"Tiene un orgullo muy grande", asegura

Pol Espargaró lo tiene claro: "La retirada de Jorge Lorenzo fue como una excusa"

El piloto de Granollers cree que el campeón del mundo planeó volver con Yamaha al resultarle imposible domar la Honda. Defiende que un piloto que vuelve a las carreras no está retirado

Foto: Pol Espargaró, con la KTM en Motegi la temporada pasada. (EFE)
Pol Espargaró, con la KTM en Motegi la temporada pasada. (EFE)

A Marc Márquez nunca le cuadró la jugada y a Pol Espargaró, tampoco. Tras el de Cervera, ahora es el piloto de KTM quien duda de la sinceridad de Jorge Lorenzo respecto a su retirada. ¿Fue una estrategia para librarse de Honda? Pol habló sin tapujos para el podcast 'Cambia de Mapa' de MotoGP sobre esta y otras cuestiones. "El hecho de retirarse fue como una excusa para no continuar con Honda, tener un año sabático en casa, pensar en su futuro y volver con Yamaha. Yo estaba convencido de que, si volvía con ellos y los resultados acompañaban, iba a volver. Para mí estaba claro. Un piloto que vuelve a las carreras no es un piloto retirado, ¿o sí?, comentó.

El fichaje de Jorge por la fábrica de los diapasones como piloto probador apenas mes y medio después de anunciar el punto y final a su brillante trayectoria deportiva no encaja. Los pilotos, reunidos en aquella rueda de prensa para despedirle con honores, alucinan ahora con la situación. Lorenzo está de vuelta, en teoría solo para ayudar con el desarrollo de la M1, pero los rumores corren por la parrilla descontrolados. Si Montmeló se disputa, el cinco veces campeón del mundo disfrutará de una 'wild car' que podría servir para algo más que banco de pruebas. Porque si Jorge consigue arañar un buen resultado provocaría un auténtico terremoto, a nadie se le escapa. Él dice estar tranquilo y feliz corriendo en moto, sin necesidad de arriesgar como antaño, pero tampoco descarta subirse al Petronas en 2021 si se se lo ofreciesen.

"Jorge no estaba para retirarse"

"Jorge se vio un poco acorralado en Honda y las dos partes no sabían cómo acabar la relación (el mallorquín tenía un año más firmado). Jorge tiene un orgullo muy grande. El irse para casa porque le han echado, no lo ha logrado, no ha tenido un buen resultado, pues le hubiera dolido mucho. Decidió él retirarse públicamente, pero creo que fue un error. Ni Jorge está para retirarse ni Jorge es un piloto que no lo quieran las fábricas", explica Pol. Lorenzo vivió un auténtico calvario con la firma del ala dorada la temporada pasada, con numerosas caídas que mermaron su estado físico y le atemorizaron. No es la Honda una moto sencilla de conducir. Jorge fue incapaz de cambiar su estilo de pilotaje para exprimirla, a pesar de que le instaron a ello. Al contrario, intentó introducir una serie de herramientas para reconducirla como habia hecho con Ducati anteriormente, pero resultó imposible. No es fácil decirle a un campeón que la forma de conducción que antes le valía para ganar ahora ya no sirve.

"Cuando pasó de Ducati a Honda estaba ganando. No me creo que en sólo un año se pierda todo ese talento, o todas esas ganas de ganar y de ir en moto. Es cierto que la Honda es una moto muy complicada, muy dura, vemos a Marc luchando con ella todos los fines de semana, así que no nos extraña, pero eso no quiere decir que Jorge no sea bueno. Al igual que Zarco no era bueno con la KTM y eso no quiere decir que Zarco no tenga talento", expone Espargaró. La moto determina más al piloto de lo que en un principio se pueda pensar y la coyuntura actual es extraña en el campeonato. Solo Marc, Viñales, Quartararo y Rabat (Rins y Mir a falta de firma con Suzuki) tienen asegurado un manillar para el año que viene. Se esperaba un baile de asientos estos meses, pero con el mundial parado ninguna marca y piloto se atreve a dar el primer paso.

Jorge Lorenzo, con la M1 en Losail.
Jorge Lorenzo, con la M1 en Losail.

Ni los equipos quieren apostar ciegamente por alguien ni los pilotos están dispuestos a cambiar de aires sin ver cómo funciona el material, lógicamente. "Hay mucha palabra y poco contrato encima de la mesa. A estas alturas ya deberíamos tener algo firme, pero se retrasa todo para todos", explica el de Granollers. "Nosotros pensábamos que al llegar a Jerez (carrera recientemente aplazada) deberíamos haber firmado, o tener algo, y anunciarlo a mitad de temporada. Los equipos no pueden firmar a tres años vista sin ver cómo van los pilotos", detalla. La falta de actividad podría beneficiar a Lorenzo, que en Malasia se sintió cómodo probando de nuevo la Yamaha: "Siento que puedo ser rápido con ella", dijo entonces. Los nipones ya saben como se las gasta Jorge encima de una M1 y el mercado no ofrece mayores garantías por el momento porque nadie puede mostrarse. El Petronas no le descarta, aunque todo va a girar un poco en torno a la decisión de Valentino Rossi.

El cambio generacional que se avecina en MotoGP (Dovizioso y Crutchlow podrían estar en las últimas) ofrece también una ventana interesante para Espargaró: "Si hay una oportunidad para ir a una fábrica que aspira a un mundial, sería increíble. En KTM, en un plazo corto no podemos aspirar al Mundial, pero en estos seis años esperemos lograr ese objetivo de luchar por el título". Pol cumplirá este 2020 su cuarto curso en la marca austriaca, donde se ha hecho imprescindible tras salir de Yamaha por la puerta de atrás. KTM también va al alza y con la contratación de Dani Pedrosa como probador terminaron de dar ese salto cualitativo que necesitaban. Este curso la nueva versión de la RC16 prometía, pero la crisis sanitaria impide corrobar la teoría en carrera. Veremos si en Catalunya vuelve la acción, con Lorenzo en parrilla.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios