ANDALUCÍA EMPRENDE EMPLEA ANTIGUOS CARGOS SOCIALISTAS

La exdelegada que obligaba a buscar votos para el PSOE sigue trabajando en la Junta

El socialista que fue sacado de la lista por Susana Díaz también tiene su puesto en Andalucía Emprende, donde hay abierto un duro conflicto laboral y denuncias de enchufismo

Foto: La exdelegada de Empleo en Jaén, Irene Sabalete (c). (Efe)
La exdelegada de Empleo en Jaén, Irene Sabalete (c). (Efe)

La fundación Andalucía Emprende, un ente público dependiente de la Consejería de Economía de la Junta, tiene en plantilla a dos ex altos cargos socialistas que han dado mucho que hablar en los últimos meses. Son trabajadores de este organismo la exdelegada de Empleo en Jaén, Irene Sabalete, y el exdelegado de Agricultura y Medio Ambiente de Málaga, Javier Carnero. Ambos han sido apartados recientemente de las listas electorales del PSOE aunque sus casos han sido archivados por la justicia. Comparten además un puesto indefinido en la plantilla de Andalucía Emprende, un ente con un millar de trabajadores en nómina y una asignación presupuestaria en las cuentas públicas de 2015 de 42,2 millones de euros.

Sabalete fue detenida el pasado mes de marzo en el caso de los cursos de formación. Su detención discurrió en paralelo a la difusión de una grabación donde advertía a un grupo de trabajadores en la campaña electoral de 2012 de que su puesto de trabajo estaba en riesgo, pidiéndoles que dejaran a un lado la gestión y se dedicaran a buscar votos. Estas advertencias fueron denunciadas y recientemente archivadas por la Fiscalía que no halló delito de coacción a los trabajadores. La exdelegada se dio de baja en el PSOE tras salir a la luz pública el audio de su 'mitin' en sede laboral, fue retirada de la lista electoral de las municipales y suspendida como número ocho en las autonómicas por esta provincia en las últimas elecciones andaluzas. El PSOE andaluz pidió públicamente disculpas por las palabras de esta grabación y aseguró que “no tendría que haberse producido”. El número dos, Juan Cornejo, aseguró que su baja en el PSOE ponía “las cosas en su sitio”.

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. (Efe)
Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. (Efe)

Sabalete no ha tenido que buscar trabajo. Ya tenía un puesto con categoría de coordinadora y perfil técnico en la fundación Andalucía Emprende. Según ha aclarado la Consejería de Economía, responsable del ente público, tiene contrato como personal laboral desde 2006. Durante el tiempo que ha sido exdelegada de la Junta en Málaga se acogió a una excedencia forzosa como cargo público y se reincorporó al terminar sus funciones. Desde el Gobierno andaluz insisten en que no cabe plantear ningún despido, que sería improcedente.

Su arenga a los trabajadores de la Junta, en la que les pedía ir puerta a puerta “como los testigos de Jehová” para pedir el voto para el PSOE, se produjo como delegada de Empleo. Instaba a los empleados a acudir a las empresas a las que se les habían dado subvenciones públicas. Les advertía de que sus puestos de trabajo estaban “en juego” y les requería directamente que dejaran a un lado la gestión para dedicarse a la campaña. Si hubiera ocurrido en la Fundación Andalucía Emprende, señalan en la Junta, cabría abrir un expediente disciplinario que podría conllevar el despido, pero no es el caso, alegan.

Desde el Gobierno andaluz no saben indicar cómo fue su fichaje para la empresa pública ni si fue un contrato a dedo o conforme a sus méritos laborales. Toda su carrera se ha desarrollado en la administración y en cargos públicos, íntimamente relacionados con su militancia socialista. Sabalete es licenciada en Ciencias Políticas y se afilió a las Juventudes Socialistas a los 16 años, según figura en su currículum. Un informe de la Cámara de Cuentas alertó en 2008 que la fundación Andalucía Emprende no había regulado el proceso de selección de personal hasta ese año, a pesar de tener su origen en 1999.

