disuelve parte de su madeja fiscal en 2010

Vida de Mr. Pepe Jeans: éxito empresarial, jet set, Londres, Fórmula 1... y paraísos fiscales

Carlos Ortega ha tenido mala suerte con las filtraciones. Falciani y los Papeles de Panamá han revelado su madeja fiscal: Suiza, Bahamas, Antillas holandesas e Islas Vírgenes

Foto: Mr. Pepe Jeans. (Enrique Villarino)
Mr. Pepe Jeans. (Enrique Villarino)

Carlos Ortega Cedrón ha tenido mala suerte. Si hubiera elegido otro banco suizo que no fuera el HSBC, la filtración de Falciani no le habría afectado. Y si para crear sus sociedades 'offshore' no hubiera acudido al despacho panameño Mossack Fonseca, podría seguir las noticias tranquilamente desde su exclusivo piso de Chelsea, en Londres, o en su chalé de Sotogrande, en Cádiz. Pero el CEO de Pepe Jeans, un hombre desconocido pero de gran éxito empresarial, aparece en las dos filtraciones. Y eso permite desenredar su madeja fiscal, que pasa por Suiza, Bahamas, Panamá, las Antillas holandesas y las Islas Vírgenes Británicas. Hasta entonces, su vida era la de un éxito total: empresario anónimo, amigo de Agag y Ecclestone, aficionado al arte y a la Fórmula 1... Esta es su historia.

[Especial los papeles de Panamá: destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

Carlos Ortega Cedrón, nacido en Madrid en 1963, viene de buena familia. Su padre era inspector del timbre, que en la época era incluso más que inspector de Hacienda. Fue delegado de Hacienda en Badajoz y posteriormente miembro del Tribunal Económico Administrativo Central, el que resuelve las disputas con la Agencia Tributaria. La familia era originaria de Don Benito, Badajoz, donde el padre tenía una pequeña constructora, pero Ortega ha multiplicado el carácter empresarial.

Es de familia de inspectores de Hacienda, pero eso no le impide estar en las dos grandes filtraciones

Carlos es el séptimo de ocho hermanos. La mayoría, profesionales de éxito. Hay abogados, un piloto, un fiscalista conocido en Madrid y hasta un inspector de Hacienda en activo en la capital. Carlos no parecía el más brillante. Al menos en los estudios, ya que no acabó la carrera. Pero empezó a a trabajar en Pepe Jeans y en 1998 junto con su hermano Enrique dio un golpe formidable. En marzo de ese año compraron la marca -salvo lo relativo a Estados Unidos y Canadá- a los dueños de Pepe Jeans, tres hermanos de origen keniano liderados por Nitin Shah. Ortega compra junto a otros directivos y con la ayuda de su hermano Enrique, el fiscalista que organiza la operación.

Ese mismo año Ortega abre cuenta en el HSBC de Ginebra, según los datos a los que tuvo acceso El Confidencial en colaboración con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) dentro de la lista Falciani. La cuenta la creó el 1 de julio de 1998. Solo 11 días antes su nombre asoma en los papeles de Panamá. Entonces crea Starrett Holdings en Islas Vírgenes Británicas y Carpenshaw Investments Ltd, en Nassau capital de Bahamas. Ambas las crea con el despacho Mossack Fonseca. Esta última sociedad recibe en julio de ese año una transferencia de Pepe Jeans BV, la filial holandesa, de 153 millones de pesetas (casi un millón de euros) en el Republic National Bank of New York de Ginebra.

Una tienda de Pepe Jeans. Reuters
Una tienda de Pepe Jeans. Reuters

Pepe Jeans recuperó su 'mojo' y siguió creciendo bajo la batuta de Ortega. En 2005 entró en el capital del fondo Torreal, propiedad de Juan Abelló, uno de los hombres más ricos de España, que hizo su fortuna con Mario Conde y después con la venta de Airtel a Vodafone. Abelló pagó apenas 50 millones de euros por el 48% del capital de Pepe Jeans, por aquel entonces una marca todavía con consolidarse entre el público joven.

Y de nuevo los fondos de Ortega en Suiza crecen. En la investigación que sigue contra él el juzgado de instrucción 53 de Madrid por delito fiscal derivado de la lista Falciani, figura que en una visita al HSBC de Ginebra en 2005 Ortega declara que ha recibido 50 millones por la venta de la compañía y que quiere repartir los beneficios entre cuatro bancos. Aparentemente y según fuentes próximas a la operación, recibieron parte de los pagos en Suiza. Y eso complica a Enrique Ortega en otra causa, la de Gao Ping, ya que fue imputado por supuestamente utilizar la trama para ir repatriando los fondos.

Se mueve entre la élite: Alejandro Agag, Ecclestone, Borja Prado, los Mora Figueroa y los Entrecanales

Ortega se mueve bien. Todo va de cine. Tiene un piso en Chelsea con vistas al río Támesis, otro que da al parque del Retiro en Madrid, un chalé de ladrillo rojo con vistas a la Casa de Campo, a las afueras de Madrid, y otro chalé en Sotogrande (Cádiz), donde se junta la 'jet set' financiera de España y Londres. Desde Borja Prado, presidente de Endesa, hasta los Entrecanales y los Mora Figueroa, pasando por Ana Rosa Quintana o parte de la realeza británica, tiene vivienda exclusiva en el paraiso gaditano. Patrocina la Fórmula 1 y se le puede ver entre los vips de los grandes premios. De ahí sale una de las pocas fotos que hay de él publicadas. En el álbum aficionado que la modelo rusa Xenia Tchoumitcheva realiza en el 'paddock' de un Gran Premio en 2013. Lo define como un viejo amigo. "Le encanta vivir y tiene mucho temperamento, es un español típico", dice la modelo, que en otras de las instantáneas sale junto a Emilio Botín o fotografía al rey Juan Carlos a pocos metros. Ese es el nivel.

"Es amigo de Agag y de Ecclestone", cuenta una persona que le trató. Pepe Jeans patrocina la escudería Red Bull desde 2010. El año pasado subió la apuesta y Hackett, otra marca del grupo, pasó a patrocinar a Williams. Además de los coches, a Ortega Le gustan las fiestas y vivir bien. "No fue buen estudiante pero es un lince para los negocios", cuenta esta persona que le ha tratado y que pide el anonimato.

"Ortega es el artífice del crecimiento del Pepe". Pasó de facturar 130 millones en 2005 a 550 el año pasado

Su sociedad de las Islas Vírgenes no para. Starrett Holdings mueve cuadros. Formalmente figuran allí aunque los asegura en Madrid, Londres y Sotogrande. En su colección hay obras de Miró, Picasso, Sorolla, Warhol... y la tiene tasada en 16 millones de euros. Lejos del conocimineto de Hacienda. Sin embargo, un galerista que ha colaborado con la justicia en otras causas frunce el ceño al leer la lista de sus obras de arte. "Todas las obras son de artistas muy conocidos, me parece una colección de un nuevo rico, no hay criterio ninguno, ni unidad ni nada parecido. Me parece una colección de inversor con algún asesor que le ha ido colando cosas así a 'cascoporro''.

Carlos Ortega, CEO de Pepe Jeans.
Carlos Ortega, CEO de Pepe Jeans.

En 2010 el apetito por Pepe Jeans no se había agotado. Entonces entraron dos fondos de inversión: el español Arta Capital (Grupo March y Mercapital) y L Capital (del francés Louis Vuitton). El primero adquirió el 16,4% y el segundo, el 11,5%, por 50 y 35 millones de euros, respectivamente. Unas transacciones que elevaron la valoración de la sociedad desde los 110 millones en los que se tasó cuando se incorporó Abelló hasta los 304 millones de cinco años después. Pero lo mejor estaba por venir.

La familia libanesa Mikati compró el 100% de Pepe Jeans por cerca de 720 millones, de los que 160 millones le corresponden al consejero delegado

A final de 2010, tras vender con jugosas plusvalías parte de la empresa, algo que no tiene nada que ver con él ensombrece su aventura. El informático suizo Hervé Falciani roba miles de datos del HSBC y tras un periplo que da para otra historia la documentación acaba en manos de las autoridades francesas. Y estas se la pasan a España. Hacienda descubre entonces la cuenta en el HSBC. Y más cosas. En Starrett aparece junto a su esposa, cuyo hermano también  tenía cuenta en el HSBC. En la cuenta tiene poder de gestión Javier del Valle Petersfeld, un abogado de los salpicado por la Gürtel y los papeles de Panamá...

Ortega no regulariza cuando le llega la carta de Hacienda y acaba denunciado por delito fiscal. Según fuentes próximas al juzgado, Carlos Ortega figura también en Whalley Holdings Inc junto a otro directivo de Pepe Jeans. La empresa no la crea Mossack Fonseca, sino otro despacho panameño y por eso no aparece en los papeles de Panamá. Aunque comienza convencido de que no será condenado porque logrará invalidar la lista Falciani, acaba de consignar 5,3 millones en el juzgado para evitar la cárcel si es condenado.

El último gran pelotazo

Pago de Pepe Jeans a una sociedad en las Antillas Holandesas vinculada a Ortega.
Pago de Pepe Jeans a una sociedad en las Antillas Holandesas vinculada a Ortega.

Aunque Hacienda ya estaba tras él, el verdadero pelotazo de Ortega -que no quiso comentar para este diario su relación con los papeles de Panamá ni con Falciani- llegó hace justo un año. Cuando la familia libanesa Mikati compró el 100% de Pepe Jeans por cerca de 720 millones, de los que 160 millones le corresponden al consejero delegado, que sigue en la empresa. Toda una fortuna. “Es el verdadero artífice del crecimiento del grupo”, asegura un ejecutivo de un banco que participó en la operación de venta.

Los números respaldan su versión. La empresa textil pasó de facturar 130 millones en 2005 -entrada de Abelló- a 347 en 2010 -desembarco de Artá Capital y L Capital- hasta los 550 de finales de 2015. Un crecimiento espectacular en plena crisis del consumo, solo asemejable al de Inditex. El grupo es dueño de las marcas Pepe Jeans, Hackett y Tommy Hilfiger (esta última en España y Portugal), con 300 puntos de venta en 60 países.

El número de jurisdicciones 'offshore' que utiliza Ortega crece con su grupo. Además, de empresas de Suiza, Panamá, Bahamas e Islas Vírgenes Británicas, Ortega y su esposa figura en la empresa Encaja NV como mandatarios. Encaja, con sede en Curaçao, en las Antillas holandesas, factura a Pepe Jeans 1,3 millones de euros el 22 de febrero de 2006 "por los servicios prestados", según los papeles de Panamá. Todo apunta a que Ortega cobraba parte de su sueldo a través de estas sociedades 'offshore'. Ortega disuelve su madeja fiscal, o parte de ella, en 2010. Solo unos meses antes Falciani había robado los datos del HSBC. Y poco después comienza a emerger la parte no conocida de su historia. La del sol del Caribe y el refugio de los bancos suizos.

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios