Es noticia
Menú
¿Puede sobrevivir el Barça a la quiebra? "Esto no se arregla con cuatro rebajas salariales"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Laporta no tiene margen para fallar

¿Puede sobrevivir el Barça a la quiebra? "Esto no se arregla con cuatro rebajas salariales"

El club acumula una monstruosa deuda de 1.350 millones de euros y presenta 551 millones de fondo de maniobra negativo. Pedri y Ansu Fati finalizan contrato el próximo 30 de junio

Foto: El presidente azulgrana, Joan Laporta, en la presentación del informe realizado por la auditoría. (Reuters)
El presidente azulgrana, Joan Laporta, en la presentación del informe realizado por la auditoría. (Reuters)

El FC Barcelona vive en la quiebra técnica con una deuda monstruosa de 1.350 millones de euros, 451 millones de patrimonio negativo y 551 millones de fondo de maniobra negativo. Los resultados que ofreció el presidente azulgrana, Joan Laporta, tras conocer el informe de la auditoría realizada por Ernst & Young, son "dramáticos" en sus propias palabras y obligan a la entidad azulgrana a atinar sus próximos pasos en el apartado económico y deportivo. Una vez superados los primeros retos a corto plazo (la no renovación de Messi esquivó una operación de 250 millones y la rebaja salarial de Piqué permitió aprovechar un 50% de ahorro generado e inscribir a los nuevos fichajes), es momento de mirar al medio y largo plazo.

Con unas pérdidas presupuestadas de 487 millones en el último ejercicio, el FC Barcelona estaría en causa de disolución si fuese una empresa privada. Entonces, ¿por qué el Barça no sufre un descenso administrativo como el Elche?, es una de las preguntas que cualquier aficionado al fútbol puede haber leído en las últimas horas tras la exposición del máximo mandatario culé. “No hay comparación posible. El Barça lleva muchos años entre las franquicias del deporte más importantes del mundo. Ahora pasa un bache económico muy complicado por una gestión espantosa y por la pandemia, pero es capaz de volver a generar tantos ingresos como antes”, afirma el experto en economía del deporte y socio directo de Laudem Partners, Iván Cabeza.

Foto: Joan Laporta, en la anterior convocatoria. (EFE)

A pesar de que Laporta descartase la conversión a sociedad anónima deportiva al explicar que "el Barça será de sus socios" y subrayar que "el club goza de activos importantes y de un plan estratégico que hacen que esta situación sea transitoria", Cabeza argumenta que, en caso de ser una SAD, sería mucho más sencillo de resolver la “dramática” situación económica. “Con una ampliación de capital, una entrada de nuevos socios o una capitalización de los préstamos podrías restablecer la situación patrimonial o apostar por una aportación de los socios. La ley explica que, cuando entras en disolución, tienes dos meses para convocar una junta y proceder a la liquidación de la empresa o, en caso contrario, para exponer medidas a corto y medio plazo para reestructurar ese desequilibrio patrimonial”, apunta Cabeza.

Sobrevivir en el alambre

Descartada la ampliación de capital, al Barça "le quedaría recolectar dinero a fondo perdido de entre sus propios aficionados", admite Cabeza. El balón de oxígeno financiero que ha significado la entrada de los 595 millones de euros de Goldman Sachs (préstamo con un tipo de interés del 1,9% a 15 años) y el plan de reestructuración de la deuda del que habló Laporta en su última comparecencia han servido para convencer a EY de que la entidad es una empresa en funcionamiento. "Laporta ha ganado tiempo reestructurando la deuda al más largo plazo posible para tener beneficios y tapar este agujero. El club saldrá de este atolladero mediante dos vías: reteniendo beneficios de la gestión ordinaria y vendiendo activos tras aumentar su valor, como Barça Studios, por ejemplo", detalla el experto.

Laporta: ''La situación económica es dramática''

¿Cómo generar beneficios cuando la masa salarial representa un 103% del total de los ingresos del club (un 20-25% más que sus competidores directos, en palabras de Laporta)? "Vas a tener que vender activos importantes o entrar en alguna operación como la Superliga que te vaya brindando nuevos ingresos", señala el socio director de Laudem Partners. Por tanto, el futuro más inmediato pasa por que el área de fútbol del Barça recorte esos 200 millones que busca el presidente culé. "Se espera que en las próximas semanas los capitanes actúen en la línea de Piqué y se rebajen el sueldo", reveló Laporta. Pero ni este hecho ni la supresión de los bonus por títulos que también avanzó el presidente ponen freno a la situación actual.

"Esto no se arregla con cuatro salarios. La masa salarial se ha reducido bastante con la despedida de Leo Messi, pero tiene que ir acompañada de la rebaja del resto de jugadores de la plantilla. El problema es que tienes contratos firmados y debes encontrar voluntad en la otra parte. El club valoró la posibilidad de entrar en litigios aplicando un acuerdo de fuerza mayor, pero lo descartó por el riesgo que comportaba", cuenta Cabeza. En un mercado de traspasos donde el Barça se ha topado con grandes dificultades para colocar a jugadores como Samuel Umtiti o Miralem Pjanic a consecuencia de sus longevos y desorbitados contratos, no será fácil para la entidad sacar rédito económico sin padecer una descapitalización futbolística por el camino.

placeholder Umtiti fue silbado en el Gamper y representa una de las grandes losas en la masa salarial azulgrana. (EFE)
Umtiti fue silbado en el Gamper y representa una de las grandes losas en la masa salarial azulgrana. (EFE)

Lo dijo Laporta y así será aunque el técnico azulgrana, Ronald Koeman, pida insistentemente a un delantero con gol: "Apostaremos por La Masía. Eso ha de dar sus frutos y entrar en una dinámica que es la que queremos. Confiamos mucho en nuestros entrenadores de la cantera. Haremos un modelo mucho más lógico que el anterior con una política de fichajes racional". Mientras tanto, en el horizonte ya aparecen las renovaciones de Pedri González y Ansu Fati. Ambos con 18 años y un potencial estupendo. Ambos terminan contrato este 30 de junio. ¿Podrá el Barça conservar a ambos puntales competitivos y atravesar una crisis que lo tiene al borde del desastre?

El FC Barcelona vive en la quiebra técnica con una deuda monstruosa de 1.350 millones de euros, 451 millones de patrimonio negativo y 551 millones de fondo de maniobra negativo. Los resultados que ofreció el presidente azulgrana, Joan Laporta, tras conocer el informe de la auditoría realizada por Ernst & Young, son "dramáticos" en sus propias palabras y obligan a la entidad azulgrana a atinar sus próximos pasos en el apartado económico y deportivo. Una vez superados los primeros retos a corto plazo (la no renovación de Messi esquivó una operación de 250 millones y la rebaja salarial de Piqué permitió aprovechar un 50% de ahorro generado e inscribir a los nuevos fichajes), es momento de mirar al medio y largo plazo.

Joan Laporta
El redactor recomienda