Desde el Gobierno andaluz no saben indicar cómo fue su fichaje para la empresa pública ni si fue un contrato a dedo

Ella no es el único ex alto cargo socialista que se ha reincorporado a su puesto de trabajo en esta fundación pública. Javier Carnero fue retirado de las listas por Susana Díaz en la antesala de la campaña electoral al ser imputado por un presunto delito de malversación de caudales públicos y poco después de declarar ante el juez. Finalmente, su caso quedó archivado pocos días después de las elecciones. Díaz señaló este gesto del PSOE para dejar claro que había barrido de imputados sus listas electorales. Tampoco ha tenido que buscar trabajo. El exdelegado de Agricultura y Medio Ambiente en Málaga solicitó reincoporarse a su puesto en Andalucía Emprende tras cesar en su responsabilidad política. Igualmente, fuentes de la Consejería de Economía insisten en que era personal laboral en plantilla de la fundación desde varios años atrás, sin aclarar su remuneración o el origen de su contrato. Es licenciado en Derecho y ha sido alcalde de Benalmádena de 2007 a 2009 y de 2011 a 2012. No es funcionario pero sí empleado público.

El caso de la fundación Andalucía Emprende, que declara en su web tener “como misión promover la iniciativa emprendedora y el desarrollo empresarial”, vuelve a la primera línea informativa por un conflicto laboral que comienza a enconarse. En su seno, conviven trabajadores adscritos a dos convenios diferentes con una brecha salarial del 30% entre unos técnicos y otros, según confirman fuentes sindicales. El personal de las conocidas como Utedlt, Unidades de Empleo, Desarrollo Local y Tecnológico, se incorporaron a la antigua fundación Andalucía Emprende, donde el personal tenía unas condiciones laborales mucho más favorables. De esa fusión, vienen los problemas internos. Tanto Sabelete como Carnero pertenecen al grupo con mejores condiciones salariales.

Algunos trabajadores manejan un listado de más de un centenar de empleados que supuestamente han sido cargos socialistas

No es pública la relación de puestos de trabajo de este ente, ni su organigrama, ni los salarios de su personal y directivos. La ley de transparencia obligará a que todos estos datos estén colgados en la web de la Junta antes de junio. De momento, es imposible conocerlos. El propio ente facilitó a El Confidencial que ahora mismo hay en plantilla 960 personas, 300 de la antigua fundación y 700 técnicos de empleo, aproximadamente. Desde dentro de esta fundación algunos trabajadores manejan un listado de más de un centenar de empleados que supuestamente han sido cargos socialistas. Según ha podido confirmar este periódico, en nómina hay en este momento sobre una relación de 898 puestos de trabajo con carácter técnico un total de 21 concejales, tres alcaldes, 28 exconcejales y 2 exalcaldes, entre ellos Carnero. No se cuentan quienes han sido exdelegados de la Junta en sus provincias, como es el caso de Sabalete. Uno de los alcaldes en plantilla, acogido a una reducción al 50% de jornada, y uno de los ediles es del Partido Popular. Hay también casos puntuales de IU y PA, el resto son socialistas. Al margen, entre los puestos de alta dirección, la gerente tiene un perfil netamente profesional y entre los cuatro directores de áreas y los ocho directores provinciales, hay funcionarios y políticos.

El número de puestos eventuales, directivos y de contratos a dedo que existe en las empresas públicas, sumando fundaciones, consorcios y agencias, no se conoce. Que salgan a la luz estos datos es una de las reivindicaciones que Podemos ha puesto sobre la mesa a la socialista Susana Díaz para negociar su investidura. El PSOE ha defendido que se han eliminado 131 entes públicos desde que estalló la crisis y se han eliminado 263 directivos de estas empresas. Silencian cuántos existen. El inventario del Ministerio de Hacienda señala más de 200 con datos de julio 2014.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios