en plena crisis por Aznalcóllar

Susana Díaz encaja su tercera derrota y amenaza con nuevas elecciones

El Parlamento vuelve a dar 62 noes y 47 síes a la candidata socialista y el PSOE aplaza las votaciones hasta que pasen las elecciones

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz (c), y el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz (c), y el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios. (EFE)

Si hay que ir a otras elecciones se va y que cada uno asuma su responsabilidad. No voy a permitir que Andalucía sea un cromo o una moneda de cambio con otras comunidades”. No, no y no. Por tercera vez los grupos políticos de la oposición han dicho no a Susana Díaz, que suma un nuevo intento frustrado para ser investida presidenta de la Junta. El PSOE aplazará el cuarto intento hasta que pasen las elecciones del 24 de mayo. Un día después de que estallara el caso de Aznalcóllar y cuando los grupos de la oposición han exigido a Díaz que dé explicaciones por el supuesto amaño en la adjudicación de la mina y la apertura de diligencias en un juzgado sevillano, el no estaba más que cantado. Este escándalo los ha rearmado en sus argumentos frente a la líder socialista.

En realidad la investidura de la líder socialista naufragó el pasado martes cuando Podemos avanzó que no se iba a mover del no. La segunda ronda de negociaciones se vio directamente afectada por el auto judicial que ordena investigar un presunto caso de prevaricación y tráfico de influencias en la mina de Aznalcóllar. El PP anunció que suspendía las negociaciones y dejó plantados a los socialistas a la espera de que la presidenta rinda cuentas sobre lo ocurrido. Ciudadanos se reiteró en su no y dejó claro que este nuevo caso complica aún más su apoyo.

Tercera votación fallida para Susana Díaz

El letrado mayor de la Cámara ya tenía preparada las bolas para el sorteo y el primero en decir un no alto y claro ha sido el portavoz del PP, Carlos Rojas. Sin sorpresas. De nuevo 62 síes y 47 noes. Los socialistas ya asumen que para salir de esta encrucijada política deberán dejar pasar las próximas elecciones. Solo después confían en que se mueva el mapa electoral y la necesidad de alianzas en otras comunidades y ayuntamientos lleven a los partidos de la oposición a dar paso a Díaz. Era lo que habrían querido evitar a toda costa, que el Gobierno andaluz se viera afectado por los pactos postelectorales en ayuntamientos y comunidades.

El tiempo sigue corriendo. Si antes del 5 de julio no hay desbloqueo automáticamente, según fija el Estatuto de Autonomía y transcurridos dos meses desde la primera votación, se disolverá la Cámara y habrá que convocar unas nuevas elecciones que serían en Andalucía. De momento, ningún partido político quiere valorar en serio esta posibilidad aunque es verdad que empieza a situarse con fuerza como una opción cada vez con más enteros.

"El PSOE no tiene miedo a las urnas"

La presidenta andaluza desenfunda esa nueva arma y amaga con nuevas elecciones. "El PSOE no tiene miedo a las urnas", insistió tras su derrota. 

Los partidos de la oposición no se toman en serio la amenaza. "Si hay que ir se va, pero ir 'pa na'", le replicó desde el PP andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla. Insistió en que si Díaz trata de desbloquear la situación política desde arriba, contactando con Mariano Rajoy, "se equivoca". Le pidió que dé un paso al frente, lidere las negociaciones y aparque "la soberbia". "Ha ganado pero no ha sabido leer los resultados electorales con humildad desde el primer momento", reprochó a la líder del PSOE. PP, Podemos, Ciudadanos e IU coinciden en que no se debería volver a convocar un pleno para la investidura hasta que no haya posibilidad de acuerdo. Otro escenario lo consideran absurdo. 

Susana Díaz: "Si hay que ir a elecciones, se irá"

Desde Podemos, Teresa Rodríguez también lamentó que Díaz trate de convencer a Pablo Iglesias de una abstención y aseguró que el líder nacional le ha dejado "muy claro" que es ella quien dirige las negociaciones en Andalucía. A su juicio el PSOE no ha empezado a negociar de verdad y el diálogo choca con "un muro de intransigencia" por parte de los socialistas. Acusó a Díaz de estar "echando cuentas" y de haber puesto en marcha "su propia máquina demóscopica" cuando alerta de nuevas elecciones.

Juan Marín, candidato andaluz de Ciudadanos, se reiteró en el no y aseguró que Andalucía necesita un gobierno pero "un gobierno en el que se pueda confiar". Insistió en que hay firmar los documentos para un acuerdo y cumplir los compromisos en materia anticorrupción.

IU alertó de que posiblemente las urnas vuelvan a arrojar una composición del Parlamento muy similar a la actual y que los andaluces han exigido a los partidos políticos que dialoguen y pacten. Su líder, Antonio Maíllo, exigió a Díaz que "se arremangue" y deje a un lado la "teatralización".

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
67 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios