contando las carreras para terminar el año

La nueva moto de Jorge Lorenzo o por qué no tira la toalla en Honda

“En Motegi llegaré mejor físicamente, vamos a insistir en lograr algo con lo que tenemos, va a ser difícil encontrar una revolución”, comenta un Lorenzo resignado a la “peor temporada” de su vida

Foto: Jorge Lorenzo con su Honda en Buriram. (Reuters)
Jorge Lorenzo con su Honda en Buriram. (Reuters)

“El plan que iniciamos en Japón para mejorar la moto para el año que viene sigue en pie. No sé si estos cambios funcionarán o no. Pero la intención es ponerlos en práctica. Eso me lo confirmaron”. Jorge Lorenzo, todavía en Tailandia, explicó cuáles eran los próximos pasos a dar en Honda y en qué se basa su esperanza de cara a 2020. El viaje que realizó antes de verano al país nipón espera que dé sus frutos y, hasta que ese momento llegue, “a ver si podemos dar pasos”.

“En Motegi llegaré mejor físicamente, vamos a insistir en lograr algo con lo que tenemos, va a ser difícil encontrar una revolución que nos haga ir mucho más rápido, pero a ver si podemos dar pasos”, comentaba un Jorge Lorenzo resignado a la “peor temporada” de su vida. Sin máscara, sin temas tabúes, la cruda situación del tricampeón de MotoGP se ha ido desnudando por diferentes protagonistas hasta descubrir el actual momento: “La moto no se adapta a mi estilo natural de pilotaje, eso está claro, y las lesiones han agravado la diferencia que estoy cogiendo con el ganador al doble. A partir de ahí, ese ritmo que han incrementado los demás yo lo he perdido por completo y ahora me es muy complicado volver, mínimamente, al nivel que tenía antes de la caída”, reconocía esta semana en 'Marca'.

El manager general de HRC, Alberto Puig, también habla claro en este sentido: “Solo pienso en la progresión de Jorge de aquí a final de año para ver qué perspectivas tiene con vistas a 2020. Nosotros [Honda] estamos intentando ayudarle, haciendo lo máximo que podemos y sabemos, pero se tiene que producir un encuentro entre piloto y moto y eso le está costando”.

Todos los huevos en una cesta

Restan cuatro grandes premios de MotoGP, mes y medio para que termine esta campaña en la que ha arrasado como nunca Marc Márquez, y en la que también ha sufrido como nunca Jorge Lorenzo. Dos caras opuestas de una misma moneda, Honda, que espera enmendar para el año que viene el 'lastre' de haber fabricado una moto a imagen y semejanza de Márquez sin tener en cuenta las características de su segundo piloto. El año pasado, Dani Pedrosa ya vio las orejas al lobo y su rendimiento cayó con relación a temporadas anteriores, ¿cambiará la situación en 2020?

Por lo pronto, pese a que Márquez haya arrasado, Honda está segunda en la clasificación por equipos. Es el precio que está pagando por haber diseñado una moto para una leyenda (como ya es Márquez). A nivel individual está claro que esa decisión ha sido un acierto, la cúpula de la compañía japonesa valorará si les merece la pena atendiendo a las palabras de Jaime Alguersuari en El Confidencial: “Ningún piloto del campeonato, de ninguna de las tres categorías, sería capaz de sacarle rendimiento a esta versión de la RC213V. Ninguno salvo Marc Márquez. ¿Quitas a Lorenzo y a quién subes en la moto?”. O esperan a un 'Márquez 2', o esculpen la Honda para que se acople mejor a Lorenzo, o continúan como están.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios