Mr. Pepe Jeans acepta pagar 10 millones para cerrar su acusación por la lista Falciani
  1. Economía
APARECÍA TAMBIÉN EN LOS PAPELES DE PANAMÁ

Mr. Pepe Jeans acepta pagar 10 millones para cerrar su acusación por la lista Falciani

Carlos Ortega, accionista y patrón de la multinacional de ropa, pacta un año de cárcel con fiscalía y Abogacía. Es el caso de la lista Falciani que más dinero deja en tribunales

placeholder Foto: Vicente Ortega Cedrón. (Imagen: EC)
Vicente Ortega Cedrón. (Imagen: EC)

Carlos Vicente Ortega Cedrón, patrón de la multinacional de ropa Pepe Jeans, ha llegado a un acuerdo de conformidad con la fiscalía y la Abogacía del Estado para saldar las acusaciones por delito fiscal que pendían sobre él y su esposa por la lista Falciani. Ortega abonará 10,4 millones de euros y acepta dos delitos fiscales a cambio de una pena de un año de cárcel, que no conlleva ingreso en prisión. Entre los casos de Falciani, ese acuerdo de conformidad supone el que más dinero reporta a Hacienda en los tribunales y acaba con una de las instrucciones más procelosas por la lista Falciani.

Casi una década después de que el informático suizo Hervé Falciani se llevara miles de datos de clientes del banco HSBC de Ginebra, la Hacienda española sigue recaudando dinero de esos evasores. El último es el acuerdo de conformidad alcanzado el jueves pasado entre Carlos Ortega, la fiscalía de delitos económicos de Madrid y la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria. Este fue uno de los 40 contribuyentes que no pagaron cuando Hacienda tuvo conocimiento de la lista y les requirió para que regularizaran su situación.

Foto: Hervé Falciani, en una conferencia en septiembre en Madrid. (EFE)

Entonces fue denunciado por delitos fiscales cometidos en 2005 y 2006. Desde abril de 2016, Ortega consignó en el juzgado el dinero que le han requerido para evidenciar la voluntad de pacto y tener la atenuante de reparación de daño. En total ya ha consignado 6,67 millones (4,3 por cuota defraudada más intereses y costas) pero faltaba que los tribunales resolvieran un asunto. En 2013, Falciani entregó una segunda tanda de datos al fisco español y ahí aparecía de nuevo el nombre de Ortega relativo al ejercicio de 2007. Ese nuevo delito se acumuló a la causa pero su defensa recurrió que ese estaba prescrito por un día. Lo ganó y abrió el camino para que otros contribuyentes tumbaran la segunda lista, algo que están consiguiendo de forma mayoritaria.

Con solo dos delitos comenzó entonces la negociación. Ante la dureza del sistema judicial con los delitos fiscales, muchos acusados negocian acuerdos de conformidad. Lo han hecho la mayoría de los futbolistas acusados de delito fiscal y empresarios como los dueños de La Finca​ o los Carceller. El pasado jueves 26 se llegó al acuerdo en este caso. El pacto explica cómo defraudaron ese dinero a través de paraísos fiscales.

En 2005 el matrimonio recibió 22 millones por la restructuración de Pepe Jeans que no declaró

Según el texto, en el año 2005, Carlos Ortega y su esposa presentaron una declaraciones de la renta por las que Hacienda les devolvió 26.125 euros y 687 euros respectivamente. Esa declaración pasó a pesar de que desde 2002 Ortega y su familia poseían el 40% de Pepe Jeans SL, el holding del grupo multinacional de ropa, y de Pepe Jeans NV, una sociedad en las Antillas holandesas que tiene los derechos de propiedad industrial de la marca. "La participación en ambas mercantiles las ostentaban respectivamente a través de sociedades patrimoniales: Pucon SA y Encaja NV, esta última sociedad constituida al efecto en las Antillas". Las Antillas holandesas son usadas a menudo como destino del dinero que evasores sacan de España a través de Holanda, en lo que se conoce como el sándwich holandés.

Ese año los socios liquidaron Pepe Jeans NV y reestructuraron el grupo de forma que recibieron 22,72 millones de euros "que no incluyeron en sus declaraciones de IRPF". Los fondos fueron a una cuenta en Suiza titularidad de Starret Holding INC, constituida por Ortega en 1998 en las Islas Vírgenes. Esa sociedad apareció en los Papeles de Panamá, desvelados por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) y que en España publicaron por El Confidencial y La Sexta. Eso hacía de Mr. Pepe Jeans uno de los pocos cazados en las dos filtraciones masivas de los últimos tiempos: Falciani y Panamá.

placeholder Una tienda de Pepe Jeans. (Reuters)
Una tienda de Pepe Jeans. (Reuters)

Los Papeles de Panamá revelaron también que Ortega tenía una colección de arte domiciliada en las Islas Vírgenes y que no había declarado a Hacienda. Incluía obras de Sorolla, Miró y Wharhol. Tras la publicación, su defensa aportó una póliza de seguro de esa colección de 7,13 millones. Eso hace, junto a nuevos conceptos aparecidos, que en 2005 sumara un fraude en el impuesto de patrimonio de 172.618 euros.

En total, la cuota defraudada es de 4,3 millones de euros, pero hay que sumarles multas de hasta el 87,5% de lo defraudado, los intereses y las costas, por lo que el total a abonar es de 10,4 millones. El caso solo está pendiente de una vista oral para ratificarlo. Aunque el Constitucional ha admitido un recurso extraordinario para ver si el uso de la lista Falciani vulnera los derechos fundamentales, la mayoría de los acusados en vía penal siguen buscando acuerdos para no arriesgarse después de que el Supremo avalara el uso de la lista el pasado mes de febrero.

Carlos Ortega es un empresario de éxito, amigo de Alejandro Agag y de Bernnie Eclestone, aficionado al arte, a la Fórmula 1 y que reparte su tiempo entre su exclusivo piso en chelsea, su casa en Madrid y su chalé de Sotogrande (Cádiz). Era directivo de Pepe Jeans cuando en 1998 compró la marca a los fundadores. La empresa no era el gigante que es ahora y fue Ortega quien la relanzó. Cuando la familia libanesa Mikati entró en Pepe Jeans por cerca de 720 millones, 160 millones correspondieron al consejero delegado, que sigue en la empresa. Toda una fortuna. “Es el verdadero artífice del crecimiento del grupo”, aseguran fuentes conocedoras de la operación.

Lista Falciani Hacienda Paraísos fiscales Pepe Jeans
El redactor recomienda