"Quizá tenía miedo a la moto, no al deporte"

El planteamiento de Marc Márquez y cómo Jorge Lorenzo juega al despiste en MotoGP

El de Cervera cada vez tiene más claro que Lorenzo guardaba un as en la manga al bajarse de Honda y anunciar su retirada. Lorenzo y Yamaha siguen jugando al gato y al ratón de cara a 2021

Foto: Marc Márquez y Jorge Lorenzo, en 2015 en el podio de Alcañiz. (Reuters)
Marc Márquez y Jorge Lorenzo, en 2015 en el podio de Alcañiz. (Reuters)

Marc Márquez lo tiene claro. Desde que Jorge Lorenzo anunciara su fichaje por Yamaha apenas mes y medio después de bajarse de Honda, el de Cervera viene dándole vueltas al movimiento del que fuera su compañero. Muy pocos en el 'paddock' creen en su retirada definitiva. Fichó como piloto probador, para ayudar a Viñales y Rossi, pero con un tratamiento especial. El próximo mes de junio, si la crisis sanitaria lo permite, disfrutará de una 'wildcar' en Montmeló para probarse en carrera. A Marc, como a otros pilotos, no le cuadra demasiado la cosa. El seis veces campeon de la categoría reina no lo dice expresamente, pero su opinión al respecto es cada día más transparente.

Jorge rompió su acuerdo de mutuo acuerdo con la fábrica del ala dorada (tenía un año más) no porque se hubiera cansado del vértigo y la velocidad, sino de la Honda, una máquina que le resultó indomable. En declaraciones a DAZN este domingo, donde repasó la carrera de Tailandia que supuso su último cetro, Marc apuntó a esta dirección: "Lorenzo se retiró porque, según él, había cogido miedo, tenía ese respeto. Quizá tenía respeto a la moto porque si es capaz de subirse a otra y plantearse hacer un 'wilcard' en Montmeló pues miedo al deporte no tienes, ¿no?". Blanco y en botella. Lorenzo podría haber movido ficha inteligentemente. Si Catalunya se disputa y le sale bien, podría optar a un asiento en el Petronas en 2021, equipo satélite, gozando de una M1 oficial, lo que le convertiría en un rival potencialmente peligroso.

En Honda mantienen la formas, pero el gesto del balear no ha sentado nada bien. Los nipones apostaron fuerte por él en su momento, respetaron al máximo su decisión de marcharse y ahora, viéndole vestido con los colores de la competencia, les recorre cierta sensación de engaño. Además, Jorge dispone de un conocimiento más que suficiente de su RC213V, lo que sin duda compartirá con los ingenieros de Yamaha para tratar de reducir las diferencias. Jorge volvió a subirse a su vieja compañera de aventuras en los test de Sepang y se vio fuerte y rápido con ella. En sus redes sociales, así como en diversas entrevistas, juega al gato y al ratón, escondiendo las cartas. En Valencia, el día que compareció ante los medios para decir adiós, expuso que este era definitivo pese a sus 32 años, ahora dice que es seguro solo "al 98%".

Llegados a este punto, a Jorge no le cree nadie. “Es muy extraño. Todos estuvimos en su rueda de prensa de despedida, y que sólo tres meses después de aquello anuncie que corre con otra marca me parece muy rocambolesco. Si te retiras, te retiras", manifestó Aleix Espargaró, aireando un sentir general entre los profesionales del motociclismo porque los que en un principio entendieron su marcha ahora alucinan con la posibilidad de su vuelta. Mientras siembra la duda a propios y extraños, a Jorge mantener la incertidumbre sobre su figura le gusta. Este fin de semana, aprovechando el parón del campeonato (Jorge está en Dubái haciendo la cuarentena), el '99' aprovechó para hacer una ronda de preguntas entre sus seguidores de Instagram. "¿Por qué dijiste que te retirabas y, sin embargo, estás siempre en medio?", le preguntaron. "Estoy retirado, sólo que todavía piloto en MotoGP. Por la forma en la que me lo has preguntado parece que tienes algún problema con que lo siga haciendo...", respondió el mallorquín, que posteriormente afirmó que con la moto adecuada podría seguir "ganando títulos y carreras".

¿Le conviene un regreso?

Hay quien piensa que correr en Montmeló es fruto de un impulso de campeón que de una decisión bien madurada, pero los que conocen más a fondo a Lorenzo discrepan. Si a Lorenzo se le abre la posibilidad de correr con el Petronas en 2021, dificilmente la rechazará. Otra cosa es si en la balanza le resulta más beneficioso o no. Jorge ya ha demostrado con creces su talento esta década pasada, no tiene deudas pendientes con ningún aficionado, tampoco consigo mismo. ¿Le conviene desgastarse en busca de un título que parece inalcanzable, con Márquez en su mejor momento y otras generaciones que apretan fuerte por detrás?. Él, a juzgar por lo que dice y deja entrever, cree que está en disposición de poder hacerlo. Si el coronavirus lo permite, en Montmeló podrá examinarse. Yamaha le utilizará como banco de pruebas, pero Lorenzo a buen seguro que no se va a conformar con eso. Si tiene ritmo, buscará una buena posición, una que suponga un terremoto total.

"A día de hoy, mi decisión de retirarme está tomada, pero si hubiera una única posibilidad, volver con Petronas y Rossi es algo a considerar", comentó en Sky italia esta pasada semana. Johan Stigefelt, director general del Petronas, no le cierra las puertas. Mientras los rumores cogen cada vez más forma, en Honda prima el desconcierto. ¿Jugada bien orquestada o no? Marc parece haber despejado la incógnita: "Igual tenía miedo a la moto, no al deporte".

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios