Entrevista al presidente de la CEOE

Garamendi: "Me parece bien ir a elecciones si van a dar más estabilidad que ahora"

"La imagen que estamos teniendo de lo público no es positiva, y eso no es bueno" / "Está faltando sentido de Estado y generosidad para pensar en cómo se puede trabajar por un país mejor"

Foto: El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (Roberto Gómez)
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (Roberto Gómez)

En las últimas semanas la mayor parte de casas de análisis y organismos internacionales han revisado al alza sus previsiones económicas para España. Las empresas mantienen un elevado dinamismo a pesar de la parálisis política y el país sigue funcionando. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, es consciente de que esta situación de bonanza no será eterna: España necesita un gobierno que tome las riendas del país. Eso sí, no cualquier gobierno. De hecho, la posibilidad de adelantar las elecciones al próximo otoño no sería un escenario tan malo para la patronal si esto consolida más el voto moderado de los españoles.

Pregunta. ¿Cómo ve el empresariado el bloqueo político?

Respuesta. Nosotros tenemos nuestra responsabilidad y es que nuestras empresas y la economía funcionen. Los datos de las empresas están funcionando porque estamos acostumbrados a trabajar al margen de la política. Pensamos que nosotros necesitamos estabilidad en el país y me refiero tanto a la tranquilidad como a la estabilidad regulatoria, seguridad jurídica, etc. Lo que ha hecho crecer durante 40 años a España es la moderación y la alternancia entre el centro derecha y el centro izquierda. Los españoles han votado moderación en las elecciones, por eso decíamos que lo que primero sumaba era un pacto del centro izquierda, que era lo que pensábamos que tocaba. No ha salido o no va a salir, no lo sé. En segundo lugar planteamos un gobierno monocolor que dialogue con todas las partes.

PREGUNTA: Ahora se habla de posibles elecciones...

RESPUESTA: Según las encuestas, lo que parece es que todavía habría mayor voto a la moderación de lo que es hoy en día. Si vamos a tener más estabilidad dentro de cuatro meses para los próximos cuatro años de la que tenemos ahora, pues me parece bien, pero eso no es mi responsabilidad. Es la responsabilidad de la clase política.

Lo que ha hecho crecer durante 40 años a España es la moderación y la alternancia entre el centro derecha y el centro izquierda

P.¿Si vamos a elecciones para que haya más estabilidad, entonces será positivo?

R. Sí.

P. ¿Nos parecemos cada vez más a Italia: nos estamos acostumbrando a vivir sin gobierno?

R. Yo creo y espero que no sea así, un gobierno es muy importante. Ahora bien, es verdad que si eso pasa y hay bloqueo político, nosotros vamos a seguir actuando con responsabilidad y las empresas de este país van a seguir trabajando. Lo que sería muy triste es que se constatara que todo funciona a pesar de que algunos no estén ejerciendo su responsabilidad. Yo espero que la haya.

P. ¿Cómo ve el empresariado que el principal problema sea de sillones y no de programas?

R. Yo siempre hablo de sentido de Estado y es lo que estamos pidiendo ahora. Es verdad que cuando vemos que en un ayuntamiento se reparten de dos en dos años o todo este juego de sillas, la verdad es que no se entiende mucho. Pero es lo que hay. Es verdad que la imagen que estamos teniendo de lo público no es positiva, y eso no es bueno. Y, además, vamos a decirlo claro: la mayoría de los políticos son gente seria y creo que quieren trabajar por el bien de su país. Ahora está faltando sentido de Estado y generosidad para pensar en cómo se puede trabajar por un país mejor.

[Sánchez pide a Iglesias la adhesión total a su programa económico sin cesiones ni sillones]

P. Usted que tiene una relación fluida con los partidos y con el presidente del Gobierno: ¿Le está preguntando de forma periódica?

R. Nosotros tenemos contacto con los partidos y con el Gobierno todos los canales abiertos. Los ministerios siguen trabajando, otra cosa es que no legislen y nosotros seguimos trabajando. También diré que yo estoy siendo terriblemente cuidadoso: una cosa es lo que opinemos, pero que nadie diga que somos el 'lobby' que empuja o deja de empujar. Cualquiera de los líderes políticos puede corroborar lo que estoy diciendo. La responsabilidad de formar gobierno es suya.

Antonio Garamendi, durante su entrevista con El Confidencial. (Roberto Gómez)
Antonio Garamendi, durante su entrevista con El Confidencial. (Roberto Gómez)

P. Los sindicatos sí que se han pronunciado a favor de un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos. ¿Cómo ven esta fórmula?

R. Nosotros institucionalmente vamos a aceptar lo que salga y vamos a jugar el partido donde nos toque jugar, quiero que quede claro. Dicho eso, y con toda lealtad institucional, pensamos que las propuestas de los partidos que están en los extremos no son las adecuadas para el país. Nosotros pensamos que las propuestas de Unidas Podemos se alejan de lo que nosotros pensamos que es mejor para el país. Si a mí me dan a elegir, prefiero un gobierno de centro izquierda o un gobierno monocolor. Además, nosotros entendemos una suma de mayoría absoluta con solo dos partidos antes que un acuerdo que tiene que unir a cinco o seis partidos.

Pensamos que las propuestas de los partidos que están en los extremos no son las adecuadas para el país

P. La última propuesta de investidura que ha lanzado Pedro Sánchez también ha supuesto un giro hacia el centro, por ejemplo, se ha caído la derogación de la reforma laboral.

R. Yo creo que el presidente del gobierno, y yo lo tengo que agradecer en nombre de las empresas españolas, no ha dicho que no se pueda derogar, sino que lo tiene que gestionar el diálogo social. Y eso es clave: en este país tenemos que hablar. Hemos visto de forma muy favorable esta postura del presidente, también pensamos que solo a través del diálogo vamos a construir el futuro. El valor que tiene el diálogo social es que no pensamos igual y, sin embargo, somos capaces de llegar a acuerdos.

P. Sánchez ha planteado que habría que reformar el Estatuto de los trabajadores. ¿Cree que habría que abrirlo en canal?

R. Nosotros estaremos abiertos a sentarnos y hablar de lo que tenemos que hablar. Pero no creo que todo esté mal, creo que hay que modificar algunas cosas para adaptarlas al futuro que viene. Y, vuelvo a insistir, ahí es fundamental el diálogo social, si lo hacen por decreto, se volverán a equivocar.

P. En los últimos días han saltado rumores sobre el posible fichaje de la exministra Fátima Báñez por CEOE. ¿Qué le parece?

R. Es una estupenda exministra, una persona muy cualificada, que tiene el consenso de mucha gente para muchas cosas.

P. ¿Sería un buen fichaje para la CEOE?

A mí me parece extraordinario. Dicho eso, puede ser o no, no puedo contestar más. Si me pregunta: ¿ficharía mañana a Luis de Guindos de director de economía? Le digo: ojalá. A mí me sorprende que en caso de fichajes, lo que sería preocupante es que fichara a gente que influye en el actual gobierno.

Fátima Báñez sería un fichaje estupendo

P. ¿Está siendo la CEOE un poco conformista con la presencia creciente de grandes tecnológicas que están destruyendo el pequeño comercio con una competencia desigual porque no pagan impuestos en España?

R. Justamente en la última asamblea denuncié esto y planté claramente el principio de que a misma actividad, misma regulación. Lo que no puede ser es que haya una gente que se está beneficiando de los datos y que, además, pague todos los impuestos fuera. Les pasa a las televisiones, por ejemplo, que pagan unos impuestos muy altos por su actividad, y hay otras plataformas que están fuera y que no pagan impuestos y que están copando el mercado. Es compatible defender el futuro con defender que todos tenemos que contribuir al estado de bienestar.

P. ¿En este punto habría acuerdo entre los sindicatos y la patronal?

R. En general estamos de acuerdo. Pero quien tiene que actuar es la inspección de Trabajo, Hacienda, el Congreso, el regulador… Son quienes tienen que hacer las cosas. También hay que atajar la economía sumergida, que es el 23% del PIB, son 230.000 millones del PIB, y 100.000 millones de euros en impuestos. Y esos nos hacen una competencia desleal tremenda. Por eso queremos un Gobierno serio que adapte la normativa a la nueva economía.

Lo que no puede ser es que haya una gente que se está beneficiando de los datos y que, además, pague todos los impuestos fuera

P. ¿Creen que la proliferación de autónomos en estas plataformas está incumpliendo la regulación?

R. Eso es la Inspección de Trabajo y los jueces quienes lo tienen que decir. Yo defiendo la legalidad. Y si el problema es que la norma no está clara, el legislativo tiene una obligación inmediata de arreglarlo. Lo que no puede ser es que estén pensando en los sillones cuando estos son los problemas reales de España. Y creo que en esto vamos a estar de acuerdo todos.

Foto: Roberto Gómez
Foto: Roberto Gómez

P. ¿La ‘tasa Google’ puede ser la solución para que paguen impuestos?

R. Nosotros pensamos que tienen que pagar los impuestos que pagan los demás, no creo que sea la fórmula inventarnos nuevos impuestos.

P. ¿Hay margen para bajar los impuestos?

R. Nosotros pensamos que sí.

P. ¿Cuáles?

R. Hay varios mantras. El tipo nominal del impuesto sobre sociedades en España es mayor a otros países. Cuando se habla de impuestos a la repatriación de dividendos va a provocar que aquí no vuelva ningún dividendo o que algunas empresas se deslocalicen, que es lo que se está pagando. Hay que saber qué es lo que significa tener multinacionales. También hay impuestos, desde el punto de vista personal, que importan muchísimo. Cuando quieres atraer en este momento a gente española joven y preparada que está fuera, si subes las cotizaciones sociales como se han subido un 7% a partir de 45.000 euros, es un 7% que ese chico no va a cobrar.

Y el último es el impuesto sobre sucesiones y el de patrimonio, que no recaudan nada, y además no tienen ningún sentido. Son impuestos ideológicos, yo los eliminaría directamente los dos. Otro elemento que está ahí, en el que nosotros no vamos a entrar, es que el impuesto que realmente recauda es el IVA.

P. Pero subir los tipos del IVA afectaría a sectores importantes, como la hostelería.

R. Depende, un punto no, pero eso recaudaría mucho dinero. Hay otro punto importante que es cómo ser más eficiente. Vamos a impulsar, con el Instituto de Estudios Económicos, analizar profundamente cuáles son las ineficiencias del Estado.

P. ¿Se refiere a los famosos ‘chiringuitos’?

R. No, no, yo hablo de eficiencia: duplicidades, unidad de mercado, etc. Hay muchos elementos en los que se podría mejorar, porque otra forma de bajar los impuestos es hacer un gasto eficiente.

P. ¿Hay espacio para bajar las cotizaciones sociales?

R. Pues no lo sabemos, habrá que verlo. Igual hay que plantear que los autónomos paguen cotizaciones en función de los ingresos que tengan, que ahí hay un 'gap' de miles de millones. También hay un elemento fundamental de fraude con el absentismo laboral. Tenemos un problema gravísimo, y no estoy hablando del absentismo porque un señor esté enfermo, que en ese caso hay que ayudarle. Pero nos costa que hay un fraude del absentismo que, entre unas cosas y otras, nos cuesta 9.000 millones al año y casi 4.500 millones a la Seguridad Social. Y esto también tiene mucho que ver con las pensiones.

Igual hay que plantear que los autónomos paguen cotizaciones en función de los ingresos que tengan, que ahí hay un 'gap' de miles de millones

P. ¿Los robots deben pagar las pensiones?

R. Esa es una teoría de Pepe [Álvarez, secretario general de UGT]. Henry Ford, cuando empezó a hacer coches, ya lo dijo: “Lo que quiere la sociedad son caballos más rápidos”. Ahora nos pasa lo mismo, sabemos que viene la digitalización, pero no sabemos cómo va a ser. Nosotros sí sabemos cómo han sido los coches, pero nosotros estamos en el momento de que queremos caballos más rápidos. Yo creo que hay un tema más importante que los robots, que son los datos. Los datos son un activo y eso sí que puede pagar impuestos.

[Diez fórmulas realistas para que los robots paguen las pensiones]

P. Pero Google o Facebook son eso.

R. Sí, pero es diferente, porque vas a ser tú quien lo pague. Esto es así: si ahora voy a la calle, sé perfectamente dónde hay un atasco en estas plataformas y es porque lo hacen utilizando mi móvil, el suyo y el de todos. Ese dato es un activo y lo que tiene que pasar es que esa compañía te tiene que pagar a ti por ese dato. ¿Cuánto? No lo sé, lo que tenga que ser. Y tú, de tu euro, tienes que pagarle al estado por el incremento patrimonial y lo que tenemos que ver es qué tipo se carga sobre esa ganancia. Lo primero que hay que determinar es quién tiene la propiedad del dato.

Foto: Roberto Gómez
Foto: Roberto Gómez

P. El Gobierno ha propuesto bajar los impuestos a las pymes. ¿Puede ser este otro obstáculo al crecimiento de las pequeñas empresas españolas?

R. El 80% de la recaudación lo pagan las grandes empresas. Yo creo que hay más medidas que esa.

P. ¿Medidas mejores?

R. Sí. Lo que es clave es que la pyme invierta en innovación. También hay que saber de qué estamos hablando: bajar un punto y nada es lo mismo. Donde hay que trabajar es en la innovación y la internacionalización de la empresa española y el elemento más importante es que las grandes empresas multinacionales hagan de tractor para las medianas y las pequeñas. Por ejemplo, a la pequeña empresa le afecta mucho más la morosidad.

P. ¿Algún sector les ha reportado que haya frenado el empleo como consecuencia de la subida del Salario Mínimo Interprofesional?

R. Al día siguiente de la subida del salario mínimo dijimos que no nos gustaba porque no nos parece bien cómo se ha hecho, saltándose el diálogo social. Al mes siguiente de la subida, bajaron los datos de afiliación, y yo dije que era muy pronto para valorarlo. Ahora, alguna otra se permite el lujo de decir que alguien pida perdón y me parece también otro despropósito. Nosotros somos partidarios de esperar y mirar las series largas. Pero hay un tema que nunca valoraremos, que es si se hubiese podido crecer más.

[La subida de salarios y cotizaciones empieza a restar competitividad]

Respecto al salario mínimo hay una cosa que sí me gustaría trasladar: primero que en mi caso, yo represento muy poco el salario mínimo y Cepyme igual, porque a las empresas apenas nos llega. Ha afectado a gente que piensa que no es empresario, que son a quienes tienen personas de servicio en casa. También ha afectado a ONGs. Cuando hablamos del SMI todo el mundo piensa en Madrid, pero no estamos pensando en Extremadura, porque la persona que tiene el bar en un pueblo de esa zona, no puede subir el café un 23%.

Hay medidas mejores que bajar los impuestos a las pymes, lo que es clave es fomentar que inviertan en innovación

P. ¿Habría que poner un salario mínimo en cada región?

R. Lo que digo es que precisamente para eso está la negociación colectiva y los 5.000 convenios. En el metal, por ejemplo, son provinciales, no hay uno nacional, y la diferencia entre Guipúzcoa con Badajoz es muy grande. Pero volviendo al SMI: todavía no tenemos las referencias para saber si ha afectado. Sí sabemos que al campo le ha afectado, pero este es un sector muy especial.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios