De recambio de Busquets al ostracismo: Pjanic, el fichaje que no convenció a Koeman
  1. Deportes
  2. Fútbol
El Barça le tasó en 60 millones

De recambio de Busquets al ostracismo: Pjanic, el fichaje que no convenció a Koeman

El centrocampista bosnio tan solo ha disputado 12 minutos en los últimos tres meses. Ni siquiera el cansancio de Pedri ha supuesto una oportunidad por parte de Koeman

placeholder Foto: Pjanic, en una imagen de archivo. (Reuters)
Pjanic, en una imagen de archivo. (Reuters)

La andadura de Miralem Pjanic en España no comenzó con buen pie. A pocos días de incorporarse a las filas del Fútbol Club Barcelona, el mediocentro bosnio se perdió las dos semanas iniciales de competición tras dar positivo por coronavirus. Después de completar varias temporadas en Italia rindiendo a un excelente nivel tanto en Roma como defendiendo la camiseta de la Juventus de Turín, Pjanic aceptó la oferta blaugrana por sus deseos de jugar en España. Antes había estado en la lista de deseados del Real Madrid, pero compartir vestuario con Leo Messi tras haberlo hecho con Cristiano Ronaldo sonó demasiado apetecible.

El Barça le veía como un buen recambio de Sergio Busquets como único pivote o un complemento para el español si Ronald Koeman optaba por colocar a dos mediocentros. Casi diez meses después, las sensaciones del fichaje estrella del verano del 2020 en la ciudad condal solo se pueden catalogar como negativas: en los últimos tres meses la aportación del bosnio se resume a 12 minutos disputados.

placeholder Pjanic, junto a compañeros como Griezmann, en un entrenamiento. (Reuters)
Pjanic, junto a compañeros como Griezmann, en un entrenamiento. (Reuters)

Durante el primer tramo de la temporada, Koeman demostró tener cierta confianza en el mediocentro. Coincidió este tiempo con las numerosas pruebas que el técnico holandés realizó en la medular blaugrana, donde no terminaba de encontrar hueco para la mejor posición de Frenkie de Jong. Sin embargo, en el momento decisivo del curso, Pjanic ha desaparecido por completo de los planes del entrenador culé.

El último de los síntomas tiene su explicación en la ausencia de De Jong, sancionado por acumulación de tarjetas, para el partido frente al Celta de Vigo. El Barcelona apura sus opciones de título liguero (necesitaría el doble pinchazo tanto de Atlético de Madrid como del Real Madrid), pero otra importante cita para el club tendrá lugar este fin de semana. El Barça B se medirá ante el UCAM Murcia en las semifinales del ascenso a Segunda División. Ahí sí estará Óscar Mingueza, en una demostración por parte de la entidad blaugrana de la importancia de conseguir colocar al filial en la segunda categoría, pero no Ilaix Moriba, que parte con todas las papeletas para ser titular como sustituto del centrocampista neerlandés.

Foto: Ilaix Moriba celebra su primer tanto con el Fútbol Club Barcelona. (Reuters)

Koeman estableció su centro del campo intocable con Busquets, De Jong y Pedri. El primero era cuestionado como uno de los jugadores a dar un paso atrás en el Barça la pasada temporada, pero el mejor juego de los blaugranas ha llegado con él en el campo. El holandés ha sacado su mejor versión como legador de la mano de su compatriota, mientras que el español ha jugado hasta dar claros síntomas de cansancio en los últimos partidos. Ilaix es el cuarto centrocampista para Koeman, que incluso ha optado por dar más minutos (siempre los últimos instantes de los encuentros) a Riqui Puig antes que a Pjanic en las citas recientes.

El bosnio no ha alzado la voz públicamente para quejarse de su situación personal, pero sí dio un toque de atención a Koeman a finales de marzo, justo cuando dejó de contar en los planes de su entrenador. “Al técnico le pediría continuidad, dos o tres partidos para poder mostrar mi fútbol. Eso es lo que necesita cualquier futbolista. Pero yo voy a seguir trabajando cada entrenamiento para ganarme esa oportunidad. El míster está apostando mucho por los jóvenes de La Masía, eso es buenísimo para la entidad porque significa mantener un estilo y apostar por futbolistas que has formado, yo puedo aportar mi experiencia en partidos importantes”, afirmó en una entrevista con Mundo Deportivo.

Un fichaje de '60 millones' en la rampa de salida

Las cuentas del Barcelona establecieron el pasado verano que Pjanic costó 60 millones de euros. El centrocampista bosnio llegó a la ciudad condal a través de un trueque con la Juventus de Turín en el que Arthur Melo se marchó a Italia por 70 millones de euros. La magnitud de esta operación extrañó tanto por parte de La Vecchia Signora como por el Barça, cantidades que correspondieron únicamente a la necesidad del club blaugrana de cuadrar las cuentas de la temporada 2019/20. Maquillaje financiero por el que los culés recibirán 10 millones de euros en el intercambio, pero con aumento notable entre las fichas del bosnio y el brasileño (Arthur cobraba apenas tres millones netos al año, mientras que el sueldo de Pjanic se sitúa por encima de los siete).

Foto: Antoine Griezmann, abatido sobre el césped del Camp Nou. (Reuters)

La llegada de Joan Laporta a la presidencia del club ha insuflado optimismo en el ambiente blaugrana, pero se avecina un verano en el que será necesario desprenderse de fichas altas y sin aporte en el campo. Más aún si Leo Messi decide quedarse en el Camp Nou -con la correspondiente renovación a la baja- y el equipo aspira a reforzarse de cara a la próxima temporada. Pjanic, en vista de la escasa confianza de Koeman, es uno de los claros favoritos a abandonar la entidad.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Miralem Pjanic Ronald Koeman Sergio Busquets Joan Laporta FC Barcelona
El redactor recomienda