duro año en lo psicológico y en lo físico

Por qué Jorge Lorenzo se retira y su basta ya

Jorge Lorenzo ha decidido retirarse después de cinco campeonatos del mundo, tres de ellos en MotoGP, y una temporada dura tanto en lo psicológico como en el apartado físico

Foto: Jorge Lorenzo en el pasado GP de Malasia con su Honda. (EFE)
Jorge Lorenzo en el pasado GP de Malasia con su Honda. (EFE)

"Yo creo que Jorge Lorenzo tiene que tomar una decisión. Me llevo muy bien con él, le quiero mucho, pero creo que tiene que pensar qué quiere hacer con su vida. Si resulta que lo que le pasa es que le duele mucho la espalda, pues no hay más. Jorge debe empezar a pensar en si puede recuperarse y volver a ser el Lorenzo que todos conocemos, o si no. Básicamente por él y por el campeonato. No me gusta ver a un tipo tan bueno como él terminar 19º". Carmelo Ezpeleta hablaba así de contundente hace una semana en 'Motorsport.com'. Este jueves, Jorge Lorenzo anunciará públicamente que se retira, poco después de que el CEO de Dorna (organizador de MotoGP, etc) le mostrara el camino si su feeling era ese.

[Las preguntas que más se buscan en Google sobre Jorge Lorenzo]

La reflexión de Ezpeleta es un pensamiento que estaba en la cabeza del paddock de MotoGP, pero nadie tenía la autoridad necesaria para pronunciarlo en alto, salvo el mandamás de la competición que, ya no sólo por su cargo, si no por su amistad (e incluso nacionalidad) tenía argumentos como para poder influir -con respeto- en la decisión final de Jorge Lorenzo. Lo sorprendente no es que Lorenzo fuera rotundo a la hora de negar que se retiraba cada vez que salía alguna información de ese tipo, lo que más llama la atención es que no se diera una oportunidad con la Honda que estaba preparada para 2020, la cual estaba prevista probarla este martes en los test de Valencia. "Pruebo la Honda de 2020 y después decido", había señalado en una entrevista para el medio italiano 'Moto.it' hace una semana.

Sobra decir que en cada carrera, un piloto de motociclismo se juega el pellejo. También que Lorenzo no ha disputado ningún gran premio de esta temporada sin molestias y que cada vez que ha forzado un poco "me iba al suelo", como él mismo ha reconocido a lo largo de esta temporada. Por tanto, resulta lícito aceptar que haya puesto su estado de salud por delante de cualquier otro aspecto. Recordemos que ha ganado cinco campeonatos del mundo y que poco más le quedaba por demostrar... salvo que podía dominar esta Honda hecha a la medida de Marc Márquez. Si ya era duro para Jorge Lorenzo lidiar con la Honda RC213V, por el estilo de pilotaje, saber que en cada curva que apurase se podía fracturar algún hueso...

"El problema es que necesito más confianza en la rueda delantera", aseguró Lorenzo a mediados de temporada para explicar por qué no estaba cómodo en esta moto. Después, otros pilotos de Honda -como Cal Crutchlow- repitieron ese mensaje. En El Confidencial, el periodista curtido en mil batallas Jaime Alguersuari (y amigo personal de la familia Lorenzo), fue más allá y expuso que esa moto no la podría dominar "nadie de la parrilla salvo Marc Márquez". Fue explícito y comentó que esa montura estaba diseñada para el estilo agresivo de Márquez.

El calvario de caídas y quirófanos

Desde septiembre de 2018, Jorge Lorenzo se ha caído nada menos que catorce veces (la última en los FP4 de Malasia, este mes), ocho de ellas en esta misma temporada. Ha debido de pasar por quirófano en tres ocasiones. Manos, pies y hasta la fractura de dos vértebras en la escalofriante caída de Assen... El calvario que supuestamente está en el sueldo, ha sido considerable. Tanto como para poner fin a ello.

[Las mejores imágenes en la carrera de Jorge Lorenzo]

Fue precisamente esa caída en Holanda la que todavía molestaba a Lorenzo e impedía apretar como quería en la Honda. Supuestamente, hasta dentro de unas semanas no iba a encontrarse físicamente bien, pero parece ser que ya es demasiado tarde y su cabeza no tiene la suficiente motivación como para continuar. También -eso quedará entre él y el equipo- puede que haya visto la Honda de 2020 y no haya visto grandes cambios...

Para el aficionado al motociclismo le queda la duda de cómo hubiera sido un duelo entre Marc Márquez y Jorge Lorenzo en plenas condiciones. También para el fan de Lorenzo que su despedida no haya sido la deseada después de unas temporadas complicadas en Ducati y una indeseable (por la tortura física y psicológica) en Honda. Todo tiene un límite y Jorge Lorenzo, tras catorce caídas en un año y una lucha sin resultados ante la Honda, ha dicho basta.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios