PAPELES DE PANAMÁ

Panamá investiga a Messi por "operaciones sospechosas" tras su condena en España

Messi y su padre fueron condenados a pagar 3,5 millones y a penas de cárcel en 2017. Nuevos datos revelan que su sociedad de Panamá sigue vigente y fue investigada por operaciones sospechosas

Foto:

Lionel Messi y su padre, Jorge Horacio Messi Pérez, fueron condenados en 2016 por la Audiencia Provincial de Barcelona por tres delitos fiscales. Entonces, ambos recibieron 21 meses de prisión por defraudar 4,2 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009. No habían tributado en España los ingresos de 10,1 millones percibidos por la explotación de los derechos de imagen del jugador del FC Barcelona, ya que urdieron una compleja trama de sociedades instrumentales registradas en Belice, Uruguay, Reino Unido y Suiza para evadir impuestos.

Ese fallo inculpatorio fue refrendado por una sentencia del Tribunal Supremo en mayo de 2017, salvo que a Messi Pérez se le rebajó la pena de prisión a 15 meses y la multa a 1,4 millones de euros. Al futbolista culé se le mantuvieron la condena de cárcel y la multa de 2.093.000 euros. Las sanciones fueron abonadas incluso antes de la resolución judicial.

La investigación de los papeles de Panamá demostró en abril de 2016 que los representantes de los Messi habían ordenado adquirir una sociedad en ese país centroamericano justo el día siguiente de que recibieran la denuncia de la Fiscalía de Barcelona. Mega Star Enterprises Inc fue comprada para beneficio de los Messi en junio de 2013 e inscrita en el Registro Público de Panamá.

Ahora, la secuela de los papeles de Panamá revela que los Messi mantienen vigente Mega Star en el Registro Público de Panamá y que las autoridades del país del istmo abrieron en 2017 una investigación por “operaciones sospechosas” llevadas a cabo por esa sociedad, según muestran nuevos documentos del despacho Mossack Fonseca (y de acuerdo con la confirmación oficial recibida desde instituciones fiscales de ese país). Además, los Messi siguieron usando la misma estructura societaria opaca registrada en diversos países en los ejercicios fiscales 2010 a 2013, hechos por los que no fueron juzgados, al llegar a acuerdos administrativos con Hacienda. Una parte de ese entramado financiero sigue vigente.

Mega Star sigue vigente en el Registro Público de Panamá a junio de 2018.
Mega Star sigue vigente en el Registro Público de Panamá a junio de 2018.

La Unidad de Análisis Financiero para la prevención del blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo (UAF) de Panamá emitió en febrero de 2017 un 'Reporte de operación sospechosa' (ROS) sobre Mega Star. Concretamente, el ROS número 20.634. Un 'e-mail' interno de Mossack Fonseca así lo evidencia. Fuentes de la UAF confirman la existencia de esa investigación. “Los ROS los llevamos con mucho secreto, es increíble que los periodistas hayan tenido acceso a esa información”, apuntan desde Panamá.

¿Siguieron teniendo activa los Messi la misma red ‘offshore’ urdida en Belice, Uruguay, Suiza y Reino Unido en los ejercicios fiscales 2010 a 2013? La respuesta es sí

Una nueva filtración de documentos internos de Mossack Fonseca ofrece un panorama de cómo ese bufete panameño y los profesionales con los que hacía negocios se comunicaron antes, durante y después de la publicación de la investigación periodística, y muestra la trastienda de sus reacciones.

Los Messi son los últimos beneficiarios de la sociedad panameña Mega Star Enterprises
Los Messi son los últimos beneficiarios de la sociedad panameña Mega Star Enterprises

Los nuevos documentos —que incluyen correos electrónicos, listados de beneficiarios o expedientes de casos delictivos— están fechados entre el comienzo de 2016 y el final de 2017, solo tres meses antes de que Mossack Fonseca echara el cierre a sus oficinas en Panamá y otros 40 países. El diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' obtuvo ambas filtraciones, y las compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y sus medios asociados, que en España son El Confidencial y La Sexta TV.

La familia Messi, confundida e irritada

En mayo de 2016, un mes después de que los periodistas desvelaran que Mega Star era una empresa instrumental más del entramado defraudatorio de los Messi, un correo interno de Mossack Fonseca señala que el cliente sigue usando la sociedad. Empleados del bufete panameño de servicios 'offshore' exigía una diligencia debida mejorada (EDD) sobre Mega Star.

La familia de Messi estaba confundida e irritada por enterarse a través de la prensa de acciones unilaterales de Mossack Fonseca

La EDD es un control que hacen los despachos de abogados sobre sociedades sospechosas de actividades ilícitas o que puedan contar entre sus beneficiarios o accionistas con políticos, criminales o evasores de impuestos.

Es decir, Mossack Fonseca, tras la publicación de los medios en abril de 2016, hace una inspección o diligencia debida a Mega Star. Su cliente, el bufete de abogados que trabaja con los Messi desde Uruguay, Abreu, Abreu & Ferrés Asociados, les promete enviar la documentación.

La familia de Messi estaba confundida e irritada por enterarse a través de la prensa de acciones unilaterales de Mossack Fonseca

Ese despacho uruguayo escribe el 26 septiembre de 2016 a Mossack Fonseca y le recrimina que por iniciativa propia haya renunciado a los testaferros que aportaba a Mega Star en Panamá y se haya desvinculado de la sociedad de los Messi. Les comenta que la familia de Messi está confundida e irritada por enterarse a través de la prensa de acciones unilaterales del despacho de abogados panameño. Precisamente, El Confidencial había publicado ese mismo 26 de septiembre que los Messi habían iniciado el proceso de liquidación de Mega Star.

En las comunicaciones internas, se explica que Mossack Fonseca renunció en julio de 2016 a los testaferros que había provisto para Mega Star Enterprises en el Regisro Mercantil panameño. Eran meros ‘hombres de paja’ empleados de Mossack Fonseca para crear sociedades que quieren ocultar la verdadera identidad de los beneficiarios reales.

Representantes de Abreu, Abreu & Ferrés comunicaron a un bufete colaborador del despacho panameño ubicado en Montevideo que la situación era increíble, pensando en el tremendo daño irreparable que les había causado. En referencia a Mossack Fonseca.

Fuentes de la UAF confirman la existencia de esa investigación. “Los ROS los llevamos con mucho secreto, es increíble que los periodistas hayan tenido acceso a esa información”

Sin embargo, al respecto de las quejas de Abreu, Abreu & Ferrés, en un correo del mismo 26 de septiembre entre Mossack Fonseca Uruguay y la jefa del Departamento de Cumplimiento de la sede central en Panamá, Sandra Cornejo, esta confirma que esa es la sociedad donde figura como beneficiario Leo Messi. Añade Cornejo que resulta increíble la situación, porque les habían avisado varias veces de que había que hacer la diligencia debida a Mega Star.

¿Todo en orden con Hacienda?

Los Messi fueron juzgados por usar un entramado societario para evadir los impuestos derivados de la explotación de derechos de imagen publicitarios del futbolista. Entre 2007 y 2009, ingresaron 10,1 millones de euros por contratos firmados con empresas como Adidas, Pepsi o Banco Sabadell, según reza la sentencia de la Audiencia Nacional de Barcelona.

La resolución judicial fue severa y clara en sus términos: la obtención de los ingresos obtenidos por la explotación de los derechos de imagen de la estrella argentina "fue ocultada a la Hacienda Pública de nuestro país mediante una estrategia puesta en práctica a comienzos del año 2005, consistente en crear la apariencia de cesión de los derechos de imagen del jugador a sociedades radicadas en países cuya legislación tributaria permitía la opacidad".

El hecho de que los Messi tengan una parte de su estructura registrada en paraísos fiscales o en jurisdicciones de baja tributación no es delito 'per se', como es el caso de Mega Star en Panamá. “La actividad de esas entidades y su falta de declaración en el país del residente fiscal es lo que marca si se está llevando a cabo un delito o no”, explica Hervé Falciani, el ingeniero de Sistemas que sustrajo la información de HSBC y propició investigaciones fiscales y periodísticas en todo el mundo.

Los Messi fueron juzgados por delitos cometidos entre 2007 y 2009. Pero, antes de que recibieran la denuncia de la Fiscalía de Barcelona en junio de 2013, ¿siguieron teniendo activa la misma red ‘offshore’ urdida en Belice, Uruguay, Suiza y Reino Unido en los ejercicios fiscales 2010 a 2013? La respuesta es sí, según han confirmado a este diario fuentes de la Fiscalía de Barcelona y fuentes de la Agencia Tributaria fuera del canal oficial habitual de comunicación.

De hecho, la sociedad Sport Enterprises Ltd que utilizó en Reino Unido solo se disolvió en 2017; Tubal Soccer Management GMBH (Suiza) y Sidefloor Ltd (Reino Unido) continúan activas, yForsyl Corporation SA (Uruguay) se estableció en 2006 y tuvo una reforma de estatutos en 2013, según el Diario Oficial del país sudamericano, pero no hay constancia de que no siga vigente. Según el Registro Mercantil de Uruguay, también sigue operativa Jenbril SA, una de las empresas más importantes del entramado de los Messi.

Messi falla un penalti contra Islandia en el primer partido de Argentina en el Mundial de Rusia. (Reuters)
Messi falla un penalti contra Islandia en el primer partido de Argentina en el Mundial de Rusia. (Reuters)

Según un comunicado de los representantes legales de los Messi fechado el 4 de abril de 2016, las “consecuencias fiscales para Lionel Messi ya fueron regularizadas en su momento, declarando ante la Hacienda Pública española todos los ingresos derivados de la explotación de sus derechos de imagen, devengados con anterioridad y posterioridad al procedimiento seguido ante la Agencia Tributaria”.

Mega Star no aparecía en las sentencias de la Audiencia Provincial de Barcelona ni en la del Tribunal Supremo. Preguntados los Messi si la Agencia Tributaria o la Fiscalía han investigado las actividades de Mega Star, el representante legal de Leo Messi asevera que esa sociedad “deriva de la estructura ‘offshore’ anterior, no es una estructura nueva”. Agrega que Leo Messi está cumpliendo escrupulosamente con el fisco español y que las cantidades de los ejercicios habidos entre 2010 y 2013 —hechos investigado, pero no juzgados— “ya fueron satisfechas y se pagó un añadido de demora”.

El abogado del bufete Cuatrecasas añade que “en ningún caso hubo fraude en los ejercicios que mencionáis. Durante esos años se pagó el IRPF de manera voluntaria mediante las correspondientes declaraciones sin intervención de la Agencia Tributaria; en unos casos, mediante declaración complementaria, y en otros dentro del plazo reglamentario para declarar”. Así, según el representante de los Messi, “no hubo sanciones, únicamente recargos en aquellos casos en que se hizo mediante declaración complementaria” para los ejercicios 2010 a 2013. Los Messi declinaron responder a un cuestionario de 11 preguntas enviado por los reporteros.

“El artículo 305 del Código Penal, que regula el delito fiscal, establece una excepción en relación con la responsabilidad penal correspondiente, al excluir de la misma a quien hubiere regularizado su situación tributaria. Lo que se conoce como excusa absolutoria, aunque tras la modificación del artículo en la reforma de 2012, sería más correcto hablar de causa de exclusión de la ilicitud penal”, comenta Carlos Cruzado, presidente del sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

De ese modo, la Fiscalía no llegó a intervenir porque la Agencia Tributaria y los Messi pactaron un acuerdo por lo defraudado también entre 2010 y 2013 por la explotación de sus derechos de imagen. Así, los Messi quedaron exentos de responsabilidad penal por delito fiscal. Un portavoz de la Fiscalía de Barcelona corrobora a El Confidencial que los abogados de los Messi y Hacienda llegaron a un acuerdo para regularizar por vía administrativa los impuestos no pagados y las correspondientes multas entre 2010 y 2013.

“Esto es lo mismo que ocurrió tras la regularización que la familia Botín hizo respecto de los capitales que distintos miembros de la misma tenían en la sede en Ginebra del Banco HSBC, y que fueron conocidos por la AEAT al recibir de Francia la denominada lista Falciani", explica Cruzado. Los Botín abonaron más de 200 millones de euros en 2010 cuando las inspecciones de Hacienda descubrieron que tenían cuentas en Suiza no declaradas.

El abogado del astro de la selección argentina, del bufete Cuatrecasas, subraya a este diario desde Barcelona: “A partir de 2014, el futbolista tiene una sociedad española para explotar sus derechos de imagen en España y mundiales”. Se trata de Leo Messi Management SL, cuyo accionista único desde junio de 2015 es Limecu España 2010 SL, según se puede comprobar en el Registro Mercantil. Esta última mercantil tiene un capital social de 21,5 millones de euros y el administrador único es el hermano del cinco veces ganador del Balón de Oro, Rodrigo Martín Messi.

No solo Messi

En la década de los noventa, los futbolistas y los clubes tributaban como derechos de imagen gran parte de los ingresos; incluso en el salario de los jugadores muchas partidas se encuadraban en esa categoría. El IRPF por las rentas del trabajo era mucho más alto que la tributación aplicada a los sueldos.

En 1996 se enmendó esa anomalía con la Ley 13/1996 de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social. Desde entonces, Hacienda estableció que siempre que el 85% de sus ingresos procediera de su contrato, los futbolistas podían tributar el 15% restante como derechos de imagen a un tipo del 28%.

Varios fueron los futbolistas que desde 1996 y ya muy entrado el siglo XXI, al igual que Leo Messi, cedieron sus derechos de imagen a sociedades instrumentales en otros países y que eran aparentemente tenedoras de esos derechos. El fin último consistía en no tributar en España la explotación de sus acuerdos publicitarios con las marcas, cantidades muy jugosas entre las estrellas del planeta fútbol. Hoy, Cristiano Ronaldo está intentando pactar un acuerdo con Hacienda por haber defraudado más de 14 millones de euros entre 2011 y 2014.

Entre los ya condenados por esa forma de proceder defraudatoria por la explotación de los derechos de imagen están el exjugador argentino del FC Barcelona Javier Mascherano, el colombiano Radamel Falcao, ex del Atlético de Madrid, o Ángel di María, futbolista argentino que jugó en el Real Madrid entre 2010 y 2015.

---

¿Tienes información valiosa relacionada con este artículo? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros mediante investigacion@elconfidencial.com

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios