abrir paso a acuerdos similares en muchos ayuntamientos. Desde el partido de Rivera no creen que vayan a pagar caro su gesto con el PSOE ni temen un abrazo del oso similar al que los socialistas utilizaron para terminar fagocitando al Partido Andalucista o a Izquierda Unida. Tienen un discurso más práctico. Defienden que toca conseguir cosas y cambiar la vieja política. 

El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, fue muy duro con el PP y tildó su estrategia política de "trileros". Así llamó a Rajoy. Sostuvo estas acusaciones tras conocerse que los populares asumen que no pueden afrontar unas elecciones andaluzas ni permitirán nuevos comicios en septiembre, por lo que su rechazo a la socialista podría convertirse en abstención una vez pasadas las municipales para poder abrir negociaciones en paralelo en los ayuntamientos.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
85 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios