los testaferros de mega star inc. renuncian

La familia Messi inicia la liquidación de su 'offshore' de Panamá tras ser descubierta

La estrella del FC Barcelona comienza los trámites para desvincularse de la mercantil que controlaba a través de testaferros del bufete Mossack Fonseca, detectada por los papeles de Panamá

Foto: Lionel Messi, junto a su padre, Jorge Horacio Messi, a su llegada al juicio por delitos contra la Hacienda Pública, el pasado 2 de junio. (Reuters)
Lionel Messi, junto a su padre, Jorge Horacio Messi, a su llegada al juicio por delitos contra la Hacienda Pública, el pasado 2 de junio. (Reuters)

Messi ha iniciado los trámites para disolver la sociedad 'offshore' que adquirió en Panamá en junio de 2013. Según documentos oficiales del Registro Mercantil panameño a los que ha tenido acceso El Confidencial, todos los testaferros que figuraban al frente de la compañía que los Messi compraron en ese país a través de un bufete uruguayo han comunicado oficialmente la renuncia a sus cargos, dando así el primer paso para que el astro argentino se desvincule definitivamente de la empresa.

La decisión fue formalizada el pasado 6 de julio, apenas tres meses después de que se conocieran sus vínculos con esta mercantil gracias a la investigación de los papeles de Panamá, un trabajo periodístico liderado en España por este diario y La Sexta bajo la coordinación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el semanario alemán 'Suddeütsche Zeitung'.

Los documentos internos del bufete panameño Mossack Fonseca revelaron que la estrella del FC Barcelona y su padre, Jorge Horacio Messi, contrataron al despacho de Montevideo Abreu, Abreu & Ferres para que les montara una sociedad opaca en el país centroamericano, Mega Star Enterprises Inc. Como informó este diario, la petición fue cursada por la familia el 13 de junio de 2013, curiosamente un día después de que Hacienda acusara al futbolista y su progenitor de haber utilizado una compleja red societaria con ramificaciones en Belice, Suiza, Uruguay, Reino Unido para ocultar gran parte de sus ingresos y evadir de ese modo impuestos por valor de 4,1 millones de euros.

Los documentos publicados por este diario revelaron que los Messi completaron el proceso para tomar el control de Mega Star Enterprises Inc. en diciembre de 2013, y dos años después, el 4 de diciembre de 2015, el padre del jugador reiteró su vinculación con la mercantil reconociendo en un documento que lleva su firma que, a partir de ese momento, se convertía en el titular del 100% de las acciones.

Sin embargo, los Messi consiguieron ocultar la existencia de esa sociedad, incluso en la investigación que realizó la Agencia Tributaria sobre su patrimonio en el marco del proceso judicial al que se han enfrentado durante los últimos tres años. Sobre el papel, Mega Star Enterprises Inc. solo tenía relación con los testaferros que Mossack Fonseca había colocado en su junta directiva para proteger la identidad de sus verdaderos propietarios. 

En concreto, el despacho panameño situó a Ricardo Samaniego como presidente de la compañía, Yadira de Boutaud actuó de secretaria, Yakeline Pérez ejerció de vicepresidenta y tesorera y Yenny Martínez Hercibelle González asumieron el puesto de subsecretarios. Todos relacionados con el bufete y con una larga lista de compañías bajo sospecha en su trayectoria empresarial.

Tres años después del desembarco de los Messi en Mega Star Enterprises Inc., la sociedad va camino de la liquidación. El Registro Mercantil panameño ha incorporado una escritura presentada por el notario local Jorge Eliezer Gantes Singh en la que los testaferros renuncian a las responsabilidades que supuestamente ejercían hasta ahora en esa mercantil. La encargada de formalizar el trámite fue otra empleada de Mossack Fonseca, la abogada Josette Roquebert, y tras el pago de una tasa de 50 dólares, la modificación quedó incorporada al registro.

Detalle de las firmas de Leo Messi y su padre en un documento interno.
Detalle de las firmas de Leo Messi y su padre en un documento interno.

Según consta en los documentos a los que ha tenido acceso este diario, la renuncia de los testaferros fue presentada el pasado 6 julio, el mismo día en que se conoció la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que condenó a los Messi a 21 meses de cárcel por tres delitos fiscales cometidos durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009. El tribunal calificó de “extrema gravedad” el fraude y dictaminó que el jugador era consciente de que había recurrido a un entramado societario para tratar de ocultar a la Agencia Tributaria sus ingresos publicitarios y por derechos de imagen.

Tras la publicación de los documentos internos de Mega Star Enterprises Inc., los Messi tuvieron que reconocer que eran propietarios de la empresa, pero alegaron que estaba “inactiva” y que nunca la utilizaron para ocultar bienes o patrimonio ni tampoco para huir de la acción de la Justicia. Según dijeron entonces, la compañía había sido montada por sus anteriores asesores fiscales y ya había sido regularizada. Sin embargo, el clan no aclaró por qué en diciembre de 2015 Jorge Horacio Messi prestó su firma para mantener el control sobre la empresa. Ahora, semanas después de desvelarse su existencia, los Messi han decidido desprenderse de ella.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios