Es noticia
Menú
La guerra desangra la economía de Ucrania y hunde el empleo y los salarios
  1. Economía
EL PIB CAE YA CERCA DEL 40%

La guerra desangra la economía de Ucrania y hunde el empleo y los salarios

La guerra tiene una cara B: la destrucción de la economía del país. Los datos son estremecedores. El PIB cae ya cerca del 40% y los salarios y el empleo se han hundido por encima de los dos dígitos

Foto: Ancianos reciben comida de una asociación de caridad en Kiev, el 19 de noviembre. (Getty/Jeff J. Mitchell)
Ancianos reciben comida de una asociación de caridad en Kiev, el 19 de noviembre. (Getty/Jeff J. Mitchell)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La guerra de Ucrania tiene la cara más amarga y cruda en las víctimas de la invasión rusa, pero hay otras consecuencias de las que se habla menos: sus efectos sobre una de las economías más pobres de Europa y que antes de la contienda estaba ya debilitada por la pandemia. Y lo que dice un trabajo publicado por dos especialistas en la economía ucraniana, publicado en VoxEU, una de las mayores plataformas de artículos académicos, es que la factura de la larga duración de la guerra es cada vez mayor, lo que puede influir en el desarrollo del conflicto bélico.

Durante los primeros meses de la invasión, la economía pudo resistir gracias a las ayudas públicas a los agentes económicos, familias y empresas, pero a medida que el conflicto se ha ido prolongando sus efectos son cada vez más devastadores.

Foto: Trabajadores de la construcción. (EFE/Luis Tejido)

Se estima, en concreto, que desde que comenzó la contienda el 13% de los trabajadores ha perdido su empleo, mientras que los salarios, en términos reales, se han desplomado como promedio un 11% entre enero y octubre.

El trabajo lo han publicado Simeon Djankov, de la London School of Economics, y Oleksiy Blinov, jefe de investigación de uno de los mayores bancos de Ucrania. Para alcanzar sus conclusiones, han utilizado la información interna de Sense Bank (nueva denominación de Alba-Bank), una de las entidades financieras más grandes del país, que es quien ejecuta el pago de los salarios de millones de trabajadores ucranianos. Lo que destacan es que el deterioro se ha ido acelerando en los últimos meses, y, de hecho, ya en octubre los salarios han caído un 27% en términos reales. Su impresión es que "hay evidencia de una creciente pérdida de puestos de trabajo".

El estudio recuerda que el sector privado ucraniano comenzó el año con un vibrante crecimiento del salario promedio nominal de alrededor del 20% interanual. En febrero, cuando estalló la guerra, muchas empresas respaldaron a sus trabajadores con pagos anticipados o compensaciones por estar sin trabajo, lo que aceleró el crecimiento del salario nominal al 34% interanual. Sin embargo, ese dinamismo se ha dado completamente la vuelta.

Garantizar la liquidez

El informe ha observado, por el contrario, que las nóminas del sector público han sido más resistentes a la crisis que las del sector privado. Entre otras razones, por los flujos de liquidez que han llegado al Gobierno de Kiev procedentes del extranjero, en particular, del FMI, EEUU y la Unión Europea, lo que le ha permitido garantizar la liquidez en un contexto extremadamente difícil.

La tendencia general ha sido más suave, considera el estudio, con la nómina del sector público, que ha recuperado un crecimiento sustancial en el verano, registrando tasas de crecimiento de los salarios nominales superiores al 20% interanual entre julio y octubre. Este mes, la tasa de crecimiento se aceleró hasta el 28%, impulsada por los aumentos salariales en el sector de la salud. En el transcurso de 2022, el sector de servicios públicos promedió un crecimiento del salario nominal del 16%. En términos reales, es decir, descontando la inflación, eso correspondió a una caída del 2%.

En cuanto al empleo, según sus estimaciones, se ha destruido el 13% de la fuerza laboral desde el comienzo de la guerra. Los datos más recientes, sin embargo, mostrarían que la tendencia de pérdida de puestos de trabajo ha cobrado cierto impulso en octubre a la luz de los datos disponibles. Es por eso por lo que los autores del estudio recomiendan al Gobierno de Zelenski que priorice el empleo en su estrategia económica, algo que puede condicionar el futuro de la guerra.

Foto: Ataque en un centro de almacenamiento de grano. (Reuters/Dmytro Smolienko)

El empleo y los salarios no son los únicos problemas de Ucrania en el plano económico. La inflación interanual se situó en octubre en el 26,6%, lo que ha obligado al banco central a endurecer su política monetaria en medio de la guerra, algo que dificulta los procesos de inversión. El tipo de interés clave se encuentra en el 25%.

Ucrania, sin embargo, ha podido recuperar algo sus reservas de divisas gracias a la entrada de capital extranjero y hoy alcanzan los 25.244 millones de dólares. Tan solo en octubre entraron 4.161 millones de dólares, de los que casi la mitad (1.954 millones) fueron entregados por la Unión Europea, otros 1.283 millones procedieron del FMI y casi 500 millones del Banco Mundial.

Foto: Margarita Robles. (EFE/Toni Galán)

Las ayudas de Occidente y la propia guerra, que tiene un carácter expansivo en cuanto al gasto público, sin embargo, no ha podido evitar que este año, según la última previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI) el PIB retrocederá un histórico 35% debido a la destrucción de buena parte de su aparato productivo y de sus infraestructuras, incluidas miles y miles de viviendas. Esta tasa, incluso, ha empeorado, según ha reconocido el ministro de Economía ucraniano, por los últimos ataques rusos a infraestructuras críticas del país y ya se maneja una caída del PIB del 39% este año.

Se ha estimado que los costes de la guerra han generado un déficit presupuestario mensual de alrededor de 5.000 millones de dólares, que han sido cubiertos con ayudas del exterior y con la emisión de bonos del Estado. Los fondos exteriores llegados desde la guerra superarían ya los 19.000 millones de dólares. Recientemente, el presidente Zelenski firmó un memorándum de entendimiento con Larry Fink, el CEO del fondo de inversiones BlackRock, para captar inversiones extranjeras.

La guerra de Ucrania tiene la cara más amarga y cruda en las víctimas de la invasión rusa, pero hay otras consecuencias de las que se habla menos: sus efectos sobre una de las economías más pobres de Europa y que antes de la contienda estaba ya debilitada por la pandemia. Y lo que dice un trabajo publicado por dos especialistas en la economía ucraniana, publicado en VoxEU, una de las mayores plataformas de artículos académicos, es que la factura de la larga duración de la guerra es cada vez mayor, lo que puede influir en el desarrollo del conflicto bélico.

Ucrania PIB Fondo Monetario Internacional (FMI) Inflación
El redactor recomienda