Engordó varios kilos en su retiro

Los excesos de Jorge Lorenzo tras su retirada y cómo no echa de menos la competición

Comida, excesos y mucho más, así vivió su retiro el piloto español Jorge Lorenzo una vez dio por terminada su carrera en MotoGP tal y como confesó en una charla con el ciclista Ibon Zugasti

Foto: Jorge Lorenzo durante la temporada pasada. (EFE)
Jorge Lorenzo durante la temporada pasada. (EFE)

Comida, restaurantes, excesos... Así vivió su retiro el piloto español Jorge Lorenzo una vez dio por terminada su carrera en MotoGP. No ha sido sencillo volver a la buena senda, y para ello se mostró muy reflexivo, al menos para servir de ejemplo en otras generaciones que les lleve a tener una vida más sana. El balear terminó hablando largo y tendido con el ciclista Ibon Zugasti sobre el coronavirus, cómo lo está viviendo confinado lejos de su hogar y su retirada.

Según el deportista no ha pasado por su mejor momento, y decidir retomar el rumbo fichando por Yamaha ha sido una de las decisiones más importantes e inteligentes de su vida. Cuando dejó la actividad era un habitual en los restaurantes, comía lo que le apetecía y no se miraba a un espejo. "Estaba yendo cada día a restaurantes para comer o para cenar y me pedía lo que me apetecía: 'risotto', pizzas, hamburguesas con patatas... Todo lo que no sea dietético. Casi todos los días pedía eso. Durante dos o tres meses. Al final, llegué a pesar 68 kilos, cuando mi peso ideal es 63 ó 64", confesó.

"Estaba disfrutando"

Su vida tras la retirada ha tenido su parte negativa, pero también la positiva. Le ha servido al piloto balear para disfrutar un poco más de sus 'vicios' sin estar tan centrado en el deporte."Sabía que la vida que estaba llevando de vacaciones no era una vida equilibrada. Pero estaba disfrutando el momento después de haber tomado la decisión de retirarme de las carreras. Digo: 'pues ahora me tiro dos o tres meses...'. Tuvo unas consecuencias y un resultado. Me empecé a ver gordito y me dije: 'Ostras, no me gusta lo que estoy viendo'", confesó. "Un día me hice una foto al espejo y dije: 'En vez de publicarla y ver la mejora yo, guardándola en el móvil, por qué no la enseño e incito a la gente a que haga lo mismo en sus casas, ya que tienen tanto tiempo libre. Que empiecen a ganar conocimiento de entrenamiento y alimentación'. Conocimientos básicos, yo no soy un experto en nutrición", explicó.

“Es como si de pequeño, a los 10 años, te pones todo el día a jugar a la 'Play' y no estudias. ¿Cómo eres más feliz? Pues, seguramente, jugando a la 'Play' ocho horas al día y no estudiando. Pero cuando te dan las notas ya no estás tan feliz. Esto es lo mismo", comparó. "Hay que encontrar el compromiso para un día a la semana comer lo que te dé la gana para relajar la mente, pero los otros seis, comer bien. Cuando vas a la playa o te miras al espejo, estás orgulloso de tu cuerpo. La analítica es perfecta, te mantienes más joven, tienes más energía".

Cambio de mentalidad

Lorenzo ha confesado que en estos momentos siente que se encuentra mejor, no solo por tener menos estrés sino también porque ha entendido que tantas horas obsesionado con el deporte y por mejorar no es bueno para la salud. "Yo estoy mejor, más relajado, con menos estrés. El deporte extremo no es del todo saludable. Lo tienes que hacer porque es tu trabajo y es de lo que vives. Ocho horas en una bici, la maratón, el triatlón... Ninguno es totalmente saludable. Con moderación, media hora, es saludable. El de élite te trae muchas satisfacciones si logras mundiales, pero para la salud no es lo mejor. Dedicaba 16-18 horas a ver cómo podía ser mejor piloto, mejor en mi deporte. Ahora, dedico una hora y media para hacer deporte y las otras, para hacer otras cosas: formarme y aprender inglés, ver cómo están otros temas y para disfrutar de la vida, que no he podido hacer antes".

El piloto balear se encuentra actualmente en un momento en el que tiene cero presiones. Un cambio drástico a como vivía de más joven su pasión por las motos. "Mucha paz, desde pequeño, he tenido mucha presión por conseguir resultados. Siempre he sido muy perfeccionista, me he exigido el máximo siempre. Cuando empecé en el Mundial, la presión era lograr resultados para que no se me acabara todo, para no irme a casa y tener que hacer otro trabajo. Cuando conseguí mi primera victoria, el siguiente objetivo era repetir victorias. Y, luego, ser campeón del mundo. Después, de 250; luego, de MotoGP. Y, luego, mantenerse. Haces 18 años con mucha presión, con muchas caídas, lesiones. Momentos buenos, muchísimos. Mi día más feliz, seguramente, fue el 10-10-10”, dijo. “Cuando fui el primer campeón del mundo español de MotoGP, ahí toqué el cielo. Ya había conseguido lo máximo. Ya me podía morir tranquilo, a nivel profesional. Pero ahora soy mucho más feliz.

Su extraña retirada

Lorenzo era uno de los mejores pilotos de la categoría, pero una lesión le hizo tener que retirarse momentáneamente y el cambio de escudería fue la gota que colmó el vaso. Después de una temporada en la que el balear vio bajar su rendimiento, decidió que era el momento de retirarse. Aunque muchas fueron las voces que criticaron su marcha y sintieron que su relación y su trabajo con Honda no funcionaba, por lo que decidió una retirada a tiempo antes que provocar un enfrentamiento

Y es que estaba claro que el piloto no se encontraba cómodo en la Honda, algo que ha llevado a algunos de sus compañeros a decir que incluso le tenía miedo. Esto ha hecho que haya tenido que salir a defenderse en multitud de ocasiones, ya que considera que nunca le ha tenido miedo a una moto. Defiende que su problema con Honda solo era falta de entendimiento con la moto. "Muchos hablan de miedo, pero jamas. Nunca se lo he tenido, ni a una moto ni a la Honda. Respeto siempre, pero miedo no. Con Honda solo fue falta de confianza, es una moto opuesta a lo que yo soy y cuando apretaba me caía", dijo.

En estos momentos, tal y como dijo, en su cabeza existe un 98% no y un 2% sí a la pregunta si volvería a la competición. Lorenzo se ve altamente capacitado y no cree que haya perdido facultades a lo largo de los años. Aún así, por el momento le toca centrarse en su nuevo trabajo en Yamaha como piloto probador. El único equipo que contactó con él tras su retirada.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios